20.10.10

El futuro del PSOE se ha empezado a escribir hoy

Se habla del ascenso de Alfredo Pérez Rubalcaba como el hombre delfín de Zapatero, pero con sinceridad creo que hay otros dos hombres tapados en esta remodelación, a los que hay que seguir con detenimiento. Ramón Jáuregui y Marcelino Iglesias. Hay que conocer cómo funcionan los partidos que internamente son democráticos para valorar el alcance de estos cambios y de mi opinión.
En el PSOE quien elija al próximo candidato electoral será el propio partido, nombrándolo lo que se considere oportuno con anterioridad. Y en estos momentos hay tres posibilidades que han ascendido hasta ponerse en el candelero de la opinión pública. Ahora seré l momento de que sean valorados por los medios, por la gente, por los propios socialistas. Y dependerán de sus errores y de sus formas, de la suerte y del respeto que sepan edificar sobre su figura. Nada hay cerrado sobre este tema, incluso ni el momento en que se producirá este cambio de cabeza de cartel, pues depende de la decisión de Zapatero, que parece haber aprendido a manejar los tiempos. Si las encuestas le dan aire, podría diseñar el cambio para antes de las próximas elecciones; pero si es seguro perdedor aguantará el desastre quemándose a lo bonzo para dimitir después.
Ramón Jáuregui es un gran comunicador, hombre de partido desde tiempos eternos ha permanecido como un hombre limpio y serio, capaz y muy dialogante, que representa a un PSOE de crianza, de bodega, con un poso añorado en un gran grupo de electores socialistas.
Marcelino Iglesias representa ese PSOE tranquilo, de otro cuño, con capacidad de trabajo y de acción política, novedoso en sus formas pero popular, capaz de formar a su alrededor equipos de trabajo capaces. Es la derecha del PSOE actual, quien puede atraer a esos segmentos socialdemócratas pero populistas que pueden restar al PP su capacidad electoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario