20.10.10

Zapatero nombra una terna de (tres) posibles sucesores

Zapatero va aprendiendo desde sus errores y una vez que se ha asegurado hasta el final de la legislatura los Presupuestos y con ellos su continuidad, ha decidido remodelar el Gobierno de forma contundente y amplia, mandando mensajes en clave de recambio.
Pone a dos hombres sobradamente conocidos y a un tapado, como posibles sustitutos de su abandono de la política. Mucho respeto hacia Rubalcaba, hacia Jáuregui y hacia Marcelino Iglesias, pues representan el futuro del PSOE, sea este pequeño o grande, que ya lo iremos viendo con los meses.
La remodelación es seria, indica que le sigue importando la izquierda del PSOE y le hace un guiño claro en forma de nombramientos como los de Rosa Aguilar y el de Valeriano Gómez. Se acabó la época de los juegos de palabras, de los signos de modernidad sobre papel pero nada más, de los izquierdismos de libreta pero no sociales. La gente de la calle quiere resolver sus problemas, o mejor dicho, prefiere no tenerlos. Y le importa un pito los gestos, las maneras, las apertura de moda. Y parece que Zapatero ha aprendido a que la calle pide otra cosa que gestos tan modernos que no se entienden cuando hay problemas serios.
Nos esperan unos meses muy interesantes, veremos a un PP descolocado pues no tiene cintura para contrarrestar las jugadas de enroque, y un cambio sincero de formas de fondo, buscando revertir las encuestas. Si además de eso, se empieza a explicar con claridad y en calve pedagógica seria la situación en la que estamos y se admiten errores y se exploran intenciones más sociales y menos de mercado de laboratorio, iremos caminando con lentitud hacia la recuperación. Por que no se nos olvide que gran parte de la economía son sensaciones, son motivaciones y creencias en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario