15.2.11

Las redes sociales y las campañas electorales

Las redes sociales utilizadas en las campañas electorales tienen su tiempo, incluso su sentido, pues inciden sobre un segmento de la población muy preparada. Con gran capacidad critica y que sabe elegir y separar el polvo de la paja.
Por eso tan importante como ESTAR es saber estar y otorgar algo más que publicidad institucional o política pura y dura. El ciudadano quiere tener información e incluso aunque menos, opinión. Pero no acepta la propaganda vacía ni los intentos de manipulación. Hay que valorar mucho al ciudadano, más de lo que hacemos, pues si no es así, tiende a rebotarse y lo que se consigue es lo contrario de lo que se pretende.
No sabría decir si es mejor estar en Facebook o en Twitter aunque yo prefiera esta última. Me parece más seria, con perdón, aunque menos amigable. Pero además hay que estar en páginas propias bien actualizadas, hay que tener blog de apoyo, disponer de una red de medios de comunicación que dan sentido a tus noticias y a tus actos, dar una imagen seria y limpia, interactuar con los vecinos de tu ciudad si es posible y no convertirte en un spammer más. Cosa esta última algo complicada de hacer en periodo electoral.
Pero sin estar en la red, en Internet, es imposible tener el éxito que te mereces, pues hoy ya, es un medio de comunicación principal. Y sobre todo muy barato y rápido. El precio de unas vallas es inmenso comparado con el de intentar tener una presencia importante en las redes, a pocos que tengas a personas que sepan desde la profesionalidad lo que tienen entre manos. Y muy posiblemente a la vez que complementario, cuando no es posible disponer de muchas economías para llenar tu ciudad de vallas, el único camino. Pero repito, este no es un juego de deseos, es una labor profesional que debe contar con un equipo de personas que sepan lo que pueden y no pueden hacer. Y eso que todavía es algo sin una regulación y por tanto, libre de ser tan grande y amplio como se quiera o se sepa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario