24.6.10

La España del 2014 será todavía muy gris, muy desempleada

Los datos de los últimos estudios económicos (el más reciente el de Ernst & Young Eurozone Forecast), ponen a España en una situación difícil; sobre todo pone al desempleo contra la cuerdas de una situación que no mejorará en los próximos 4/6 años. De seguir esta situación y si no somos capaces de inventarnos medidas más originales y funcionales que la actuales, la situación del mercado de trabajo y con él, la situación del consumo en general, sobre todo en bienes de una inversión media o alta, va a ser deprimente. Ya no se inician viviendas nuevas, algo lógico por el gran stock que hay, que es que en algunos casos ni bajando los precios de forma importante se consigue vender algunas viviendas, en zonas no bien situadas. Es tiempo de ahorrar por si acaso, y las familias que pueden lo están haciendo perfectamente. Mientras tanto los que están entre regular y mal, por endeudamiento o falta de ingresos por el desempleo, están cada vez peor y con perspectiva al fallo. No hay dinero público para reactivar, una vez que nos hemos gastado todo en inversiones idiotas. Y lo que es peor, esta situación no tiene nada que ver con el tipo de gobierno que tengamos, pues la situación es grave al no disponer de alternativa ilusionante y novedosa, y ya se están tomando medidas liberales que tampoco sirven. No es posible escuchar al PP (bueno, si es posible, pero rechina) que no hay que subir el IVA cuando en toda Europa se está subiendo. El Estado necesita más ingresos y a la vez necesitaría más gastos para reactivar, pero no sólo no puede mantener el gasto sino que lo está recortando. Si no consumimos, no entrará vía impuestos, y a su vez, se detendrá más la economía y entrará la deflación. Es una situación casi idéntica al Japón de los años 90. Toda una década vacía.
Y las posibles soluciones de reactivación son imposibles con una Europa que ha decidido caminar por otra senda distinta. Había que elegir y hemos elegido. Aquí en España, en vez de reactivar con lo poco ahorrado, creando puesto de trabajo aunque fuera de forma artificial, hemos seguido gastando en arreglar aceras, campos de fútbol o cambiar farolas, en dar a todas las familias por igual una cantidad fija, y ahora nos hemos quedado sin colchón. No es de recibo que durante el año 2009, todos los Ayuntamientos de España estuvieran en obras tontas, y que ahora tengan unas deudas brutales. El que gobierna está para preveer y actuar en consecuencia. Ahora Zapatero ya no puede ni equivocarse (creo) pues no tiene más que deudas (bueno, nosotros, todos, él no).

1 comentario:

  1. Anónimo6:22 p. m.

    Si no mejora el desempleo, no es posible que mejora la economía. Es lo fundamental y no se está trabajando en ello.

    ResponderEliminar