7.10.10

Zapatero en Telecinco no dió titulares. Otra ocasión perdida

Ayer escuché a Zapatero en su intervención de Telecinco. Mal si no hay titulares, así de simple es el resultado. Con la que está cayendo no se puede desaprovechar una intervención en un medio importante para no ser capaz de decir nada nuevo, nada que sorprenda a la sociedad. Claro, que casi mejor así, pues en los últimos meses cada titular que daba Zapatero era para joder.
No trasmitió ilusión, posibilidades de futuro. No motiva ni da muestras de que el final está cercano. Y en parte tiene razón, pero la obligación del líder es la de intentar motivar a los soldados de a pie, aunque sea a costa de pequeñas mentiras que parezcan grandes verdades. Esto es una contradicción con el pensamiento de las izquierdas, lo sé, pero es lo que hay pues la sociedad está deseosa de ver algo de luz. A un parado de esos cuatro millones no se le puede decir sin que se le crujen las carnes, que hasta el 2013 no se empezará a ver la luz del túnel. Sabemos que es verdad, pera a veces hay que disimular o dar alternativas. Explicar que los funcionarios no compensarán la pérdida de su salario hasta dentro de 3 ó 4 años, cuando lo que se dice es que para 2011 se congelará —es decir se volverá a perder el IPC— y que en 2012 ya veremos, es tanto como decir que se tardará como poco 6 años en nivelar lo perdido y eso, si todo va bien.
Efectivamente la situación es de guerra económica. Tal vez hubiera sido más didáctico explicarlo así. Tal vez la sociedad espera una explicación clara y veraz, no una lista de futuribles puntos negros. No creo que se trate de explicar lo negro que va a ser el futuro sino de aclarar por qué estamos así, y qué hay que hacer para mejorar la situación. Que no nos quepa duda que de esta o salimos por nosotros mismos, entre todos y apretando los dientes, o no saldremos. Europa no nos va a ayudar excepto en un caso fatal y a costa de lo que no se puede ni explicar y debemos ser todos los que empujemos en la misma dirección, pero con las ideas claras y liderados por alguien. Ahora nos faltan las ideas claras, el “jefe del grupo” y la “meta” hasta donde queremos llegar. Porque no, ya no se trata de querer llegar a vivir mejor y ganar más dinero. Se trata de salvar los enseres y edificar una nueva sociedad, con menos. La viñeta de hoy de El Roto es perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario