12.2.11

La palabra futuro sirve en el PP para dar ánimos sin decir nada

Escucho mucho al PP en precampaña hablar de futuro. De repetir en sus discursos la palabra futuro en múltiples entradas y posibilidades. Saben en el PP que futuro es una palabra correcta, bastante positiva y además no compromete a nada. Cierto es que todos queremos huir del presente pues es malo, deseamos escapar de esta crisis e intentar encontrar un futuro que
previsiblemente será mejor. Y por eso todo el que hable de futuro tiene gran parte del camino de asertividad social ganado.
Pero además de nombrar la palabra futuro decenas de veces hay que acompañarlo de ideas, de cambios, de retos que hay que modificar, de soluciones. Y aquí los veo más espesos. En realidad les ha pillado la crisis con el pie cambiado como a todos y no saben por donde salir, como a casi todos. Vamos que no tienen más solución que esperar y mientras tanto intentan conseguir el poder sabiendo que quien se ha quemado de veras es el PSOE.
Eso, o que les da reparos decir qué programa quieren poner en funcionamiento para que no se escalde la gente antes de encender el fuego, que también hay parte de estrategia en sus silencios. De entrada no se ven líderes nuevos o con ideas nuevas, con garra distinta a la ya conocida, con capacidad para insuflar ilusión. Y eso siendo que son el recambio natural y normal es duro de admitir. Pero es lo que hay.
Hoy escuchaba a Blanco dirigirse a todos sus candidatos reunidos en Sevilla. Me ha parecido mordaz pero falto de gracia, de carisma. Lo he visto excesivamente teatral y eso no tendría que gustar ya. Trataba de insuflar ilusión a sus propios candidatos para que no se sientan perdedores antes de salir a la batalla, y lo conseguía en parte, pero le faltaba esa picardía y ese golpe de calidad que sólo los líderes tienen. Me recordaba a Alfonso Guerra por el papel recibido en el mitin socialista. Pero era tanta la diferencia que me entraba la pena profunda enseguida. Así no se convence a la sociedad que sufre y no encuentra la salida del tunel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario