22.11.10

El contagio de Irlanda y los consejos de Cantoná

Se acabó el milagro irlandés de forma abrupta por la lógica de los acontecimientos inevitables. Todos en Irlanda están endeudados hasta no poder pagar. ¿Les suena a algo este problema?
Cuando el problema es de muchos, cuando el problema no es el de los ciudadanos que deben, sino el de los bancos a los que les deben, el asunto es muy complicado. Hay que entrar a saco…
a rescatar el sistema bancario, simplemente por que queremos, quieren, que el sistema no se caiga, no desaparezca.
Cantoná, el exjugador de fútbol, solicita a la población una vuelta de tuerca que volcaría todo el sistema capitalista, incluso diría, que todo el mundo occidental. Es una decisión sencilla, fácil, pero aterradora para el sistema. Solicita que cada ciudadano vaya al banco y retire sus activos, sus ahorros, sean pocos o muchos. Vamos, la puntilla al sistema de ser posible.
La realidad es que habría dineros para muy pocos, para los primeros; pero no lo digan, no vaya a cundir el miedo. El problema real de la crisis es el sistema bancario. Nos guste o no. Que tu y yo lo estamos pasando mal o muy mal se la trae al “páiro” al sistema. Que seamos un millón preocupa pero se soporta. Que cojan gripe los bancos pone en alerta a todos los hospitales del mundo mundial. Si no la curan antes de que dé fiebre habrá que cerrar el chiringuito y ponernos a llorar.
Irlanda es grave, más que Grecia, pero lo más serio es que nadie asegura que tras Irlanda no venga otro país y otro. Y no hay solución para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario