30.7.10

El PSOE ha abaratado el despido. ¿Eso es socialismo?

Tras aprobar el PSOE —si, socialista dice él mismo que es— el despido libre y camino de lograr el sueldo libre, ya solo queda ponerse a temblar o a llorar, según nos convenga. Nadie lo diría, no figuraba en su programa, no es necesario, no sirve para crear puestos de trabajo, beneficia a los que crearon la actual crisis y además se ha aprobado con el voto único de un PSOE que nadie que lo ha votado alguna vez entiende.
La crisis es grave, muy seria, sistémica. Pero las soluciones son las mismas del siglo XIX. No se observan ideas nuevas, agallas, planteamientos ideológicos con arreglo a lo que se es. Se vuelve a soluciones caducas. Más despidos para contentar a los empresarios que en teoría son los que crean riqueza. Estrangulamiento a la clase media que es quien mejor soporta la crisis de momento. Abandono de la clase trabajadora que es quien paga impuestos según lo que trabaja y no tiene fuerza ni sabe estar unida. Nada nuevo, ideas viejas de aprendices de políticos, líderes sociales desaparecidos que son incapaces incluso, de explicar lo que intentan.
Lo curioso es que en estos momentos, con tanto desempleo, lo que menos se necesita es abaratar el despido. Simplemente por la lógica de que ya todos los que deberían ser despedidos, lo han sido. Las empresas que no pueden más, las que tienen una situación crítica, ya han cerrado o han despedido. Por eso hay casi cinco millones de parados. Estas nuevas leyes laborales servirán para despedir dentro de unos años, luego ¿a quien benefician?. Al desempleo no. A la productividad tampoco.
Si una empresa prevé pérdidas futuras, podrá despedir con 20 días por año. Seamos serios. Es más inteligente poner el despido en todos los casos en 20 días por año y no andarse con tontadas. Con dos bemoles, si se tienen. Ahora ya sabemos que el despido en España —de momento— es de 20 días por año trabajado. Y que cada trabajador lo tenga claro en sus decisiones.

27.7.10

No a la tortura animal que se convierte en un gran negocio. No a las corridas de toros como están ahora en España.

Mañana miércoles en el Parlament de Cataluña se decide si se prohíben las corridas de toros en Cataluña o si se dejan tal y como hasta ahora. Complicada decisión a la que tanto el PSOE como CIU han dado libertad de voto a sus diputados y con un resultado incierto.
Estamos en pleno siglo XXI y no es de recibo seguir maltratando a animales en público, como un espectáculo de pago, por mucho que tres este acto se encierre sin duda un particular arte. Todo es revisable en la historia de los pueblos, y sus manifestaciones festivas más que muchas otras órdenes de representación social.
No se trata de huir del nacionalismo español exacerbado, de la marca turística, del negocio que existe tras las corridas de todos, del que casi todos nos beneficiamos algo. Se trata de poner orden y abrir el debate.
Es posible que este ejemplo no sea seguido por el resto de territorios, pero tal vez es el momento de plantearnos si no se deberían modificar ciertas normas para convertir las corridas de toros en un espectáculo asumible por las culturas del siglo XXI. Cerrarse a los cambios lleva a la desaparición. Hoy no es asumible que hombres se enfrenten a muerte en un circo romano o en unas lanzas de la Edad Media. Respetamos más a los animales, al medio ambiente, odiamos todo tipo de tortura, luego hay que medir también las representaciones públicas que resulten violentas, aunque sean un gran negocio. Tal vez sea este el único problema que nos falta por resolver en el asunto de las corridas de todos. Su rentabilidad turística.
No es de recibo que aplaudamos mientras se tortura a un animal, después de pagar una entrada para ver como se le sacrifica en 20 minutos de tensa y desigual batalla. El camino está abierto al cambio y mañana será el día de ratificarlo.

26.7.10

Consejos de cómo pedirles protección y ayuda a los santos y vírgenes, para tener éxito

El Rey Juan Carlos I le ha pedido al Santo Apóstol Santiago por la situación económica de España, por la claridad de mente para los políticos. Que también son ganas de joder.
Si uno cree de verdad que el Apóstol Santiago es capaz de resolver los problemas de España, que ya es creer, se debería preguntar por qué no lo ha hecho antes, cuales son los motivos por los que el Rey de todos los españoles, o casi, ha tenido que esperar al 25 de julio para pedirle al Santo. Mucho esperar me parece.
Yo no me imagino al Santo Santiago intentando resolver los problemas de esta santa España contra los tiburones de laboratorio económicos escondidos en los despachos de diseño. Sería una batalla descompensada a favor de los sin escrúpulos.
A los apóstoles y santos, a las vírgenes, hay que pedirles cosas sencillas, asuntos domésticos, arreglos para la salud o para buscar novios y novias. Si les intentamos meter en asuntos complicados, siendo que son gentes del siglo I cuanto más, los podemos volver locos. Para estos asuntos de la economía usurera nada como Dios directamente, y a ser posible, solicitándole no tanto que resuelva los problemas en general, sino que convierta en arenques ahumados a todos los jetas que juegan con los dineros de los demás. Hay que plantear los problemas y además dar la solución posible. Así es más fácil que nos hagan caso los “resolvedores” de problemas.

Ser pasivo está de moda. Nos han convencido para no ser nada.

Fin de semana casi sin fútbol, con un Contador que gana el Tour, un Lorenzo más líder todavía, un Alonso que gana en Alemania y un Guti que abandona el Real Madrid.
Son los titulares de la prensa de hoy lunes. Deporte y más deporte. Es como si no existiera nada más. Pero deporte del de ver, deporte espectáculo, no es deporte del que sirve para mejorar la salud, para sentirnos mejores, para disfrutar participando.
Es posible que en esta España de hoy existan noticias diferentes a estas, pero parecen no interesar. Nos han convertido con nuestra aprobación en seres pasivos, visionadores de lo que hacen los otros, en personas sentadas en espera de que suceda algo. Así la tragedia de Alemania la observamos con atención y los medios nos explican todas las demás tragedias de la historia para convencernos de lo bien que estamos en casa sin movernos. Grises, pasivos, consumidores necesarios, objetos manipulables en espera de que una nueva historia nos entretenga. Da igual si es el embarazo de una famosa, los cuernos del esposo camarero de una colaboradora o la bronca de una cantante pasada de moda. El caso es sentirnos partícipes de la vida de los demás como simples espectadores a los que se nos da todo hecho.
Es impresionante que un ciclista gane, pero nada es comparable a salir en bicicleta de casa a dar un paseo por el parque de tu barrio. Es maravilloso que España gane al fútbol, pero más lo es jugar un partidillo con tus hijos o tus nietos, reírte y soñar con ellos, dejarte meter goles o terminar derrotado de cansancio. O nos rebelamos contra la pasividad o terminaremos en seres sin piernas para movernos, de hecho ya somos una sociedad que en conjunto ya piensa menos que hace unas décadas.

24.7.10

La manipulación económica. Nos quieren seguir engañando con el precio de la vivienda

Ya estamos oyendo los ecos de los que auguran el aumento de los precios en la vivienda para 2011 y la situación no podría ser más peligrosa.

La situación en la que estamos es de estancamiento total. Ya no existen los cuantiosos proyectos de urbanizaciones monstruosas, ni la (a veces) esperpéntica imagen de las cientos de grúas en el horizonte urbano. El problema es real y así se propaga tanto por el plano económico como en el empleo. El sector de la construcción se mantiene estancado en un decrecimiento continuado del 10%, y sabemos que hasta que no se recupere, la economía no tendrá un verdadero atisbo de mejora. Ese es el presente.

En cualquier mercado hay dos cosas claves, el precio y la cantidad. A veces creemos que es más “real” la parte más vistosa, la cantidad, y el precio lo dejamos en manos de los mercados financieros como si de una entidad virtual se tratase. El precio no es más que el número que informa de cuantas horas de trabajo son necesarias para comprar el bien. No es más que un cociente.

Cuando el sector de la construcción mejore, significará que existe una demanda cada vez mayor de viviendas, y eso impulsará el precio hacía arriba, (o no bajará tanto y se estancará). Por ello, podemos pensar que cuando la situación se recupere, el precio subirá. Pero no al revés. Que suba el precio no significa que la cosa esté mejor, si está subida sigue siendo por las fuerzas de un mercado especulativo que sigue potenciando una burbuja que no nos deja ver el plano real de la economía.

Que ahora digan que el precio en 2011 va a subir alicienta a los mercados especulativos a subir el precio. Puesto que los vendedores se verán más respaldados a la hora de decidir un precio al alza y los demandantes son más proclives a comprar.
¿Problema? Pues el de siempre. Los pisos no han bajado lo que tenían que bajar, el problema real sigue existiendo. La gente no puede comprarse una vivienda sin hipotecarse de por vida, el endeudamiento seguirá martirizándonos, y los de siempre seguirán ganando millonadas (que es lo que quieren, claro).
¿Problema? Pues que sin el ajuste apropiado, el sector de la construcción se verá abocado a un estancamiento más duradero. Dejando a la economía en peor lugar durante mucho más tiempo.

El objetivo está claro. Se intenta que todo vuelva a la normalidad, a antes de la crisis, años 2005/2006. La economía funcionaba sin problemas (aparentes) y se preguntan, ¿Por qué no podemos volver atrás? Sin darse cuenta de que la normalidad radica en muchos más años atrás, donde comprarse un piso era un trabajo arduo, pero no una pena capital.

Lo que hay que hacer es dejar al mercado que se ajuste, y hacer entender a los vendedores que el chollo se acabó hace tiempo, y que el precio tiene que bajar en cifras de dos dígitos.
Que esto seguirá maltratando la situación financiera de muchos, pero nadie dijo que intentar vender pesetas por duros pudiera ser rentable.
Que para que un avión despegue primero tiene que aterrizar, y el día en que el sector de la vivienda se encuentre de verdad en su fondo económico, podrá volver a subir. Hasta entonces todo lo que se haga será marear la perdiz, perjudicar al conjunto por un deseo que no puede hacerse realidad, engañar a toda una sociedad para su propio beneficio.

23.7.10

Aragón necesita despertar para que Madrid sepa que existimos

El trato de Fomento hacia Aragón en los últimos años es inadmisible. El último acto de este teatro dramático se dio ayer con los recortes del 12% de las obras totales que se suprimen en España, cuando Aragón representa el 5% de todas las cuentas públicas.
Pero si malo es que desde Madrid se nos vuelva a ningunear, peor lo es que nuestro Presidente Marcelino Iglesias no haga ni diga nada a Madrid con la rasmia que se necesita en estos momentos. Ni una simple reunión de urgencia del Gobierno de Aragón para buscar ideas que aminoren esta barbaridad. NI una salida institucional para explicar lo que piensa de estos tratos de Madrid. Ni una explicación pedagógica para hacernos entender que no nos tiene manía sino que simplemente somos buena gente y no gritamos.
El Gobierno de Aragón está acabado desde hace más de un año, sin brisa que le mueva, sin líderes capaces, sin políticos con futuro. Ni Rudi del PP dio la cara aunque fuera para criticar al PSOE. Aragón va mal y casi siempre es por culpa de aragoneses que sueñan con Madrid, que se creen flores de temporada en un territorio al que no aprecian y del que quieren emigrar. Jugar con Aragón sale rentable, pero las historias son lentas y se escriben despacio. Somos un territorio que necesita despertar y llevamos así tres décadas. Pero si quisiera despertaría; la gran ventaja es que depende de sí mismo y de sus aragoneses, cada vez menos concienciados de que nos toman el pelo, eso es cierto, pero que a fuerza de vapulear es posible que algún día despierten. O se vayan.

La independencia de Kosovo fue legal

La sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya es clara y contundente, "no hay norma en el derecho internacional" que no permita las declaraciones de independencia de Kosovo.
Cuando el 17 de febrero de 2008 Kosovo se independizó de Serbia, su Parlamento actuó legalmente. "La asamblea de Kosovo tenía poder para tomar decisiones que afectaran a su orden legal", ha añadido el juez presidente, Hisashi Owada, máxima instancia judicial de la ONU, quien ha apuntado que la declaración tampoco contravino la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Hasta 69 países miembros de las Naciones Unidas han reconocido hasta día de hoy a Kosovo -entre ellos Estados Unidos, Japón y 22 miembros de la Unión Europea (UE)- pero siguen sin hacerlo otros países como España, Rusia, China, Brasil o la India.
Pristina, capital de Kosovo, proclamó la independencia de la provincia serbia el 17 de febrero de 2008, pese a la rotunda oposición de Serbia y tras varias rondas de negociaciones infructuosas.
Se abre un camino poco y mal explorado hasta ahora en la política internacional, en donde territorios utilizar las leyes para independizarse. La gran duda es preguntarnos qué harán a partir de ahora los estados centralistas cuando se produzcan las independencias, sabiendo que estarán bendecidas legalmente por las leyes internacionales. Y conociendo la historia, la respuesta que me doy no me gusta nada. Pero sin duda se abre una vía lógica para la autodeterminación internacional de los pueblos, con arreglo a la legalidad internacional, que esperemos no sea cambiada tras la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

22.7.10

Las malas practicas de una economía keynesiana.

Muchos de los que critican el argumento keynesiano a favor del gasto público lo hacen porque, según un esquema simplista del comportamiento de la economía, daría igual gastar dinero en construir guarderías públicas, viviendas, un centro de investigación celular o simplemente tener un montón de gente cavando un hoyo para luego taparlo.

Todo se basa en que se usa el dinero para mantener gente trabajando, es decir, se hace fluir el dinero de forma forzada, como cuando se empieza un montón de obras públicas para tener ocupados a un montón de obreros, obreros que al día siguiente irán a comprar y harán fluir su dinero.
Claro que hay una diferencia clara, como la hay en cualquier tipo de esfuerzo dinerario inicial o de corto plazo, y es que hay casos en los que lo que se construye reporta después un beneficio capaz de pagar (o devolver) el dinero inicialmente empleado, y hay casos en los que no, quedando un agujero bastante abultado.
Esto hay que tenerlo claro.

Las políticas de izquierdas se basan en la ayuda del estado al más perjudicado, y por tanto las políticas keynesianas son útiles. Se emplea dinero en potenciar aquellos sectores que, de no ser por la ayuda, caerían aun más, como puede ser el sector de la construcción o, más directamente el empleo.

El problema radica en que hemos basado todas nuestras ayudas en obras públicas, en el sector de la construcción (publica). La productividad es tan baja en el largo plazo que en realidad es casi como cavar un hoyo y volverlo a rellenar. En el proceso todo queda más bonito y se sustentan unos cuantos miles de empleo, pero claro, cuando uno va a hacer cuentas debe ser consciente de esto, porque sino podemos perder más dinero en el camino del que querríamos.

En este caso, el gobierno ha tenido que echarse atrás en numerosas obras públicas, como si de números o simples palabras se tratase. Proyectos de quita y pon. Y no importa las disculpas que se quieran dar, o el intento de comprender que hay que dar la vuelta a la tortilla porque no es eso lo que se discute, sino el hecho de no haber hecho un replanteamiento más sincero y organizado en un principio.

Por que las políticas keynesianas de manual son eso, políticas escritas en un manual. Son los economistas (y por ende los políticos) los que tienen que gestionar con mayor o menor acierto las posibilidades. En vez de eso lo primero que se hizo fue dar un montón de dinero a los bancos y un montón de dinero a los ayuntamientos. Comenzar un montón de obras públicas que ahora se paran, que costará relanzar.

La mala imagen que se da es clara. Si las obras eran importantes, ¿Por qué se paran? Si no lo eran, ¿Por qué se hacían?
Pues la única manera de hacer algo rentable es que de sus frutos, y sino cualquier cosa positiva que hayamos conseguido hasta ahora con estas obras se pierde con la necesidad de hacer ajustes monumentales. No se puede querer cambiar la estructura productiva, de la construcción al I+D, si tu mismo promueves la construcción sin mesura y bloqueas el I+D. Porque el gasto necesario es el mismo. Los empleos que se consiguen también son tangibles, y la productividad es mayor. ¿Cuál es el problema entonces? La política es política es política. Nadie quiere hacer en el corto plazo un proceso que se “vea” en el futuro. Los políticos necesitan vender. Y lo que más vende, donde más parece que se hace algo, es con las aceras levantadas y un cartel que ponga “Gobierno de España”.

Por eso la necesidad de una cierta autonomía en las comunidades autónomas es vital para el buen funcionamiento del sistema. Una cierto grado de independencia que potencia las ayudas necesarias para cada región y para cada necesidad, que miren verdaderamente por los problemas y soluciones que existen en las manos de los que sufren y deben mejorar.

Aragón es el papel del water de España. ¡¡Despierta!!

Que Aragón es un desierto para Madrid no es noticia nueva. Que los aragoneses somos pocos, desunidos y algo bobos a la hora de elegir representantes políticos, tampoco.
Que desde Madrid se reconozca que Aragón es la gran perjudicada en los recortes de Obras Públicas, donde por cierto hay un aragonés de segundo en OP, es un síntoma. Que los aragoneses vamos a aguantar sin mover la ceja, es una verdad que ya la han contemplado antes de decidir, y si no que se lo pregunten a los cántabros.
En Aragón hay partidos políticos que son aragonesistas. Uno de derechas y otro de izquierdas. Pero curiosamente ni los medios de comunicación aragoneses saben defender la necesidad de que en Madrid haya representación aragonesista. Somos bien mandados, bien ordenados y además tenemos fama de quejicas. Vamos, una gloria para Madrid, que sabe que en el desierto, nada se mueve.
Dentro de un año volveremos a elegir a un alcalde del PSOE o del PP, a un Presidente de Aragón del PSOE o del PP, y los dos partidos aragonesistas seguirán siendo un pequeño fantasma que además son brutalmente criticados por todos los aragoneses que se creen en posesión de voz y razón.
Yo personalmente y si fuera joven, solicitaría la dimisión de los aragoneses como ciudadanos para integrarnos o en Cataluña o en Soria, según distancias. Pero dada mi edad, simplemente solicito la independencia de Aragón pues es muy mal entendida y peor tratada desde Madrid. O somos capaces los aragoneses de decidir que así no somos nada de nada y que hay que tomar decisiones, o mal acabaremos.
Otra solución es la emigración, pero eso ya lo están haciendo los mejores. Quedamos los más tontos o los que amamos a la tierra, no sabemos bien para qué.

Los hábitos saludables en la economía.

España es uno de los países con mayor consumo de cocaína, lo cual acarrea unos cuantos problemas que, de momento, no estoy viendo que nadie trate de solucionar en serio.
Estaba leyendo un libro en el que se daban datos bastante interesantes sobre la repercusión del alcoholismo en la economía rusa. En primer lugar, el efecto del alcohol afectaba a un 10% de la productividad, causaba miles de muertos e ingentes gastos en sanidad. Cuando intentaron solucionar el problema, basándose en la prohibición el efecto fue aun peor, ya que comenzaron a beber otras bebidas más fuertes, se incremento la presencia del mercado negro, el estado percibió muchos menos impuestos y el gasto fue mayor.

La primera regla que tenemos que entender es que NO se puede prohibir el consumo de nada. No se puede arrancar un árbol podando las ramas. Si la gente quiere consumir va a hacerlo. La sociedad tiene sus mecanismo para que alguien que dispone de un bien se lo ofrezca a quien lo quiere. La diferencia es que si lo hacemos ilegal, el bien se volverá más caro, más peligroso y menos seguro.
Si queremos erradicar un problema tenemos que ir a la base. Ya sea en las mafias de la prostitución, el tráfico de drogas etc, tenemos que ir a la base, a por las mafias. Prohibir acrecienta las mafias, las hace más fuertes (porque reciben la financiación, sin otra alternativa).

Por otra parte tenemos que ser conscientes del problema que acarrea para la sociedad en su conjunto. El consumo de drogas, lejos de ser un simple bien (o servicio) privado, genera una externalidad negativa para toda la sociedad. Hoy en día no podemos hablar de que exista un efecto enorme en la sociedad, pero si es cierto que no podemos dormirnos en los laureles. Muchos de los jóvenes que hoy en día consumen drogas tendrán o padecerán los efectos más nocivos en un futuro, y por ende, la sociedad en su conjunto.

Pero claro, aquí hay dos interrogantes que cada uno puede contestar de diferente manera. ¿No es acaso tan culpable el que vende como el que compra? (Yo creo que en muchos casos no). ¿Debe primar la imagen y el estado de la sociedad por encima de la persona individual? (Yo creo que no, pero eso no debe impedir que la sociedad en su conjunto luche por el bienestar personal).

20.7.10

Riqueza real y riqueza efectiva: La diferencia entre oriente y occidente.

La filosofía de vida se traduce no sólo en términos políticos o sociales sino también económicos. Con el despegar de China muchos nos mantenemos a la expectativa de la creciente potencia en su inapreciable movimiento hacía el resto de continentes.

Pero hay un cosa que nos diferencia del todo, una pequeña guerra fría económica que se está gestando hoy en día y que dará que hablar cada vez más. La globalización es el método por el cual un país tiende a adquirir por el comercio y la expansión social y cultural las formas de vida extranjera. Bajo esa suposición nos podemos preguntar, ¿Acabará en un futuro una forma de vida superponiéndose a la otra, o podrán mantenerse las dos? Y si una debe ser la única vencedora, ¿Cuál será?.

La diferencia radica en una primera división del método de uso del dinero, ya sea para consumir bienes en el corto plazo o ahorrar la capacidad adquisitiva para un futuro.
Las economías occidentales tenemos una gran proporción de consumo sobre ahorro. Somos más propicios a consumir y a ahorrar menos. Eso tiene dos consecuencias.
En primer lugar, tenemos una menor riqueza real, no guardamos mucho para el futuro. Por otro lado para seguir consumiendo pedimos prestado cada vez más, inventado dinero financiero para mantener nuestro nivel de vida. La conclusión es que llevamos un nivel de vida por encima de nuestras posibilidades. Llevamos un nivel de vida parecido al de los banco, que están continuamente endeudados, pero ganando dinero.
Esta realidad económica es muy propicia a los vaivenes, a los ciclos económicos, en tanto en cuanto una disminución de este nivel de vida, un traspiés, echa por tierra todo el castillo de naipes, para tener que volver a construirlo. Pero no todo es malo.
El hecho de estar continuamente endeudados también hace que las empresas vean un potencial en la demandada tal que poco a poco los procesos productivos van mejorándose. Existe un esfuerzo económico por avanzar poco a poco, y esto es potenciado por la sobrecapacidad.
Aunque existen ciclos, aunque estamos muy endeudados, no podemos negar que ha aumentado mucho nuestro nivel de vida.

Por otro lado, las economías orientales son más ahorradoras. Esto hace incrementar la riqueza real de estas potencias emergentes. Pero claro, su consumo es tan débil que sus empresas tampoco tienen un gran dinamismo. Es decir la riqueza no vuelve a la economía generando una mejora continua. En muchos casos se crean fondos de inversiones que van destinados al exterior. China y Japón son los grandes acreedores de Estados Unidos, siendo los que facilitan que occidente mantenga el modelo antes descrito.

Podemos decir, por tanto, que vivimos en el mundo de los excesos, en los extremos, en dos polos opuestos. Una parte se sustenta de la otra, pero no podemos hablar de simbiosis económica, porque la acumulación de riqueza real en los países orientales es cada vez más patente. No hay una retroalimentación que haga volver a la situación a un status quo.

El hecho de que una se sustente en la otra nos da pistas sobre el final de la historia. Ninguna puede ganar, ninguna puede vivir sin la otra. Sin embargo, tampoco pueden mantenerse así por siempre.
Una fusión es por tanto necesaria. Pero esto puede dejar entrever uno de los peligros de nuestra economía global, y es que la realidad puede ser más ficción de lo que pensamos, pues gran parte de nuestro sustento, nuestras bases, parten del aprovechamiento de otras economías. Ya sea por el aprovechamiento indiscriminado de recursos naturales o recursos humanos, está claro que una vez que la economía empiece a homogeneizarse no tendremos una economía más débil a la que explotar. Sí, nos quejamos de los chinos. Pero llevamos décadas viendo el “made in china” en una gran parte de nuestros productos, basados en mano de obra barata para poder se baratos.

No sólo “los chinos” querrán más de nuestros bienes, incrementando la demanda y los precios. Tampoco se dejaran explotar tan fácilmente, y sus sueldos tenderán a aumentar, incrementando aun más los precios de sus bienes. Finalmente despertaremos de nuestro sueño y viviremos en una economía real, donde, a pesar nuestro, tenemos una alta probabilidad de ir a peor.

Y el problema no es algo a solucionar. El problema es que hemos vivido durante mucho tiempo en una nube desde la que no hemos querido ver nuestro alrededor.
La diferencia de esta fusión, y con esto acabo, es que mientras las economías orientales van a acercarse a la nuestra y van a mejorar, queriendo hacerlo, la nuestra va a acercarse a la suya, por obligación.

Los políticos en España están mal vistos. Mal vamos.

El uso e incluso abuso que se hace en este santo país desde los medios de comunicación hacia los políticos nos traerá más problemas que alegrías, y lo comenta este servidor que apuesta por la trasparencia pero sin el descaro de intentar que sean los políticos —como seres humanos que también son, aunque no se les brinde ese favor— los únicos que tienen que ser inmaculados y además parecerlo.
El caso Bono es el último ejemplo de lo que comento, detrás quedan decenas y quedarán otras más. Pero en el camino se apena los mejores, asustados y preocupados de que se trate tan mal a las personas que deciden entregar parte de su vida al servicio de todos.
La inmensa mayoría de los políticos jetas lo serían mucho más en la empresa privada. Hay muchos más delincuentes por metro cuadrado en la vida privada, en los servicios privados que en lo públicos. Los mayores sueldos, inmensamente mayores, se dan en las empresas privadas. Las mayores trampas y aplaudidas con gracias se dan en las empresas privadas. Los descontroles absolutos, los asesoramientos para el fraude, las cuevas en donde todo se esconde, los desfalcos diarios en la justa medida para no ser delito, el medrar y el desmadre se da en la vida privada.
Queremos los mejores políticos para que resuelvan nuestros problemas, y los queremos inmaculados y a precio de saldo. Además deseamos controlar todo lo que hacen ellos, sus parejas y sus hijos, junto a sus abuelos si se tercia y amenazamos con hacer público el mínimo detalle que no encaje en alguien de su familia. Les espetamos a la cara sin respeto que son unos ladrones por un café que no pagan, obviando que los ladrones son otros, obligando al político a estar o asustado o desaparecido o dimitido. Somos una sociedad poco inteligente, de veras.

18.7.10

Unas cuantas frases de Jaume Perich.

Estaba leyendo por Internet y he visto un par de frases de estas que quedan bien guardar para sacar a relucir alguna que otra vez que quería compartir.

- Un optimista es el que cree que todo tiene arreglo. Un pesimista es el que piensa lo mismo, pero sabe que nadie va a intentarlo.
Es una frase pesimista en si misma, lo cual le resta veracidad, pero me siento bastante identificado.
- Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Al gobernante tampoco.
Esta es una de las cosas que más he intentado explicar. Hoy en día somos capaces de hacer manifestaciones y concentraciones, de llenar los periódicos de verdades y críticas feroces y razonadas. Somos libres de hablar. Pero al final, no sirve de nada. Algo estamos haciendo mal, pues la libertad de expresión sólo se usa como espejismo de libertad.
- Todo el mundo desea ser feliz, pero no que lo sea todo el mundo.
Otra pesimista, pero que encierra en gran parte una problemática humana. Nadie lo aceptará, y no todos somos así (yo al menos intento no incluirme), pero una parte del mundo (y a menudo los más poderosos) piensan así.
- La caridad es la única virtud que precisa de la injusticia.
Mención especial, y razón de este post. Muchas veces los liberales defienden que no hace falta el socialismo porque la caridad ya dará cuenta de un cierto reparto de la riqueza. No entienden, al menos no como yo, que el socialismo no quiere repartir la riqueza para hacer a los pobres más ricos por caridad, por pena, sino por que pensamos que, justamente (por justicia), nadie debería ser pobre, nadie lo merece. Y si existe caridad, si existe una necesidad de redistribución, es justamente porque previamente ha habido un fallo en el reparto de algo más etereo que el dinero, y a vecesmás dificil de conseguir: La justicia.

Un saludo.

17.7.10

Libranda, la forma equivocada de iniciar una empresa

Hay pocas formas de empezar con éxito una empresa: casi todas se basan en un gran conocimiento del sector, unas intensas ganas de triunfar, una comprensión de las herramientas que utilizan tus competidores, un deseo de ofrecer algo diferente y novedoso.
Basar una empresa sólo en uno de los aspectos fundamentales, es poco. No basta con ofrecer hoy en día un producto novedoso, mucho menos si no lo es y quiere aparentarlo pues el consumidor no es tonto. Menos tonto todavía si el producto va dirigido a un segmento de mercado muy tecnológico.
Libranda nace ocupada de varios errores básicos. Inimaginable que así sea, con la que está cayendo, pero bueno, ellos son los que se juegan sus cuartos.
No es posible ofrecer hoy en día un producto con el libro electrónico a un precio inferior sólo en un 20% del libro en papel. Demuestra no tener ni idea de cómo está la situación actual de los libros electrónicos. Ni un poquito de idea. Ni para los que quieren comprar libros electrónicos no para los que piensan que el papel es insustituible.
Pero que los libros de Libranda requieran más esfuerzo comprarlos si son electrónicos que si son libros en papel es de premio a la estulticia.
Y que no se puedan leer en el IPad o en el Kindle de aplauso generalizado.
Ya, si lo sé, faltaría más. Hay un terrible miedo a que el libro electrónico acabe copiado sin control, si eso ya lo sé. Pero no se pueden poner puertas al campo y menos si se ponen pequeñas y bajas de altura. Miren señores, el formato universal es el PDF. Punto pelota. A partir del pdf de Adobe, ustedes trabajen para que no se pueda copiar, incluido el tener que pagar posiblemente un precio a Adobe por modificar códigos fuente. Todo lo que no sea pdf está llamado al fracaso, es como si ahora desearan que los aparatitos de música sólo pudieran leer formatos cerrados de música y no admitieran mp3. Sería una tontería, lo juro.
Si Libranda quiere funcionar bien, replantéense el formato, bajen los precios bastante —cachis un 20% ¿a quien quieren engañar si los costes de la distribución e impresión son brutalmente distintos?— los vendan como vende Apple en su ITunes los juegos o las canciones, y busquen la forma de ofrecer más por mucho menos. ¿Qué tal si al archivo una vez abierto, se le dotara de sólo 6 oportunidades de configurar la pantalla en donde se va a leer, o el ordenador en donde se va a alojar? Ya sé que hay trucos para todo, pero no olviden que muchos de ellos solo los saben ejecutar —¡huy qué palabro!— los profesionales de la manipulación, que al fin, no son tantos.

16.7.10

¿En manos de quién estamos?

¿En manos de quién estamos? No creo que lo sepamos, en serio, me da incluso miedo pensar en la suma de barbaridades ilógicas que hemos sido capaces de realizar en una semana en este santo país, desde las tribunas políticas.
En un país con tantos millones de ciudadanos sin futuro ni trabajo, lleno de deudas personales y públicas, sin rumbo político, con los ayuntamientos secos, presionado por los jetas de la economía de laboratorio, en entredicho en las cocinas políticas de medio mundo, cerrando empresas sin control, y…, si, dedicamos toda nuestra fuerza política de una semana tan importante a dividirnos entre unos políticos representativos que dedican la mitad de su tiempo a hablar de Cataluña mientras otros no escuchaban o incluso no asistían; y toda nuestra fuerza como sociedad en aplaudir a unos futbolistas —que incluso se lo merecen, pero no en esa medida— como si fueran gladiadores de la Roma que no sabía publicar cultura. Ni una idea, ni una solución para las familias que sufren el desempleo.
¿En manos de quién estamos? ¿es imposible estar en manos de otros representantes?. Parece esto más un alegato hacia un cambio de sistema, con el miedo que me da este tipo de planteamientos, pues siempre nos llevan hacia dictaduras sangrientas y lo sé. Soy un irresponsable si me quejo con dolor y critico a los que organizan estos desmanes, olvidando en un cajón lo que no les interesa sacar. Y lo soy porque en mi crítica, al no saber ofrecer alternativa mejor, se esconde siempre la mano sutil pero certera y agresiva de los dictadores que buscan aguas revueltas. Cuando escuché alguna intervención en el Congreso, el otro día, se me agrietaron las entrañas pues me recordaban años viejos. Creo que UPyD está haciendo un trabajo excelente, emponzoñando con sus ideas el debate del siglo XXI, llevándoselo al XIX. Pero entiendo que tal y como lo hacen el resto, sus postulados pueden triunfar. Lo entiendo aunque no me guste. ¿En manos de quién estamos?

15.7.10

Zapatero sobrevive en un embiste descafeinado (por Mpa).

Parece que el titular sobre el debate del estado de la nación es que Zapatero aun vive, que aun respira de forma más o menos holgada en el panorama político. Una conclusión acertada, esperada, pero que sabe a poco.

Ha habido tres grandes áreas en este debate. El primero, el esperado combate entre presidente y líder de la oposición. Un combate aburrido porque deja entrever la danza política a la que estamos acostumbrados. Derechazo de uno. Parada tímida con la izquierda por parte de otro.
Zapatero no podía ganar. No puede hacerlo. Digamos que ha subido al rin con varios palos en el cuerpo, y Rajoy no ha sabido acertarle de lleno. La noticia es por tanto una derrota por parte de la oposición, no por haber perdido, lo cual en términos de palabras en un debate puede sonar a falsa conclusión, sino simplemente por no arrasar a un político que iba crecido.
Nada más productivo que decir aquí.

La segunda área de debate ha sido sobre la situación catalana. El PP se ha asustado (y con razón) al observar que el tema se desviaba por dicho camino. He leído que no lo tenían preparado, algo absurdo por otra parte. Un tema tan importante, debatido dentro y fuera del congreso, tan cercano en fecha y con una fuerza importante y con numerosas voces importantes en el congreso, caía por su propio pie que sería un tema de conversación, y un apoyo para el propio presidente, como así ha hecho.

En la tercera área, destaco la cordial discusión con CIU, que ha hablado de la situación económica y del país incluso más y mejor que la oposición. Y es en estos casos cuando uno se pregunta qué pasaría si políticos más o menos “normales”, es decir, con fuerza política, y con garra de atacar desde la cordialidad, la razón y el respeto, estuvieran en las filas de la oposición. A veces es un alivio que su chiringuito político no sea más que un recurso más para seguir vivos. A veces uno se alegra de que Rajoy no sea más que un títere mal dirigido, porque sino la izquierda, podría tener en estos momentos más problemas de los que tiene. Gracias a Dios, la derecha tampoco sabe modernizarse como debe, y por tanto seguimos como estamos.

Donde Zapatero se ha dejado caer más es cuando le hemos visto tener que justificarse ante la izquierda, como si fuera del lado contrario del rin al que “presuntamente” se intenta combatir. En algunos momentos (a Izquierda Unida sobre todo), lo he llegado a ver poco respetuoso, como hablando para tontos. Esta bien que se explique de manera clara para el público, pero no diciendo cosas que todo el mundo sabe como si Llamazares fuera un novato en tema económicos. Dejaba de lado las alternativas propuestas desde la izquierda y los errores cometidos por su gobierno (perder el impuesto de patrimonio, mala gestión impositiva…).
Rosa Diez ha salido a decir su programa político: España, España, España, usted es un mal político. Lo que menos me gusta es que es una incitadora del cabreo. Pues su único futuro pasa por hacer “despertar” a miembros de otros partidos del cabreo con sus dirigentes. No tiene un sector nuevo de población, tiene que robarlo. Su discurso de sensatez y democracia pulcra desaparece cuando son sus intereses los que se anteponen a la razón política.

Para envolverlo todo con el área política, solo cabe destacar la ausencia de una gran mayoría de los diputados. Una de las imágenes más deplorables de la situación política actual. Pero por encima de todo, no es sólo que faltaran algunos diputados. ¡Es que faltaba el líder de la oposición! ¿Cómo alguien va a ser líder de la oposición si no escucha lo que sus contrincantes tienen que decir? A base de discursos escritos sin ninguna idea nueva. A base de una continua repetición de si mismo. La base de una caricatura de lo que quiere y no puede conseguir, vapulear a un presidente en sus horas más bajas.

Estamos en manos de unos políticos muy escasos, muy justitos.

Es un desastre de respeto político, es una barbaridad que hay que cambiar. No hay derecho asumible por todos, que hoy, segundo día del debate en el Congreso, no sólo no haya casi congresistas del PP, sino que ni Mariano Rajoy ha acudido en todo el día. El desprecio a los partidos pequeños es total y por parte de todos. Zapatero les responde agrupados, los mezcla. El PP ni les escucha. ¿Esto es política?, ¿esta es la forma de hacer política que nació con el espíritu de la democracia? Algunos casos son clamorosos. No se quiere escuchar ni a IU, ERC, ICV o a UPyD, partidos importantes en el presente o en el posible futuro. Muy mal, tanto, que algo habría que hacer para evitarlo.

Por otra parte que Rajoy no haya barrido en este Estado de la Nación debería ser de premio limón. podrido En serio, yo me lo haría mirar con calma. Bueno con urgencia más bien. Es tal el despropósito del momento actual —lo sabremos en su justa medida dentro de unos años, cuando sepamos lo crítico que han sido estos meses— y tendremos entonces más claro el tamaño de los errores y de la falta de respeto y soluciones, que nos entrará miedo con carácter retroactivo. A veces escucho a algun@s polític@s importantes y creo que no merecen ser ni concejales de algunos pueblos pequeños. 

Y para finalizar el debate, que salga como nota final que se suprimirán los anuncios de sexo en los medios de comunicación, es una muestra más —y casi final— del tipo de responsables que tenemos en las instancias más importantes de este santo país. España S.A.

14.7.10

Nube de palabras del Debate de la Nación

El periódico ABC en la portada de su página web ha publicado una imagen con una nuebe de las palabras más utilizadas en el DEbate del Estado de la Nación por Zapatero y Rajoy. Con ellas, que cada lector saque sus propias conclusiones, para saber de qué temas ha hablado más cada político y si ha cumplido con lo que se espera de su puesto de responsabilidad.

Zapatero cero. Rajoy cero. Empate a ceros.

Mariano Rajoy ha perdido “su” oportunidad, no es posible que en un momento como este no haya ganado por goleada. Nunca a ningún líder de la oposición se las han puesto tan a…, si, lo de las gallinas.
No sirve esconderse tras que no es obligatorio presentar propuestas. No sirve gastar, derrochar 35 minutos de discurso en simplemente criticar a un Presidente tocado y hundido. No. La sociedad espera otra cosa: sobre todo propuestas, reformas, iniciativas, liderazgo, ganas, ideas, consenso si no con Zapatero si con el resto de fuerzas, inteligencia política, serenidad, juego de toreo dialéctico, equipo.
Y Mariano Rajoy no ha presentado nada.
Zapatero ha estado normal con Rajoy.
Zapatero ha estado muy bien con CIU. Bien con el PNV.
Zapatero ha estado entre mal y muy mal con ERC, ICV e IU.
Zapatero sabrá por qué ha respondido a la izquierda así, es su responsabilidad. Incluso con algunos planteamientos inevitables con la que está cayendo, el tono debería haber sido otro. Zapatero está sólo y sencillamente le salva que en el PP no hay nadie ni se le espera. Si en estos momentos en el PP hubiera un líder que simplemente trasladara confianza leve, digo leve, a un PNV o a una CIU, la situación sería otra. Sobre todo tras las elecciones catalanas del otoño. Con la imagen presentada, a poco que nos hayan entendido en Europa, nos van a dar en el cogote bien dados. Es normal que los mercados se crezcan y que tomen a España como conejillo de Indias, es normal que tomen a España como el punto en donde colocar la palanca para intentar vencer a Europa. Estamos sin líderes y sin rumbo, hacemos políticas de derechas porque nos lo han ordenado, y encima nos creemos que es la única forma de hacer algo inteligente por España y por la izquierda. Decir que la única solución es que las empresas tengan beneficios para que paguen impuestos y así salgamos de la crisis sería una obviedad si no fuera por el añadido de “única”. Y de ser cierto, no es posible tragar esa idea si se es de izquierdas. Simplemente se dimite y se deja paso a un liberal que al menos en su escuela le enseñaron a pensar así. Queda claro que Zapatero no sabía de economía y que las clases que recibió fueron de liberales. Acabadas las ideologías por imperativo de los mercados ¿qué le quedará a la democracia?

Zapatero hoy no ha defraudado. Es como es y nada más que eso.

Zapatero no ha defraudado en su primera intervención en el Estado de la Nación. Se esperaba poco de él y así ha sido, se intuía que iba a volver a plantear la jubilación a los 67 años, engañando a todos los que hemos cotizado desde hace 40 años pensando que nos jubilaríamos a los 65 y ha cumplido. Vamos, nada nuevo que nos sirva para pensar que el trabajo que le queda por hacer al frente del gobierno sirve para algo. Es un fraude y punto, pues gobierna alejado totalmente de lo que prometió en su Programa Electoral, y por el que fue elegido Presidente. Si se quiere o debe gobernar con otros valores, con otras formas, desde otros ángulos ideológicos, lo legal es someterse de nuevo a la opinión de los españoles y que seamos nosotros los que decidamos qué y quien nos de be gobernar en el futuro.
Eso sería democracia y lo demás componendas de malos jugadores.
El PSOE acepta su debacle al no ser capaz de presentar alternativas al aumento de la edad de jubilación. No puede seguir siendo un partido obrero. Es ilógico mantener la O en sus siglas.
Hoy por la tarde saldrá Rajoy a recitarnos discursos ya escuchados, demostrando que no tenemos futuro al no tener líderes capaces de ponerse al frente de un Estado en crisis. Entiendo a Zapatero cuando no quieren convocar elecciones anticipadas, porque sería o lo mismo o peor, sin saber decir quien es lo mismo y quien es peor. Triste y duro, pero real.
Caminamos hacia el caos, hacia una sociedad cabreada, hacia la desafección política y social, al engaño colectivo, al miedo, al abandono de la participación y de la creencia de que la democracia era con diferencia lo mejor. A partir de ahora pueden surgir voces escondidas, ideas espurias que intentarán buscar su espacio de legalidad, líderes novedosos y demagogos que se harán lo dueños del futuro. Observaremos la situación y seguiremos quejándonos. El PSOE ha logrado derrotar el sistema por inacción en los 6 años anteriores y por errores en estos meses de crisis dura. Zapatero pasará a la historia, no me cabe ninguna duda ni a mí ni a él. ¿Nadie del PSOE va a plantear otra foram de gobernar, no van a surgir voces que avisen de que se encaminan a un futuro muy negro? ¿de verdad no hay otras maneras posibles de gobernar la crisis que las que plantea Zapatero?

