23.10.10

Marcelino Iglesias se va de Aragón hacer los "madriles"

Marcelino Iglesias ya es número tres del PSOE estatal, lo cual es de felicitar para un Aragón con tanta falta de gente que funcione a nivel máximo. Pero una vez que Marcelino ya ha dejado Aragón nos deben surgir las preguntas lógicas. ¿Qué puede hacer Marcelino por España? ¿y por Aragón?
Sin ser egoístas, lo lógico es que por Aragón no haga nada pues es una constante en todos los cargos que nacidos en esta tierra dura se han ido a hacer los “madriles” olvidándose enseguida de donde bebieron la leche.
Pero por España si que apunta maneras pues es un político del consenso, de la negociación, de saber gobernar con el apoyo de los diferentes, de saber apoyarse en las derechas posibles y lógicas para hacer funcionar el tren del posibilismo. La política es una carrera de largo fondo, de hacer posible lo necesario y de intentar hacer funcionar lo complejo, y de eso Iglesias sabe. Le falta tal vez dominar el arte de entenderse con la izquierda dialogante pero todo se andará aunque Alfonso Guerra no le enseñe esa parte del catecismo. Pero dominar un PSOE aragonés tan complicado enseña a casi todo, lo aseguro.
Marcelino Iglesias no es blando aunque lo parezca y eso es una virtud pues engaña a sus contrincantes y alecciona con quien dialoga a creerse que le va a poder convencer de algo. Y no. Iglesias es de ideas fijas y mantenidas, pesado hasta la impertinencia, calando como lluvia fina. Un aragonés de cepa vieja que sabe que la insistencia y el tiempo son las herramientas, y que por mucho que le insistan, si es de estar que no, será no. Un duro dialogante disfrazado de bellísima persona. Un hueso duro de roer.
Es lo que tiene Aragón, que los mejores en cuanto se van, tienden a odiar a su tierra, más que nada por que la ven como el desierto de donde les costó tanto salir. Y se convierten en los peores. Aunque a veces si se van no es por ser los mejores sino porque quieren ser los peores y aquí no les dejamos. No te equivoques Marcelino y recuerda que esa España compleja es imposible sin un Aragón potente y fuerte; y que aquí, incluso todos los que queremos seguir siendo aragoneses, somos buena gente, aunque no lo parezcamos a ojos de los que se van a hacer sus “madriles”. Y digo todos por que quiero decir todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario