4.12.10

Ante el caos de los controladores aéreos, ante una España que dormita, soluciones ¡ya!

La situación de caos y desgobierno es casi absoluta, y la necesidad de tomar medidas drásticas real, tanto que ya se están tomando en un país en donde todo parecía ir funcionar según el tiempo iba avanzando. Pero las consecuencias de estas decisiones, de la huelga de controladores aéreos, será inevitablemente de largo recorrido y de trascendencia importante.
El coste de este huelga para España es incalculable. A los costes reales de estos 6 días de caos en un Puente que suponen ingresos para nuestra mayor máquina de hacer ingresos que es el turismo —sea interno o externo— le siguen sin poder calcular los costes de una pérdida total…
de credibilidad, de una pérdida de imagen de país europeo y serio que sabe gestionar con anticipación sus dramas y errores internos.
Sé que usted no lo ha notado —todavía—, que yo no lo he notado, pero el coste será brutal y contra los grandes males, pocas cosas se puede hacer que no sean grandes remedios. Grandes que no siempre son los mejores, pero hay que aparentar que se tiene resolución, agallas, capacidad para gobernar. Y con los nervios sobre las agallas es complicado saber tomar decisiones excelentes.
Vamos a sumar.
Huelga de controladores aéreos.
Desempleo desbocado sin solución en el corto plazo.
Nuestro vecino Marruecos —como siempre que cogemos gripe— se sube a las barbas de Ceuta y Melilla.
Mercados financieros que atacan al euro a través de España y de su deuda para provocar el rescate de Europa y la desaparición del euro.
Déficit público muy alto y con meses complicados por la refinanciación.
Deuda familiar y con los bancos totalmente insostenible en una situación de crisis que se alarga con desempleo imparable.
Familias políticas incapaces de resolver los problemas y lo que es peor, sin recambios ilusionantes ante la sociedad.
Todavía se podrían añadir algunos flecos más a la actual situación de incierto final, que me parecen “pecata minuta” para el momento que vivimos. ¿Qué podemos hacer todos nosotros?, de momento mantener la calma. ¿Qué debe hacer Zapatero?, de momento salir a explicar la situación.
No sé donde está Zapatero, me imagino que currando a tope, pero no es soportable que se hable de imponer la situación de “Estado de Alerta” y no salga en la televisión pública a dar un mensaje de explicación y posicionamiento. ¿Para qué nos creemos que sirve la televisión pública pues? A los españoles se les debe, se nos debe, una aparición pública ya, institucional además, con medidas explicadas y convincentes. ¿Cómo es posible que no se utilice la televisión pública para tener relación con la sociedad a la que se gobierna y a la que se le debe información y cierta capacidad de empatía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario