13.12.10

Con la crisis nace un nuevo concepto de relaciones laborales

Nos toca ahora a nosotros superar esta crisis económica que nos ha lanzado con brutalidad al desempleo incluso social. Así de sencillo y así de complicado a la vez tiene que ser superar entre todos la actual situación, pues nos da la libertad laboral a todos nosotros, nos entrega incluso la posibilidad de ser mejores, de ser más, de no depender de nadie para edificar la vida laboral.
Ya no es necesario tener jefe en el trabajo, pues el trabajo ya no es para toda la vida, ni incluso para todo el año. Ahora dependemos de nosotros mismos, de nuestra inteligencia y talento, de nuestras fuerzas y ganas de ser mejor, de lograr metas mayores. Dependemos de nosotros…
mismos, cada vez más. Y eso es algo positivo.
Nos tenemos que olvidar de tener un trabajo en una empresa bien que nos dure toda la vida, ahora se trata de reinventar la relación laboral, de crear nosotros nuestro propio puesto de trabajo, de crear nuestra propia empresa: pequeña, muy pequeña, grande. Vamos a ser nosotros nuestro propio jefe. Aunque trabajemos durante algunos periodos en empresas de otras personas. Se trata de tener talento, de crecer constantemente en formación, de tener ideas y ponerlas en práctica, de creer en nosotros mismos, de construir nuestro propio puesto de trabajo. No habrá otra posibilidad mejor para tener un buen puesto de trabajo.
Se acabó en gran medida la relación estable con la empresa de otro y empieza la libertad de tener la propia empresa que se llamará “vida laboral” y que iremos edificando desde la actividad propia o la de alquilarnos dentro de otras organizaciones. Tendremos clientes que pueden ser otras empresas, que podemos ser nosotros mismos, que igual son otras personas que nos rodean. Tenemos que aprender gestión de empresas, de nuestra propia empresa, de nuestra vida laboral. Buscar clientes, vender, comprar, negociar, marcar metas, formarnos constantemente, estar abiertos a cambiar rápidamente de actividad, de conocer las leyes laborales y comerciales de cada momento.
Nada nos obliga ya a estar en otras empresas durante años, ahora tenemos que ver las relaciones laborales desde otra óptica mucho más libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario