12.8.11

En contra de la total gratuidad de los libros de texto

Yo siempre he estado en contra de la gratuidad en los libros de texto para los alumnos. Llevo 25 años en APA, AMPAS y Consejos Escolares de colegios públicos y ceo tener motivos para afirmar lo que digo, incluso llevando la contraria por ello a compañeros políticos.
Todo lo que no sea progresivo me parece mal. Pero en el caso de la educación y los libros, me parece mal además que no se valore, que no sepa casi nadie lo que cuesta conseguirlo, tenerlo, poseerlo, valorarlo.
Siempre han existido mecanismos para facilitar los libros a las familias que tenían dificultades, incluso hace 30 años, cuando nadie se planteaba nada de esto a nivel público. Hoy la caridad no sirve, pero tenemos mecanismos básicos para la progresividad fiscal y social.

Hoy nos hemos enterado que en Logroño una familia con ingresos declarados de 238.000 euros al año ha solicitado una 'chiquibecas' de 100 € para el colegio de sus hijos, y se la tienen que conceder. Mientras en Logroño la biblioteca 'Rafael Azcona', se ha paralizado. Ilógico. Antisocial.
La educación hay que valorarla entre todos. Ponerla en valor. Y por ello todas las decisiones tienen su por qué, su “aquel”, su motivación actual y futura. Creer que la educación es “gratuita” es un gran error. La educación NO es gratuita lo que no quiere decir que no se pague nada directamente por ella. Y esto hay que dejarlo muy claro SIEMPRE. Ni es gratuita ni lo debe ser. Y a la vez, hay que mejorarla mucho, hay que dotarla de más presupuestos, hay que vigilar la escuela pública para que no se hunda, hay que trabajar más en ella desde la inteligencia política y sabiendo contra quien se juega su futuro.
La gran diferencia entre la educación concertada, privada y pública está principalmente en los padres. Esto es muy duro de explicar y más todavía de comprender. Muy complejo aquí, para no caer en errores de texto.
En un colegio concertado se les pide una cantidad para “incluso nada” y los padres la dan sin remisión. En la pública si los alumnos no tienen suficientes hojas en blanco la culpa parece ser del colegio. Nos preocupamos mucho como padres de los preescolares pero al llegar a Secundaria los padres no pertenecen a las AMPAS ni acuden a ninguna reunión. No existe relación en la mayoría de los casos. Periodos precisamente más importantes para el futuro como persona de los alumnos.
De todas formas, la progresividad fiscal es una asignatura pendiente en la nueva sociedad del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario