23.12.10

¿Esta es la España que yo quería en 1975? ¿qué he hecho para evitarlo?

Me parto de dolor con las libertades civiles de esta España del siglo XXI. Me puedo casar con quien quiera, como quiera y romper el lío a mi gusto o al suyo. Pero no tengo trabajo, nunca como ahora ha sido tan fácil de que me embarguen mi vivienda, mis hijos no tiene futuro de emancipación, me quieren jubilar con 70 años tras 55 de trabajo, no me garantizan mi pensión, tengo horarios de mierda, trabajo
domingos y fiestas de no guardar y en mi barrio nadie quiere ir a votar por no perderse la siesta.
Puta madre, diría yo, si no me diera pena decirlo. ¿Esta es la democracia que yo creía posible en aquellos años 70? No, me he engañado yo mismo, yo no he hecho lo suficiente, me he dejado llevar por la manipulación inteligente de los políticos profesionales sin ideología, que quieren sobre todo apoltronarse. Y yo sólo sé quejarme, nada más que quejarme en la barra del bar o a lo sumo en el silencio del hogar.
Ahora la izquierda desencantada pero todavía posible, dice que hay que cambiar incluso los cimientos, la propia sustancia de la democracia, los fundamentos de esta sociedad de mierda que nos hemos dado en llamar “Primer Mundo”, tal vez para no sentir dolor cuando pensamos en lo poco que hemos hecho por los otros mundos. ¿Dónde queda la situación de partida?, ¿dónde esa calidad de vida que nos hizo creer que éramos ya la repera de país maravilloso?, ¿maravilloso para quien y a costa de quien?

No hay comentarios:

Publicar un comentario