El Debate sobre el Estado de la Nacion y el desempleo en España

Entramos de lleno otra vez en la batalla política en el Congreso de los Diputados. Hoy comienza el Estado de la Nación en donde se esperan palabras gruesas, pocas ideas nuevas y deseos de cambio político.
Es cierto que Zapatero debe explicar profundamente los cambios adoptados y los que va a tener que adoptar, como si de una nueva legislatura de dos años se tratara, pues ha abandonado totalmente su programa electoral y trabaja desde medidas nuevas que no figuraban en el programa con el que consiguió ser Presidente.
¿Qué estamos haciendo por los jóvenes y los parados mayores de 50 años?
En teoría al menos, si todas las formas de gobernar son novedosas a partir de un punto político, determinado por “algo”, se debería presentar una Moción de Confianza que no se presentó. Por eso estos debates toman un sentido más profundo pues se debería esperar de ellos alternativas claras a las políticas presentadas con anterioridad, algo que sin duda y con la clase política que tenemos, parece imposible.
Sobre todo y dudo que así sea, se debería centrar el debate sobre el gran problema de la sociedad española, que parece abandonado a su suerte. El desempleo. Centrándose en dos aspectos. Fórmulas para la creación de nuevos puestos de trabajo. Cambios para que el desempleo no afecte brutalmente a la vida futura de las generaciones que más están sufriendo el paro: los jóvenes y los mayores de 50 años. A unos porque les corta toda posibilidad de crecer y a los otros porque estos periodos les afecta brutalmente en las jubilaciones futuras. Que no se nos olviden que necesitamos tener a una generación joven trabajando y que a los mayores de 50 años no se les puede castigar ahora, pues en mucho casos son una generación que empezaron a trabajar a los 14 años y han sido los que han sustentado todo el sistema social con sus cotizaciones.

13.7.10

Víctor Morlán está enfermo de "madrilitis" y no tiene cura

Víctor Morlán viene a Zaragoza para hacerse “la foto” y no habla porque no le da la real gana. Eso es asertividad y lo demás tontadicas.
Casi nunca hemos tenido suerte con esos políticos aragoneses que se van a Madrid a representar, y enseguida se olvidan de donde son sus padres y sus hijos. Vamos, que les entra una enfermedad que debe ser contagiosa y que es “madrilitis aguda” de compleja solución. Cuando los despiden se quedan en “su” Madrid y no vuelven, excepto Roldán, que maldita gana también romper el ejemplo con este tipejo.
Con los cercanías en Zaragoza han jugado a caballo perdedor, sabían que no funcionarían nunca. Eso o es que son imbéciles. Si hacemos una línea irregular, con frecuencias de 1 hora, estaciones fuera de las zonas urbanas, sin proximidad a los polígonos industriales, sin conexiones; lo ilógico es que tuvieran más de un viajero por día. Y encima hay más de uno. Todo un éxito, lo juro. Así que ahora se les llena la boca con decir que no podrán más servicios hasta que haya más viajeros, lo cual está muy bien. Yo, si mandara, intentaría sacar dinericos de algún sitio y montaría una empresa de Ferrocarriles de Aragón para hacer la competencia, con líneas de Huesca a Teruel, de Alcañiz a Calatayud, de Fraga a Belchite. Puestos a tener que pagar, como nos amenazan desde Madrid, al menos sería yo quien organizaría las pérdidas.
Lo que es urgente es que echen a Morlán del Gobierno de Madrid, que nos pongan a un canario o a un gallego a defender los intereses de Aragón en Madrid, que seguro que lo hará mucho mejor que esos disfrazados de aragoneses que sólo piensan en quedarse fijos en Madrid. Aunque sea de apagavelas. Eso o aprender que para representar a Aragón lo lógico es que votáramos a partidos aragonesistas. Y hay dos. CHA y el PAR. Uno de derechas y otro de izquierdas. Vamos, que hay para elegir, que no hay excusa.
Por cierto ¿y el PSOE aragonés es incapaz de presionar el botón del teléfono rojo?. Lo siento, me acaban de decir que Aragón no tiene ni teléfono.

El PSC debe recobrar su independencia o quedará políticamente herido

Se vuelve a comentar, a contemplar, la posible división del PSC desde el PSOE, por propia supervivencia incluso de la parte catalana del PSOE. Es una iniciativa lógica una vez que en Cataluña la tensión emocional sobre todo, esté muy crispada y a escasos meses de unas elecciones catalanas que van a marcar cambios importantes tanto en Cataluña como en la relación de esta con Madrid.
En la transición, el PSC estaba separado del resto del PSOE, como un partido distinto pero agrupado, lo que le permitía tener espacios propio en el Parlamento. Es decir, ventajas. Pero sobre todo podía plantear iniciativas propias, ideas y posiciones catalanas ante los problemas comunes. Desde este punto de vista todo parece positivo.
Pero hoy el PSOE catalán es más españolista que antes, pues los catalanes que sienten que Cataluña necesitan espacios políticos propios, que deben avanzar más en su camino del federalismo, ya se han separado del PSOE hacia ICV o hacia CIU, o incluso hacia ERC. Los que deseaban explorar la independencia integrada o desintegrada se pasaron hace ya unos años a ERC.
Al PSOE catalán le queda poco recorrido si se mantiene obediente ante Madrid. Puede tensar las relaciones y desde Madrid se lo permitirán pues todo es mejor para ellos que la división, pero la sociedad catalana no se deja engañar con apariencias por lo que sin duda reclamará contundencia o abandono. Montilla no lo tiene fácil pues debe sumar responsabilidad política y a la vez superviviencia.

12.7.10

El desorden de la vivienda en España toca fondo. El turismo está acelerando la crisis del ladrillo.

En estos momentos hay en España suelo ya recalificado por los Ayuntaminentos para construir casi 20 millones de viviendas.  La Federación de Promotores y Constructores estimaba en 2008 que España necesitaba la construcción de algo más de 300.000 viviendas anuales, pero durante el periodo 2003-2007 se triplicó el número de viviendas construidas.
La larga duración de esta fase alcista de negocio del ladrillo y de bonanza inmobiliaria indujo a la población a habituarse a esta sinrazón, como si de algo normal y permanente se tratara. Los diez años de auge crearon hábitos de vida y de negocio muy arraigados que nos han llevado a esta “economía suicida” POlítica que también fue apoyada por todos los organismos públicos, que aprendieron a financiarse de los impuestos del ladrillo y de la venta o recalificación de más y más solares y terrenos de sus municipios, algunos en lugares alejados de los centros urbanos, provocando gastos brutales si al final se decide construir, pues hay que llevar servicios públicos de todo tipo hasta esos espacios alejados. Una sinrazón en la que los bancos con la concesión de hipotecas absurdas ha alentado en un sin control.

La crisis económica amenaza además la principal fuente de riqueza nacional en España, el turismo,  En 2009 el PIB del sector cayó más de un 5%, siendo el sector más afectado el turismo extranjero, que disminuyó más de un 10% junto con los ingresos derivados de este mercado, que cayeron unos 3 puntos más.  
El turismo ha sido la escusa que ha liderado el desordenado planeamiento del uso turístico del suelo. en todo el litoral español. No es lógico que se intenten vender viviendas en el litoral o en las zonas de Pirineo, más caras que en Londres o en muchas ciudades de Francia. Si comparamos precios entre Jaca (Huesca) y Pau (Francia) se ve un desorden económico ilógico, pues los sueldos son bien distintos además.
Los turistas han cambiado de países, muchos extranjeros han optado por playas de otros países con economías basadas en el dólar o en cualquier otra moneda distinta al euro. En verano de 2008 predominaron las estancias cortas y el gasto ha descendido en diferentes zonas turísticas hasta un 30%. Este agotamiento del turismo español requiere un plan urgente de renovación de los servicios existentes, en vez de seguir promoviendo nuevos hoteles y complejos vacacionales.
No se entiende por ejemplo que Marina d’Or, símbolo del turismo masivo y de la destrucción del paisaje, con 1.000 empleados despedidos en el último año, siga promoviendo en la actualidad hasta tres nuevos complejos en la costa de Oropesa.

España debe seguir siendo un gran equipo humano en lo social, además de en lo deportivo

España es Campeona del Mundo. Pero la sensación debe contagiarse y no quedarse en una simple sensación futbolera. Durante semanas millones de ciudadanos de un Estado han pensado lo mismo, se han contagiado de una sensación tanto de euforia como de “poder”, de ser capaces, de ganas, de rasmia, de fuerza. ¡¡Podemos!!
¿Nos vamos a quedar en algo momentáneo y derrochar esta oportunidad de creer que somos capaces de todo?
Luego, si hemos creído que podemos en un asunto complicado pero trivial, debemos saber utilizar esa capacidad de fuerza mental para metas más importantes en el medio y largo plazo. Se nos ha respetado en un juego deportivo porque los contrincantes nos veían con potencia y ganas, sabían que enfrente había un gran equipo de personas. Que no se nos olvide, de personas. Ese respeto hay que ganárselo y todos nosotros tenemos que aprender de esta sensación para alcanzar metas más importantes. Es cuestión de respeto y de creencias en las posibilidades propias. De asertividad y de trabajar en equipo, de creer en los que dirigen y confiar en los que nos apoyan. Como equipo debemos ser creíbles y respetados, debemos saber que podemos salir de la actual crisis de convivencia, de sistema, de formas de gobernar. Que si nos unimos en una idea común saldremos fortalecidos de la actual crisis económica. Apoyando a los más débiles, trabajando más los que saben y pueden esforzarse, creyendo en los dirigentes y en nuestras posibilidades. Hay que dosificar las fuerzas para gastarlas todas en los momentos cruciales. Podemos ser un gran equipo y aprender del deporte, debemos ser un gran Estado, lleno de singularidades.

10.7.10

España sin Cataluña no tendría sentido, aviso para españolistas equivocados

No hay duda de que Cataluña tras la sentencia del Constitucional no será igual, ni en política, ni en la integración con España, ni en lo socialcabreada.
Pero Cataluña es un espacio histórico imprescindible en la España pasada, presente y futura. No es posible entender a España sin Cataluña, sin Aragón, sin Andalucía. No es posible creer en una España que prescinde de Cataluña, por el motivo que sea, incluso —que ya sería admitir— con la razón del enfrentamiento legal. España sin Cataluña retrocederá, sin analizar aquí, en esta aseveración, ninguna particularidad económica. Me estoy refiriendo a la sociedad, a la historia, al humanismo.

¿Alguien es capaz de imaginar una España con Cataluña y País Vasco enfrentados con el Gobierno de Madrid, a Navarra dudando y a Aragón cabreada por el poco caso que se le hace? ¿es posible entender a una España así, por muy chulos (y/o violentos) que se pongan desde Madrid, si no están siendo entendidos por las sociedades de estos territorios?

España no se puede permitir el enfrentamiento con la sociedad civil de Cataluña, Madrid no puede creer que Cataluña es un espacio a doblegar, un territorio que se tiene que adaptar a lo dictado desde unas leyes rígidas. Si en la actual Constitución no cabemos todos, algo está funcionando mal, porque no podemos olvidar que Cataluña no está solicitando ningún tipo de independencia de España con la reforma de su Estatut, luego si lo que se desea es estar junto a todos, hay que adaptar la vivienda aunque sea ligeramente, para que todos nos sintamos cómodos y legalmente a gusto. Si no, al final, optarán —por mucho frío que haga en la calle solitaria— por pensar que emanciparse es inevitable. Sucede cuando uno no se siente querido por los padres.

7.7.10

La edad de jubilación: Un valor en disputa.

Parece que hace falta un debate consensuado entre las diferentes partes de este acuerdo que llamamos “sociedad”, en cambio, cuestiones tan importantes y que atañen directamente a nuestro modo de vida (organización y calidad de vida) nos son impuestas desde el consenso a puerta cerrada de los que dicen tener la única verdad, mientras las diferentes voces callan tras la puerta invisible del corazón que no siente.

Hecho: La esperanza de vida ha aumentad considerablemente en estos últimos 50 años, y lo seguirá haciendo.
Verdad a medias: Este hecho hace insostenible el actual modelo de pensiones, que hay que cambiar.
Mentira: La única posibilidad es aumentar la edad de jubilación.

Porque aunque es cierto que vivimos más, es discutible el hecho de que en los cinco años inmediatamente posteriores a la actual edad de jubilación nos encontremos igual de sanos y productivos.
Lo que sí aumenta su productividad es el estrato trabajador.
Desde la OCDE podemos ver como la producción per cápita en estos últimos 40 años se ha multiplicado por 2,35.

Mientras el ritmo del aumento de la producción per cápita no esté por debajo del aumento de la esperanza de vida, no existe peligro real. Claro está, existen diversos problemas:
Si aumentase al mismo ritmo, la calidad de vida del pensionista no mejoraría. Se produce más pero hay más a los que repartir, de forma que al final te quedas igual. Pero aun así no es sensato pensar que la calidad productiva vaya a ir a la zaga. Por cuestiones biologías, la esperanza de vida ha aumentado de forma brutal en estos últimos años, pero no podemos creer que la tendencia sigua en aumento. Sobre todo teniendo en cuenta las enfermedades asociadas.

Así que tenemos que pensar en varias cosas.
Primero, el canal por el que una parte de la producción se traslada a los estratos más adultos. Un impuesto que gravara las rentas de capital, además de las del trabajo, mejoraría la fluidez del dinero, amen de ser más realista en cuanto a la proporción trabajadora y la jubilada en cuanto a la generación de renta.
Una mayor cobertura social, pública (es decir, más residencias, centros de día, etc. El consumo de las personas mayores no es el mismo que el de los trabajadores, y si bien la dependencia de los más mayores puede ser un coste añadido, también existen beneficios sociales asociados en la perdida de la independencia).

Por supuesto, una ampliación de la edad de jubilación sería permisible, pero de forma sostenible y socialmente adecuada. No podemos forzar a según que personas en según que puestos de trabajo, sobre todo si hay alternativas (muchas más de las propuestas aquí, que son un simple esbozo personal) mejores y más sociales.

6.7.10

¿Podemos cambiar el mundo?

<<…los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintos modos; de lo que se trata es de transformarlo>>
Estas palabras de Marx son las que difieren en gran medida su visión histórica, económica y sociológica de la ortodoxia en las ciencias sociales.
La preocupación no se deriva solamente del entendimiento de la realidad social como si de meros espectadores se tratase, el objetivo no puede centrarse en el conocimiento, debe enfocarse en la acción.

Utilizamos la física para mejorar cientos de aspectos de nuestra vida diaria, la mejora tecnológica, y por ende también la productividad, se basa en la generación continua de nuevos descubrimientos, y en la aplicación práctica de estos últimos tanto en bienes de consumo, como de producción.
La medicina y biología utilizan el conocimiento para mejorar las condiciones de vida, sanitarias, y de recuperación, tanto de nuestro propio cuerpo como de los sistemas vivos del planeta. Otros objetivos más perversos se ceban tanto como con especies como con áreas geográficas, bosques, canteras. Aquí el conocimiento no nos sirve en todos los casos para mejorar, porque actuamos como ciegos ante el peligro inminente.

Como ejemplos rápidos creo que cumplen perfectamente. En contrapunto, ¿Qué pasa con las ciencias sociales? La sociología, pero también la economía, que podrían o deberían servirnos para mejorar (y no sólo para estudiar como mejora por si sola).
El conocimiento sirve, por supuesto, aunque haya gente que lo dude. Los políticos por ejemplo utilizan más teoría social y psicológica de la que podríamos creer para llevarnos a su terreno. La ciencia económica ha permitido que la crisis actual no sea comparable a la de los años 30 (por mucho que bastantes autores sigan comparándolas).
Pero aun así no se ve ningún atisbo de intento de mejora de la sociad por parte y ayuda de estas ciencias sociales. Y si se intenta, como en el caso de la otras ciencias naturales, son calladas o minimizadas por otros objetivos.

¿Debemos cambiar nuestro mundo? ¿Creemos que podemos hacerlo? ¿Nos dejaran hacerlo?

Jubilarse a los 67 años no debe ser la única alternativa

Ahora Bruselas dice que hay que jubilarse a los 70 años, aunque tiene el detalle de decir que para  los que se jubilen en el año 2050, que ya es alargar el asunto, sobre todo porque para esa fecha nadie es capaz de decir cómo estaremos, si estamos.
Yo empecé hace 40 años a trabajar, a pagar un seguro de jubilación. Si en vez de pública fuera privada la empresa y ahora se saltara a la torera las cláusulas, sería una estafa. Pero como es el Gobierno quien cambia las normas porque le llaman desde Alemania, hay que tragar y punto pelota.
¡Joder qué tribu!
No es lo mismo jubilarse a los 67 años para todo el mundo igual. Está la discriminación lógica por puesto de trabajo, pero también la discriminación lógica por años trabajados. Quien haya cotizado 45/50 años tiene muchos más derechos que quien haya cotizado sólo 15 ó 25. Es lógica aplastante que no se tiene en cuenta. Si la gente vivimos más años —por cierto en muchos casos sin calidad de vida— deberemos buscar alternativas a ese envejecimiento para que cuadren las cuentas públicas que sean más lógicas que la obligación de tener que estar trabajando hasta los 67 años, sobre todo cuando se demuestra que estos cambios los legislan personas que nunca han tenido que trabajar tantos años en duras condiciones. Ellos no saben lo que es trabajar con 65 años en el 90% de las profesiones de los trabajadores comunes.

5.7.10

José María, Francisco y Mariano dudan entre ellos. O no.

Forges la clava con unos trazos, es muchas veces un segundo editorial de El Pais. La viñeta de hoy, lunes 5 de junio es un poema épico para el PP. Su gran duda en forma de mariposas. o de moscas cojoneras. El gran drama de un Mariano acomplejado y a la vez asustado de un futuro incierto, con la que está cayendo.
Muchos en el PP harían caso a Francisco y volverían a rescatar de rodillas a José María, fundador del Opus. ¡¡Huy no!!, que me he equivocado de José María.

El futuro de los medios de comunicación en papel e internet

Se observa en el último informe del EGM un crecimiento constante del uso de Internet y un ligero decrecimiento de cine, televisión y diarios, casi sobrepasando Internet a los diarios en penetración (dos puntos a favor de los diarios).
Los medios de comunicación en papel están muy preocupados y con razón, pues el futuro no está nada claro. No hay alternativas fáciles y las que se exploran no siempre son acertadas. La más fácil es cobrar por contenidos en la red, pero se está demostrando que es un error, sobre todo por su mal diseño. No es lógico intentar cobrar por servicios en red, poniendo unos precios que no pueden pagar (no están dispuestos a pagar) los consumidores. Es ley de mercado.
Creo que si los precios por abonos anuales rondaran los 40/50 euros la situación sería bien distinta. Hay que pensar que los consumidores de medios de comunicación por Internet no consultan una sola cabecera, luego, si desean como simples consumidores acceder a subscripciones de pago, tendrían unos costes anuales muy altos. No tiene sentido.
Toda solución pasa por englobar paquetes y ofrecer a un precio lógico servicios complementarios. Imaginemos un servicio de pago en donde se pudiera consultar un medio de gran tirada, con servicios añadidos como los existentes (ya están bien organizados en esto) y que resultara gratuito o más barato para los abonados a la TV de pago. O que fuera a un precio anual de 40 euros ofertando abonos a dos años (ya son 80 euros de facturación) y que además permitiera entrar a otras páginas de pago creadas para formar paquetes, sean blog o foros o confidenciales (que ya existen). Pero voy más lejos. Entregar una dirección de correo (ya sé que hay cientos gratuitas) y alojamiento gratuito de blog privados (si, tipo blogia o blogspot) ayudarían a fidelizar. Pero para mi es fundamental un precio asumible por muchas personas. El ejemplo más claro de negocio con muchos pocos lo tienen en ITunes de Apple para que aprendan y copien. Formar un medio de pago, de rpecio alto, es dar servicio a unos pocos y que todo el resto escape buscando otras alternativas- ¿cuáles?. Los medios de comunicación en red de las televisiones. Hoy Antena3, TVE, Cuatro o Telecinco con páginas muy consultadas en Internet. Algunos confidenciales son muy usados por los internautas. Si desaparecieran de Internet gratuito las dos grandes cabeceras de periódicos españoles sería un palo, pero migrarían los lectores a otros medios más locales o a medios que no sean en papel. O resurgirían los blog de opinión plural y las web contenedores de artículos y noticias. Es imposible poner puertas al campo, pero en cambio es posible poner taquillas inteligentes.

4.7.10

Unas palabras sobre el socialismo.

Independientemente de los ideales políticos que uno tenga, la eliminación de rigideces en los mercados y una competencia basada en la igualdad entre participantes da, a través del egoísmo personal, o la búsqueda de la felicidad particular (que queda mejor), el optimo social a niveles generales. Esta es la teoría utilizada para defender el liberalismo económico como camino hacia la eficiencia y el crecimiento.

En los modelos económicos se hace participe al ser humano como si fuera un agente con el mismo poder de mercado que las empresas o las industrias, igualando la persona física a la jurídica, y es un mal comienzo si queremos entender las rigideces existentes en el mercado de trabajo, y por ende, en la economía en su conjunto.

Cuando hablamos de rigideces solemos pensar que es algo malo, algo por lo que deberíamos esforzarnos en eliminar como, por ejemplo, las barreras al comercio. Pero en muchos casos, las rigideces asociadas al ser humano son intrínsecas al propio ser humano, ni malas ni buenas, sino la realidad por la que debemos luchar. El origen mismo de la economía era la gestión de unos recursos escasos para unas necesidades (ilimitadas se suele añadir, y es una palabra que no está exenta de matiz). El hecho de tener unas necesidades obligatorias para la sustentación de la vida es a la vez origen de la ciencia económica y origen de ciertas rigideces a las que debemos acostumbrarnos y superar. Hablo de la alimentación, la salud, y en segundo lugar la educación y la libertad (conceptos más etéreos).

No podemos pensar que el mercado de trabajo puede ser como un mercado cualquiera, porque las personas, por lo general, tiene la necesidad imperante de comer, y de atender a una familia y no tienen otra manera de hacerlo sino es mediante el trabajo como tal. No hay un bien sustitutivo del trabajo, por así decirlo. Por lo que se debe pasar por el aro, y trabajar, y sino garantizamos las condiciones que estimamos que podemos y debemos garantizar, trabajaremos como esclavos.
Los chinos lo hacen. Y no lo hacen por gusto. Tienen que comer igual, y la única forma de hacerlo es cobrando mal o no cobrando nada.
No podemos crear teorías liberales y de competencia perfecta en un mercado donde la gente, si no tuviera más remedio, trabajaría por lo que le dieran.
Por que tenemos que alimentarnos para sobrevivir. Sufrimos imprevistos sanitarios. Y tenemos que permanecer en un nivel mínimo de igualdad con el resto de la sociedad.

En términos económicos: El poder de mercado, medido a través de la elasticidad de la demanda (de trabajo) que es muy pequeña, es muy grande.

A la hora de una negociación unilateral entre una empresa y un trabajador, el status quo es muy diferente. La empresa está negociando el aumento o sustento de un x% de su producción total (en empresas más grandes un trabajador tendrá menos papel que en las pequeñas), pero el trabajador está negociando el 100% de su producción, todo su salario.

El liberalismo económico sería mucho más sincero con una base socialista. El hecho de asegurarle a una persona su propia vida con unos mínimos comunes, le hace ser más libre para participar en el mercado. Le hace arriesgarse más. Invertir más. Los mercados se vuelven mucho más flexibles, más competitivos, y por tanto, más liberalizados. Una persona puede participar en el mercado en igual de condiciones que una empresa. Las personas, físicas y jurídicas, se igualan.

En Estados Unidos, por ejemplo, los liberales defienden bastante el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Su objetivo es maximizar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos. Es la otra cara de la moneda. El pensamiento de que, si todos tienen las mismas posibilidades, todos pueden tener lo mismo. Potenciando la eficiencia (y no la equidad, como hace el socialismo) se llega a lo mismo.
Pero la igualdad de oportunidades no es equivalente a la igualdad económica. Podemos ver claramente con un juego de cara o cruz.
Tu pones a 64 personas por parejas, y que jueguen a cara o cruz. El ganador pasa a la siguiente ronda. 32 personas por parejas vuelven a jugar. Luego 16, 8, 4 y finalmente 2. Tras 6 juegos habrá un ganador y 63 perdedores. Y no se equivoquen. AL principio del juego todos tenían las mismas posibilidades, e incluso en el juego no influye ni la inteligencia ni ningún tipo de habilidad. Sólo suerte. ¿Alguien va a negar que la suerte influye en la vida? La suerte y el caos asociado lo es todo.
Es cierto que conforme avanzamos los juegos de suma cero van desapareciendo. Esto es, que existen cada vez más situaciones en las que varios ganan sin que uno tenga que perder. Pero no podemos olvidarnos de que el poder (1) las diferencias intrínsecas de cada ser humano (2) y la suerte (3) influyen en nuestra vida, imposibilitando el llegar a una igualdad justa partiendo de la simple igualdad de oportunidades y el libremercado.

El socialismo, y Marx lo comentaba abiertamente cuando escribía sobre ello, no es sólo el camino a seguir. Es el fin a conseguir.

2.7.10

José Ángel Biel, un "animal" político


Hablar de José Ángel Biel en Aragón no es interesante, pues todos le conocemos suficiente  El Vicepresidente eterno en el Gobierno de Aragón por el Partido Aragonés Regionalista. Pero es posible que en España no se le conozca tanto.
No intento esto —que se le conozca más—, sino presentar el ejemplo de un tipo de político que en este siglo XXI debería desaparecer del espectro político. Es un profesional de la política en el más amplio sentido de la palabra. La política es su trabajo. Algo que parecería bueno, incluso excelente, si no fuera porque detrás de él no hay una ideología suficiente que sustente su trabajo, no hay una organización importante en Zaragoza, en los barrios, trabajando por la organización. Es simplemente un político que gobierna con el PP o con el PSOE, según cual sea el resultado, pero manteniendo siempre el puesto de “controlador”. Un Vicepresidente que consigue que gobierne en Aragón quien él quiera, sin tener detrás una gran organización política, sin hacer trabajo de campo excepto en parte del Aragón comarcal. Un claro ejemplo de político adaptado a los resultados. Curiosamente, siempre, a los resultados suyos. Como mayor ejemplo de lo que digo os dejo la imagen de su propia página web, mucho más activa que la de su organización política. Es él quien firma con su nombre completo en las redes sociales, ocupando casi todo el protagonismo político de la organización, como es lógico en este tipo de trabajo político personal.
Creo que no es bueno para la política este comportamiento. Creo que no es bueno para Aragón este comportamiento. Pero funciona muy bien. Sobre todo para algunos. De todas las formas hay ejemplos en otros territorios, con anchoas o sin ellas.