16.11.10

Las elecciones en Cataluña, Rajoy y el futuro del socialismo

En las cercanas elecciones catalanas el PP decidirá. Nos guste, les guste a unos o a otros, decidan lo que decidan los catalanes. Será así de sencillo y de complicado, pero será.
La suma de votos y escaños de CIU será muy similar a la de los partidos que compongan en tripartito, con unas variables insuficientes para dar mayoría absoluta. Quedarán la docena o algo más de diputados del PP y algunos suelto que de entrada no serán importantes. Luego lo que diga el PP de Rajoy irá a misa. Y creo que Don Mariano ya sabe lo qué dirá. Prefiere tener en su olvidada Cataluña a CIU que a un PSOE al que hay que darle caña a costa de todo. Además y quien sabe, de esta forma se garantiza algunos apoyos más para las próximas generales. Una jugada sencilla y lógica.
Así que Montilla ya puede ir haciendo las maletas y Zapatero remojando sus barbas. Viene el futuro y con él, la derecha. Simplemente porque la izquierda ha sido incapaz de trabajar bien o de mantenerse unida o simplemente de ser de izquierdas. Que de todo hay.
La llegada de la derecha a España supondrá la entrada en los cuarteles de invierno o de primavera, ya veremos cuando, de un grupo aprendido que sabe que el poder se pierde por no tener las cosas bien atadas. O incluso aun así. Y aprendido como llega, pondrá todos los mecanismos feos o bonitos, ya veremos, para que no le suceda otra vez lo del 2004. Esos tragos se recuerdan como amargos y no estarán por la labor. Sí que tendremos derecha para años, por culpa de una crisis adusta y de un Zapatero incapaz de resolver. Y claro, de un PSOE que no ha mandado nada en su propio Gobierno. Ahora el Gobierno desaparecerá, pero el PSOE tendrá que recoger sus miserias e intentar edificar algo. Lo va a tener muy crudo. La izquierda política también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario