23.1.11

Tras Sevilla y Rajoy nos viene mayo y sus inevitables duelos fatales

Tras la Convención Nacional del Partido Popular en Sevilla, ha salido Mariano Rajoy fortalecido y con savia nueva para continuar el camino aburrido y soso de esperar que el féretro de tu enemigo pase por tu puerta. Nada nuevo que no sean imágenes de abrazos, palabras bonitas que no parecen liberales y aplausos comprados como en todo tipo de Convenciones políticas. Poca chicha.
Seguimos sin saber cómo van a resolver los problemas estas gentes del PP, no se les ve ni un poquito de esa escondida patita que incluso puede dar miedo. Por que algo es seguro, las medidas que alguien tendrá que tomar serán duras, costarán dineros a todos, supondrán un cambio profundo. Eso o la suerte nos inundará a todos y caerán del cielo manás milagrosos, que para los no creyentes es complicado de asumir.
Que no se den pistas de lo que se debe hacer, de lo que ellos van a hacer, es señal miedosa de que preocupa que se sepa, antes de que se haga. Más eso que el que les pisen las medidas el PSOE, pues los socialistas ya está haciendo todo lo feo que le entra en cartera. No se saben fuertes y saben que un fallo gordo en estos meses puede volver la tortilla. Aunque entre nosotros, la distancia parece tan grande y la sociedad de la calle tan cabreada, que mucho tendrían que hacer.
Mariano Rajoy ha logrado calmar a los díscolos de su partido con la lógica del triunfo. Cuando van a tener puestos para todos, nadie se mueve de la foto. Y lo que parece fácil es que tras mayo del 2011 la velocidad se disparará en las mentes calientes del PP pues verán los sillones más cerca y no sabrán esperar sin arañar la puerta. Nos quedan pocos meses para ver si la derrota de Zapatero es como parece, épica y tremebunda o si el PP no es capaz de recoger las mieles de los descontentos y barrer por toda España. Se la juegan los dos, uno perderá y el otro saldrá vencedor para muchos años. Cuidado con esta frase, es peligrosilla. “Para muchos años” excepto si gana Zapatero que le cederá el honor a algún amigo.
Por cierto, yo insisto en contra de todos. No veo a Rubalcaba de líder el PSOE. Es muy listo para jugársela a perder. Y sí, tengo mi propio tapado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario