30.6.10

Por la huelga del Metro de Madrid

Publicamos este comunicado, en solidaridad con los trabajadores del Metro de Madrid y con todos los vecinos de la capital que en estos momentos sufren los incovenientes de una huelga dura. O somos capaces los trabajadores de este Estado de plantear claramente nuestras reivindicaciones con inteligencia y cordura a la vez que con firmeza, o seremos convertidos en trabajadores sin derechos, dentro de un mercado laboral que cada vez se parecerá más al chino y menos al europeo. Tras cada huelga importante se esconden los derechos de todos los trabajadores de este país. Los tuyos, los míos, los de los trabajadores del Metro de Madrid. Si ellos pierden, perderemos todos un poco.

 
Yo no soy un ciudadanos afectado directamente por la huelga del Metro, pero apoyo a los trabajadores y trabajadoras del suburbano madrileño en sus reivindicaciones, en su huelga y en su decisión de desobedecer los servicios mínimos abusivos.
Estoy harto de que las administraciones secuestren a la ciudadanía con la imposición de servicios mínimos abusivos y habitualmente ilegales, en un intento claro de enfrentar a la ciudadanía con los trabajadores en huelga.
Mi interés ciudadano es también el interés de los trabajadores del Metro. Ellos están luchando ahora mismo contra el recorte del estado del bienestar en el que colaboran el Gobierno de la Nación y la Comunidad de Madrid.
Por que todos somos trabajadores, y alguna vez, en algún momento, tendremos que recurrir a la huelga para defender nuestros derechos. Y no queremos que nos la revienten imponiendo unos servicios mínimos tan abusivos como ilegales, y en muchos casos, innecesarios.
Estamos hartos de que los servicios mínimos se utilicen para reventar huelgas y para hacer ver que las huelgas no se siguen. Estamos hartos de que la administración, en cada huelga, cometa un abuso de Ley imponiendo servicios mínimos a sabiendas de que posteriormente, y cuando el mal está hecho, los anularán los tribunales.
¡Basta ya de abusos patronales!

29.6.10

Más formación profesional y humana ante la crisis económica

No sé a ustedes pero a mi me fastidia, me extraña mucho, que en plena crisis económica e incluso sistémica, no estemos hablando más de dos asuntos que considero fundamentales para salir menos dañados: de crear nuevos puestos de trabajo, de crecer en educación o formación
Hablamos constantemente de bancos, de reformas en pensiones o en las normas laborales, hablamos de impagados o de crisis inmobiliaria. Pero no se ven ideas nuevas para modificar la grave enfermedad del desempleo ni mucho menos de modificar nuestros sistemas educativos, por mucho que todos asumimos que son insuficientes o incapaces.
Atendemos el corto plazo, a quien grita más, y no somos capaces de plantear soluciones a los problemas del medio plazo. Unas medidas no deberían suplir a las otras. No se trata de priorizar ni por unas o por otras, sino de no dejar de lado las que nos sentarán las bases de las próximas décadas.
Casi hemos asumido ya —terrible esto— que el desempleo en muchas personas será ya definitivo por edad o por formación. Hemos asumido que tendremos un vacío generacional de casi una década, con todo lo que esto representa para el funcionamiento social. Tenemos asumido además que el mundo sigue moviéndose y que si nos hemos parado, otros —países, sistemas, normas— nos sobrepasarán. Pero no es cuestión de personas políticas que no saben gobernar. Que también. Es sobre todo cuestión de ideas novedosas, de asumir que todo ha cambiado y que los pensamientos viejos no sirven. ¿Qué desearíamos para España, una Merkel, un Sarkozy?, daría igual, ellos también están sin saber resolver los problemas fundamentales. Si somos lentos, los problemas —que siguen moviéndose— nos seguirán envolviendo. Muchas reuniones que no sirven para nada. Muchas desilusión en el tablero mundial. Por desgracia la historia nos ha enseñado en otros siglos cómo se resuelven estos problemas. Y me entra miedo.

Ya hay sentencia sobre el Estatut. ¿Y ahora qué?

Ya ha salido la sentencia sobre el Estatut y como era de preveer, no contenta a nadie, por mucho que era esa su única finalidad. Algo imposible. En donde se demuestra otra vez más, que en política las medias tintas no sirven para nada, si son obligadas por las situaciones.
Creo en el positivilismo, en la inteligencia política a la hora de cocinar asuntos (léase si se quiere a Maquiavelo), pero nunca, repito, NUNCA, con jugar con la gente y mucho menos si se nota.
En política no todo es posible, y a veces los caminos son imposibles de convertir en carreteras. Por eso la mesura y la inteligencia se sobreentiende entre los políticos y se solicita de ellos que no jueguen a joder.
Llevar el Estatut al Tribunal Constitucional tiene muy mala baba pero a la vez, muy poco sentido político de Estado. Excepto que se quiera joder. Luego, si que se ha querido joder el invento que más tiempo y dolor empleó en la Transición. El Estado Autonómico.
¿Y ahora qué?
Pues ni puñetera idea, lo juro. Ni lo sé yo ni creo que nadie.
Se ha abierto el melón de la confrontación, mañana tendremos que estar atentos, y pasado mañana, y las próximas semanas. Y una vez abierto el melón, no se puede cerrar como si nada hubiera sucedido.
¿Y qué pasaría si se llevara al Constitucional varios Estatutos más de este santo Estado tan complejo pero a la vez tan fácil de manipular por los que gustan de joder?, pues que la liaríamos parda.
No sabemos qué va a decidir el PSC. Ni qué decisión tomará CIU. No sabemos cómo reaccionará ERC. Conoceremos en breve declaraciones de gentes de la cultura catalana. Hablará Puyol y será escuchado. Expresará ICV su opinión y se unirá a la de muchos otros catalanes cabreados.
A Zapatero le crecen los enanos y sin duda, su decisión de no cambiar de Gobierno en estas semanas era producto de entre otros motivos, una situación que se puede convertir en complicada. Seguiremos opinando.

28.6.10

El Estatut de Catalunya, a punto de salir modificado del Tribunal Constitucional,

El Estatut de Catalunya, a punto de salir modificado del Tribunal Constitucional, va a representar un punto y aparte de la historia de España. Incluso los propios magistrados lo saben y por eso están actuando con firmeza e incluso con preocupada…, no me atrevo a decir la palabra.
La situación es compleja; nunca se debería haber llegado a este punto. No es posible modificar sustancialmente una norma básica, después de ser refrendada por los catalanes y que estos no se sientan manipulados y ninguneados. Es imposible. Y hablo de todos los catalanes, de los que están por la independencia, de los federalistas o de los simplemente autonómicos. Todos sentirán dentro que el ciudadano no sirve para nada, que es falso que los poderes emanen de los ciudadanos y que somos libres y responsables para decidir.
Pero por otra parte también es cierto que en la reforma del Estatut se construyeron textos conflictivos que iban a chocar con una lectura restrictiva de la Constitución Española. Tal vez lo lógico hubiera sido plantearse antes la justificación de una reforma y/o modificación (o no) de la actual Constitución. Ahora, el problema es más grave que si se hubiera tenido inteligencia política hace cuatro años. Simplemente porque los ciudadanos se sienten rodeados de “enemigos” y los catalanes van a sentir que se les resta derechos y la conflictividad va a ser seria sobre todo si los líderes políticos catalanes no emplean la mesura. Y no la van a emplear pues se acercan meses complejos.
Pero de todos modos no hay que ver esta sentencia en el corto plazo sino en el medio y largo plazo—sin saber todavía cómo va a salir de las cocinas madrileñas— pues marcará relaciones políticas, sensaciones en una sociedad algo cabreada, nuevas esperanzas y deseos entre los catalanes, siempre responsables pero a la vez muy seguros de lo que quieren. Madrid tiene una gran papeleta y creo que la va a resolver mal. Ya veremos.

27.6.10

Casas de lujo, familias de lujo

Se multiplican los programas de televisión en donde nos enseñan familias de lujo, viviendas de ensueño, muebles de diseño, maravillosas vidas con ingresos mensuales millonarios. ¿Por qué?
No queda claro si es una moda solicitada, predispuesta, provocada, provocadora. No sé bien si se busca demostrar que hay que conseguir una meta casi imposible, o si por lo contrario se busca odiar a las familias que tienen tanto en comparación con la inmensa mayoría que tenemos tan poco. Pero algo tiene que haber detrás, pues nada es por casualidad. Casi nunca.
Lugares de ensueño, piscinas majestuosas, salones de 100 metros cuando tenemos casi cinco millones de desempleados. Nada es gratuito, todo tendrá un precio en algún momento. Nada es por casualidad. Creo.

24.6.10

La España del 2014 será todavía muy gris, muy desempleada

Los datos de los últimos estudios económicos (el más reciente el de Ernst & Young Eurozone Forecast), ponen a España en una situación difícil; sobre todo pone al desempleo contra la cuerdas de una situación que no mejorará en los próximos 4/6 años. De seguir esta situación y si no somos capaces de inventarnos medidas más originales y funcionales que la actuales, la situación del mercado de trabajo y con él, la situación del consumo en general, sobre todo en bienes de una inversión media o alta, va a ser deprimente. Ya no se inician viviendas nuevas, algo lógico por el gran stock que hay, que es que en algunos casos ni bajando los precios de forma importante se consigue vender algunas viviendas, en zonas no bien situadas. Es tiempo de ahorrar por si acaso, y las familias que pueden lo están haciendo perfectamente. Mientras tanto los que están entre regular y mal, por endeudamiento o falta de ingresos por el desempleo, están cada vez peor y con perspectiva al fallo. No hay dinero público para reactivar, una vez que nos hemos gastado todo en inversiones idiotas. Y lo que es peor, esta situación no tiene nada que ver con el tipo de gobierno que tengamos, pues la situación es grave al no disponer de alternativa ilusionante y novedosa, y ya se están tomando medidas liberales que tampoco sirven. No es posible escuchar al PP (bueno, si es posible, pero rechina) que no hay que subir el IVA cuando en toda Europa se está subiendo. El Estado necesita más ingresos y a la vez necesitaría más gastos para reactivar, pero no sólo no puede mantener el gasto sino que lo está recortando. Si no consumimos, no entrará vía impuestos, y a su vez, se detendrá más la economía y entrará la deflación. Es una situación casi idéntica al Japón de los años 90. Toda una década vacía.
Y las posibles soluciones de reactivación son imposibles con una Europa que ha decidido caminar por otra senda distinta. Había que elegir y hemos elegido. Aquí en España, en vez de reactivar con lo poco ahorrado, creando puesto de trabajo aunque fuera de forma artificial, hemos seguido gastando en arreglar aceras, campos de fútbol o cambiar farolas, en dar a todas las familias por igual una cantidad fija, y ahora nos hemos quedado sin colchón. No es de recibo que durante el año 2009, todos los Ayuntamientos de España estuvieran en obras tontas, y que ahora tengan unas deudas brutales. El que gobierna está para preveer y actuar en consecuencia. Ahora Zapatero ya no puede ni equivocarse (creo) pues no tiene más que deudas (bueno, nosotros, todos, él no).

21.6.10

La izquierda no está unida ¿Debe unirse la izquierda real?

En estas semanas en las que la crisis más azota y la desbandada de ideas novedosas por parte de los neosocialistas es más patente, escuchamos cantos de responsabilidades varias, para la nueva izquierda que tendrá que surgir tras el cambio sistémico de la forma de organizarnos.
Tanto IU como CHA han dado muestras de madurez, desde diferentes reuniones de trabajo, para decir alto y claro que la izquierda debe trabajar más unida, más junta y con ganas de ofrecer a su sociedad una sensación de responsabilidad política mayor, con nuevas ideas, agrupando a fuerzas de izquierdas, republicanas, federalistas, ecologistas o nacionalistas responsables.

No es tiempo para la irresponsabilidad y estar desunidos es una muestra de ello. La sociedad va a necesitar más que nunca tener objetivos claros, pero también ideas nuevas; adaptar nuestra forma de pensar y de actuar al nuevo siglo, a la nueva situación que surgirá tras la crisis; olvidarnos de ideas caducas ya imposibles (aunque ilusionantes y lógicas en el siglo XX), pues los tiempos son otros y es momento de trabajar para no perder, más que para ganar.
La izquierda tiene que demostrar que es posible defender a los trabajadores del Estado desde la responsabilidad, pero también desde el control absoluto de los abusos y la manipulaciones de los que ostentan el poder mediático y escondido. Tiene que demostrar que es capaz de construir estado social y avanzar, no desde la utopía sino asentado en la realidad, utilizando si es necesario las mismas herramientas que los enemigos de los menos favorecidos con el poder y la economía. 

Las clases medias son una vez más las grandes protagonistas silenciosas de esta sociedad, la cada vez más numerosa parte de una sociedad que camina a pasos agigantados hacia la desafección social y la apatía; logrando que participe más de la política acercándola al progresismo con soluciones y planteamientos más humanos. Si la juventud actual se está decantándose desde un neosocialismo inicial hacia el liberalismo por la crisis; los adultos dejan de participar o se radicalizan más “en contra del otro” que “a favor del propio”; y la tercera edad se radicaliza inamovible entre posiciones adoptadas en los años 80 y una apatía total que lo inunda todo.
En este barullo no parece tener espacio propio una izquierda real, perdido más por dejadez propia que por habilidades de los contrarios. 

O demostramos desde la izquierda real que somos capaces de crear espacios propios, sinergias y agrupaciones ideológicas en donde nos olvidemos de los máximos para conseguir la lógica, o perderemos definitivamente el poco espacio que tenemos. Dependemos exclusivamente de nosotros para intentarlo.

19.6.10

Los indigentes siguen en la glorieta de los Zagríes de Zaragoza, aun siendo castigados

Los indigentes siguen en la glorieta de los Zagríes de Zaragoza, aun siendo castigados con la retirada de los bancos y la fuente. 
Somos inhumanos, tenemos una sociedad tremenda, capaces de inventar bancos que no sirvan para los indigentes, o de retirar los bancos de algunas plazas para que estos desaparezcan.
Debemos ser imbéciles, pues no sé bien qué esperamos de este tipo de medidas. Las personas sin techo van a seguir viviendo, no van a "desaparecer", si acaso se cambiarán de lugar.
Alguien ha pensado (mal, sin duda) cómo evitar que los indigentes estén en la plaza Zagríes, pero no ha dedicado el mismo tiempo en pensar de qué forma se podría resolver de verdad su problama social y humano.
Caminamos hacia la mierda, por mucho internet y modernidad que nos envuelva. Tremendo quitarles una fuente para que no se laven sin darles otra alternativa. Tremendo. Claro, era una zona de postín, un bario de los guapos, ahora si se van a un barrio obrero, las molestias serán menores, pues allí no se notarán tanto, envueltos entre el resto de "¿chusma?". Todos somos culpables.

17.6.10

¿Y si Felipe González entrara en el nuevo Gobierno?

Zapatero no quiere disolver el Parlamento por responsabilidad, y en cierta medida es cierto que el recambio ni es mejor ni más seguro, pues nadie sabe a ciencia cierta qué saldría de unas nuevas elecciones anticipadas. Una mayoría no absoluta del PP no le garantiza a España ni la tranquilidad ni el resuello necesario para crecer en credibilidad.
En Europa ya no creen en Zapatero, pero si en España. Saben que algunos desmanes económicos nos han tambaleado y lo que es peor, el Gobierno está “tocado y hundido” y no hay nada mejor en donde elegir. Pero hay todavía un “tiempo muerto” que se debe utilizar antes de agotar todas las posibilidades que nos llevarían al hundimiento. Nos jugamos sin duda, la credibilidad mundial en materia económica y con ello, la posibilidad de salir de esta sin tener que estar intervenidos por Europa. Que no dudemos que estar intervenidos supondrá que mande quien mande, no gobernará.
Pues bien, existe esa posibilidad última. Increíble nos parecerá cuando la escriba. Increíble me parece a mi pensarla. Pero podría ser “la solución”.
Un nuevo Gobierno. Nada nuevo, lo sé.
Un nuevo Gobierno con Felipe González de Vicepresidente; Almunia y Solana de ministros y con un representante de CIU y otro del PNV como ministros. ¿Es posible esto?, pues depende de Zapatero y de Felipe González. Para Europa sería una garantía adicional a sus peticiones y aflojaría la tensión. Dejaría a España menos presionada durante estos dos años, no se quemaría a ningún posible nuevo líder socialista y dejaría al PP frenado en sus expectativas en el corto plazo. Un Consejo de Ministro tan potente tendría más libertad para tomar medidas contundentes de reforma estructural. O el PSOE hace algo en este mes de julio o España tendrá serios problemas económicos, pues si analizamos la situación, nada se dice de intentar bajar el desemplo, nuestra sangría social peor, porque no hay soluciones económicas claras. Al déficit se unirá el tener grandes dificultades para pagar los vencimientos públicos e incluso en algunos ayuntamientos para 2011, problemas de caja.
Sería una mala idea para la izquierda española, excepto que admitieran entrar en el Gobierno. Pero las cosas no están nada bien.

Biel y el PAR han ido a Madrid para asegurarse su Vicepresidencia

El PAR del Biel, el Biel del PAR se ha reunido con Rajoy para hablar de lo suyo ahora que el PSOE está en horas bajas. No se quería decir, pero El País lo ha dicho, mecachis que puñetero periódico.
José Ángel Biel es un político raro. Es muy hábil para seguir trabajando en y desde el gobierno, dándole igual quien gobierna. No es un político, en realidad es un funcionario de alto sillón. Simplemente es que no le entendemos. Ahora está buscando nueva empresa para seguir trabajando a partir de 2011. Pero la pregunta que se hacen muchos es si el PAR realmente existe o simplemente es una pantalla. Si existe Biel o es un fantasma de plasma que traspasa paredes. Tan curiosa es la forma de Biel en buscar trabajo para 2011 como lo es la del PSOE de fiarse de un trabajador como él para gobernar una legislación si y la otra también. Biel no engaña a nadie. Todo el que siga la política aragonesa sabe de antemano cómo trabaja este funcionario, luego, es de suponer que Iglesias también sabía cómo se comportaría Biel una vez que el PSOE empezara con gripe.
Detrás de Biel hay muchas personas, sobre todo en zonas rurales de Aragón. No está sólo y este es su poder, el que lleva en las carteras ministeriales. La que desean poseer los que gobiernan. Pero ahora el PP actual, que es más listo todavía que el Biel simplemente porque le conoce bien, sabe que puede fagocitar a un partido sin partido. Y en eso está, y por eso a Biel le ha jorobado que se sepa su reunión con Rajoy.
Pero lo curioso es que los aragoneses que votan, que cada vez son menos, hacen como que no se enteran y seguirán mirando hacia otro lado, aplaudiendo con su voto las maniobras de un Biel listísimo que seguirá de Vicepresidente del Gobierno. Tal vez sea que a los aragoneses nos guste votar a caballo ganador. Y Biel, gane quien gane en las próximas elecciones, será Vicepresidente. ¿Alguien en Europa puede decir lo mismo?

La pelea entre Prisa y Mediapro salpicará al PSOE total. A la suma de todas sus partes.

A Zapatero le crecen los enanos y a velocidad de vértigo. Ahora son los Prisa y los Mediapro, los Cebrián y los Roures, El País y Público, los que están a la greña, en plena batalla por matarse unos a los otros, porque al final como en toda película del Oeste que se precie, uno sacará antes y será quien quede con vida. Sólo quedará uno y pondrá FIN.
Los hilos del muñeco —perdón— del invento, los mueve en un caso Felipe y en el otro Chacón. Como debe ser. Se dice, se comenta, que detrás de la pelea del fútbol, ahora hablamos del de la televisión y no del de Suiza, está la auténtica batalla por la sucesión socialista.
Que si Felipe está asustado de que al final se rompa el PSOE (pero que se rompa de verdad, en trocitos); que si Zapatero está muy agustito escuchando a Felipe pero que si pudiera lo mandaría de embajador a Vietnam que hay muchos mosquitos; que si el esposo de Chacón es quien corta el bacalao como asesor; que en Prisa están asustados con que gane el PP y entonces los bancos se le lancen a la yugular de los 5.000 millones de deuda. Nada, tonterías. ¿Qué son 5.000 millones de euros en deuda para que se les pongan chulos los bancos?, nada, son la cifra perfecta para que los bancos estén acojonados y no los deudores.
Lo complicado será el asunto para los jueces con los 100 millones de los juicios compartidos entre Sogecable y Mediapro. Yo no te pago porque tú me los debes, pero si yo no cobro no te dejo entrar y a su vez si no me dejas yo voy y me chivo y te pido otros 100 más y tu entonces me dices que además voy y te suspendo pagos para que no cobres. Con lo lenta que es la justicia, veremos a la Real Sociedad otra vez campeona de liga antes de saber quien ganará definitivamente esto.
Claro, que también podría ser que en el PSOE hicieran las paces y se perdonaran esos 100 millones de nada entre amigos enemigos. No son nada comparado con las deudas totales. Peores tragos han sido las fusiones televisivas que nadie entiende y en cambio Zapatero no se ha cortado las venas por ello y nadie le ha dicho nada de este su otro error, dejando que esta pelea acabe dejando moribundos a los medios de izquierdas. Otra tontada más en su haber.

16.6.10

Las tres cualidades básicas de un político, según Romanones

Decía Romanones que para ser político hay que ser alto, tener buena voz y ser abogado. Lo de alto lo entiendo bien, pues nada impresiona más en el cerebro que mirar levantando la cabeza (el truco de ponerte girado cuarenta y cinco grados cuando te hacen una foto sonriendo lo aprendí de joven y así abres más los ojos). Pues lo de mirar hacia arriba debe abrirnos más la zona del cerebro que te dice —este tipo al que miras es superior, obedécele.
Lo de tener buen voz lo aprendí en mi servicio militar cuando haciendo de sargento (si, yo tuve que hacer 3 meses de sargento siendo cabo, pero esa es otra historia real) me enseñaron como decir ¡¡ar!! a la compañía con mi voz floja. Impresiona ver como te obedecen 200 tíos a la vez a un gritito de grulla con e al final. ¡¡aareeee!!
Pero lo de ser abogado es de premio. Claro, pensé al saberlo, será para no meterte en líos. Pero un amigo avispado me ha corregido. No, chato, es para meterles en líos a los otros. Vamos que para ser buen político hay que ser astuto y sagaz, saber bien el suelo sobre el que se pisa y saber poner zancadillas legales.
Romanones era un tipo maniobrero, capaz de esa frase y de otras mil mejores e incluso entre sus luces (tuvo muchas sombras) figura el “decreto de las 8 horas” que ahora parecen querer cargarse otros liberales pero más “neo” que el Conde de Romanones. Vamos un tipo con dos pares, una buena voz y por supuesto Derecho terminado y Doctorado. Pero no era alto y algo cojo, mecachis; y aun así triunfó. Nadie es perfecto.

He roto el único billete de 500 euros que tenía ¿Y ahora qué hago con los trozos?

Tras el Consejo de Ministro de hoy, con la aprobación de la reforma laboral, he visto al país como recogido, preocupado, reunido con sus amigos para analizar la situación.
La he percibido vestida de rojo, como debe ser ante una situación como esta. Deseosa de intervenir. Pero no era por la reforma laboral, era por el fútbol. De hecho los telediarios han abierto con el deporte, mecachis la. Contento debe estar Zapatero de esto, pues así no se habla de lo importante.
Lo de la reforma que nace reformada tiene su aquel. Ya no será necesario que la empresa demuestre pérdidas durante 6 meses; no se dice nada y miel sobre hojuelas. Le dejamos el asunto al juez, que será quien vea si sirven las pérdidas como prueba o si sirven las pruebas como pérdidas. Más lío.
Los sindicatos han dejado unos meses en medio para hacer las cosas bien, más que nada porque si se demuestra que tenemos para la huelga el mismo brío que para meter goles a los suizos, se nos puede hundir el sindicalismo. Más todavía, si.
Debemos estar tan mal, tan enfermos de deudas, que no nos cambian ni las traviesas de la vía en Anzánigo. Y me dice mi hermano, que tiene unas preguntas de espanto… ¿y si estamos tan mal, como es que no se dieron cuenta antes?
Yo le he remitido a los masones, como hacía Franco cuando quería disimular. La verdad es que lo sabían y mucho, los que intentaban seguir chupando de la burra. Y ahora simplemente están muy preocupados porque no saben qué hacer con sus billetes de 500 euros. Yo tenía uno y lo he roto no vaya a ser que me acusen de defraudar al país, que ahora te miran mucho. Ahora lo veo en pedazos y me entra una mezcla de miedo y tontería, y es que no sé qué hacer con los trozos por si me pillan.

15.6.10

Semana clave para Zapatero y España

Esta semana España se juega el todo por el todo en su crisis. La bolsa está subiendo ligeramente lo que nos indica que seguimos creyendo en nuestras posibilidades; y la huelga general la hemos dejado para septiembre, y así tenemos tiempo para ver cómo funcionan las nadas de la nada. Hay muchas cosas que se arreglan o se estropean con el tiempo. Y las que empeoran muchas veces sirven para arreglar otras.
Esta semana es clave para Zapatero, pues si pierde España contra Suiza igual tiene que dimitir. Es lo que tiene la realidad social. Por cierto muchas gracias a Forges por ser tan maravilloso y a El País por persistir en su intento de enseñárnoslo. Hay que hacerles la pelota, ya que les copio su viñeta.

Amnistía fiscal, que ya nos taparemos la nariz

Una vez que ya sabemos todos que el Estado no tiene euros y que además debe un riñón y que para más lío, algunos españoles tramposos tienen muchos pero escondidos y de color negro, se impone empezar a pensar en una amnistía fiscal.
Sin duda sé que es una medida súper liberal y nada progresista, pero también inevitable si queremos cuadrar cuentas. Nos tienen pillados por el bolsillo.
Ya se hizo hace unas décadas con Bonos del Estado que sin interés servían para aflorar la economía escondida al ponerlos al servicio del Estado unos años flojos. Nos queda esto o vender las pocas empresas públicas guapas que nos dejó Aznar una vez que había vendido el resto para cuadrar cuentas. Es lo que tiene la economía pública, que al final es como la cuenta de la vieja pero a lo grande.
O vendemos, o gastamos menos, o cobramos más impuestos, o pedimos prestado, o afloramos el dinero negro. No hay más planes posibles. Y algunos ya está totalmente prohibidos por Europa pero también por los propios mercados que son los que nos gobiernan.
Malas líricas para la izquierda que no ha (hemos) sabido ofrecer alternativas a las debacles provocadas por los chulos del mercado.
Que aflore el dinero negro se puede hacer de más modos. Uno sencillo pero al que se niega Europa es cambiar el euro físico, bien prohibiendo el billete de 500 o bien provocando el cambio del billete por motivos de seguridad como excusa. Ahora, si vas al banco con unos billetes de 500 no sales sin que te fichen tu nombre y el destino. Son así de obedientes. Y en Gran Bretaña con los billetes no puedes comprar nada que exceda de 3.000 euros. El resto por trasferencia. Son buenas medidas, pero escasas.
Hay que controlar las transacciones en negro, que son el principio del mal. Si existe mercado negro, de poco servirá controlar el final, el blanqueo. En algunos países “jorobados” existe un mercado paralelo de billetes no oficiales, tanto para pagar como en algunos momentos de su historia para cobrar sueldos. En la Argentina del corralito algunos cobraban parte de su sueldo en dólares, por poner un ejemplo tonto. Así que hay que evitar que se pueda comprar con esos billetes que no te admite el banco. Y como de momento hay que conseguir liquidez como sea, no está de más pensar de qué forma se puede hacer una amnistía fiscal en condiciones, aunque no sea una medida de izquierdas. Nos taparemos la nariz.

14.6.10

Intención de voto y confianza con Zapatero y Rajoy

Hoy el periódico Público ha divulgado una encuesta de intención de voto, muy dura para el PSOE. ¿Pero donde van los votantes que no quieren votar al PSOE, si el PP no aumenta?
La imagen del periódico que acompaña la entrada nos refleja la idea que de Zapatero o Rajoy tienen los españoles. ¡Guauu! 
Caminamos mal si no somos capaces de encontrar unos recambios que ofrezcan más credibilidad y confianza. Son parte del problema. Ellos o nosotros por no creer en ellos.

La huelga general de junio 2010 pasará a la historia. No sabemos de momento por qué.

Tendremos huelga general y un proyecto de ley para la reforma laboral. Dos medidas importantes. La primera por inevitable pues los sindicatos tienen que demostrar que es necesaria su existencia para la defensa de los derechos de los trabajadores (tengan o no razón con el trabajo anterior a la crisis) y la segunda en obediencia debida a Europa que presiona hasta las canillas.
Que sea “proyecto de ley” es positivo pues permitirá que no salga un “churro”, y negativo porque puede salir del Congreso más dura y liberal. Pero será el trabajo de todos los que nos representan en el Congreso, para mal y bien de unas elecciones a la hora de votar.
Las huelgas, como muy bien han avisado ya desde CCOO, se hacen para ganarlas. Es un detalle que tendremos que tener en cuenta. Sobre todo porque se pueden perder. O incluso lo que sería peor, que lo perdiéramos todos. Hay huelgas duras, educadas, organizadas, violentas. Siempre es un momento crítico para todos en la historia de los países y muchas veces marcan un antes y un después para “algo” o para alguien. Zapatero ha recibido tantos golpes en el cogote que ya está algo sonado como para que una huelga le haga mucho daño, pero todo depende de cómo se organice esta. Lo malo de las huelgas generales es que son una prueba y que todos los agentes implicados saben ya mucho de cómo mover las fichas claves. Así es complicado que salgan sencillas, suaves, dulces. Las fuerzas de seguridad deberán hacer un gran ejercicio de responsabilidad, pues nada pesa más sobre las mesas de los despachos que los desmanes irreparables.
Suceda lo que suceda, sin duda, es una prueba de fuego. Desde la huegla general de 1988 (14 DE DICIEMBRE DE 1988) no ha sido ganada por los trabajadores y sindicatos una huelga general en España. Han pasado 22 años.

P.D. La huelga general será finalmente en el otoño caliente,  cuando los datos del desempleo nos vuelvan a asustar. O tal vez cuando los miedos de esta primavera ya hayan pasado.

13.6.10

Reforma laboral poco cocida

Sigo insistiendo, según más leo el documento del Gobierno para la reforma laboral, que no tienen ni idea de lo que son las empresas, de cual es la realidad del mercado laboral. Y eso que creo, tienen centenares de asesores.
La norma (que ya existe y en otros tiempo se ha utilizado mucho) de que los contratos por “obra o servicio” no se podían eternizar y que a los 2/3 años de un contrato eventual hubiera la obligación de hacer un contrato fijo, se lo saltaban a la torera de la forma más sencilla del mundo. Me gustaría conocer el número de contratos eventuales que se han hecho fijos terminado el tiempo máximo y el que han terminado en despido para volver a contratar a una persona diferente. Volveremos a la rotación, que no es peor pero si mala. Sobre todo para la productividad.
Hay que partir de un hecho incuestionable. La clase empresarial española, sobre todo en PYMES no tiene calidad, no entiende de productividad ni de motivación. Van a la pela del corto plazo, al negociete del hoy, a cuadrar cuentas del mes. Y punto final.
Falta una formación empresarial en este santo país que cale en el tejido productivo de abajo arriba. Para crear nuevos empresarios y para que los que ya lo son sepan serlo, aprendan de qué forma se puede optimizar su negocio. Si, para ganar más. Pero es que ahora juegan a enmarronar todo (marrón de color de pobres), a no tener ni puñetera idea que no sea contratar a un asesor tramposo.
¿Cuántos asesores de empresas pueden explicar a sus clientes, porque así se lo piden estos, de qué forma se puede mejorar el negocio en el medio plazo?, ¿cuánto simplemente reciben peticiones para hacer trampas o trampillas?
No se trata de retrasar la presentación de la reforma laboral como solicita CIU, sino de presentar de una vez documentos correctos, iniciativas que funcionen. A mi el sistema de intentar que queden poco cabreados los sindicatos y la CEOE a partes iguales, me parece el peor de los sistemas posibles. No se trata de no cabrear, sino de hacer las reformas con profesionalidad.

11.6.10

Empresas en pérdidas durante 6 meses. Otra tontada posible del gobierno.

Que el gobierno quiera bajar la indemnización por despido si hay pérdidas en una empresa durante 6 meses indica claramente que nunca han trabajado en una empresa y no saben cómo funcionan en un país tan dado a la picaresca y la trampa.
Todas las empresas, todas repito, pueden tener pérdidas durante 6 meses, provocadas con compras aumentadas y facturaciones retrasadas, con devoluciones negociadas de facturaciones o ingresos pendientes, con manipulaciones varias de las que tanto saben los asesores de empresas, y compensarlas después en los restantes 6 meses del año. 
Algo que no se puede hacer sin riesgo si se analiza un año fiscal completo, por el riesgo de que una inspección de hacienda pille las trampas. Y aun así se hace.
Fijar en menos de un año el periodo para analizar las pérdidas de una empresa es una barbaridad de tontos. Pero ellos sabrán.

Los mercados, fuente de odio y amor.

Nos levantamos diariamente esperando a ver que se pública sobre nosotros en la esfera internacional. El panorama nacional nos lo sabemos al dedillo, y esperamos que sea fuera donde las perspectivas comiencen a ser positivas.

El nuevo contrato de trabajo se mantiene sin acuerdo. Nadie cede, nadie da, nadie mira más allá de sus propios intereses. Todos culpan al otro y todos gritan al cielo, y los españoles miran al televisor sin saber si alegrarse o llorar ante las buenas nuevas.

Vendemos deuda de forma holgada pero el contento nos dura hasta que el Financial Times nos vuelve a meter en el saco de la oscuridad, aludiendo a una preparación por parte de la UE de un rescate, algo desmentido por un comisionario de la UE, que queda ahí como puntilla escrita.
Porque lo de que la información es poder tiene más sentido que nunca. La información mueve el dinero de una forma directa y rápida. Los periódicos más populares, igual que los “gurús” de la economía (los mismos que estafaron a medio mundo, sí), dicen cuatro palabras y los mercados se tiñen rojo. El rojo demuestra las palabras del gurú, o del periódico, y aquí todos contentos.

Los países siguen en pugna por sus propios resultados. Alemania publica un recorte de 80.000 millones, (¿necesario?), buscando llegar a un dato numérico que ahuyente los malos espíritus de la credibilidad financiera.
Muchos criticaban a los mercados, a las agencias de Ratings, a los especuladores… pero seguimos moviendo la economía para todos ellos, para no asustarlos, para que no hablen mal de nosotros. Seguimos esperando que sean ellos quienes suban nuestras bolsas, quienes nos pongan AAA en nuestra deuda, quienes suban el euro y hablan bien de nosotros en la ruleta de la fortuna que es el periodismo especulativo.

Es como criticar a los hipócritas e irte a cenar con ellos todas las noches. Al final te conviertes en uno de ellos. Yo al menos me siento así.

10.6.10

Zapatero escucha a Felipe González. No sabemos si hará caso a los socialistas históricos

La pregunta lógica sería ¿es capaz Zapatero de hacer políticas de izquierdas desde dentro de la crisis?, porque si no es capaz de hacer políticas diferentes a las que ordenan los mercados desbocados, lo lógico sería que abandonara. Para hacer políticas conservadoras, nada como los profesionales de eso.
Hoy Zapatero se ha reunido con lo más granado de los socialistas históricos. Ante los retos de las reformas laborales y de pensiones, sin descuidar las financieras, es todavía posible hacer políticas de izquierdas desde el Gobierno socialista. Se juega la credibilidad de los próximos 10 años legislativos.
¿Habrá Zapatero escuchado a Felipe y Guerra, a los socialistas con poso histórico o se creará en posesión de su verdad, única y manipulada por el conservadurismo europeo?
En breves semanas veremos la respuesta. Mientras tanto seguiremos pensando que es posible rectificar o al menos no cometer más errores que dejen al socialismo español al borde del abismo. Y que no nos cuenten que se toman las medidas necesarias para el grave momento actual, porque hay difernetes maneras de enfocar los mismos problemas.

La reforma laboral y la formación continua para ganar productividad

Tenemos (debemos) que preguntarnos qué estamos haciendo cada uno de nosotros por la crisis. Los que la sufren en primera persona ya hacen suficiente pues son los actores principales de un drama del que no se conoce su duración. ¿Pero y los demás?
No basta con quejarnos ni con poner cara de poker. Sí va contigo y conmigo, no sirve de nada que te escondas, es un asunto complejo que te atañe. Y si no quieres hacer nada por cambiar las situaciones, no debes quejarte.
Se habla de muy diversas medidas posibles: algunas imposibles, otras conservadoras, algunas de izquierdas, muchas antiguas, otras con poco efecto. Es el momento del debate cuando debería ser el de las soluciones, pero han sido muchos los que han opinado que esto no era tan grave y que en pocos meses se saldría sin problemas. Ahora es que no.
La reforma laboral se tiene que hacer por decreto ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo. Algo lógico pues todas las cartas están marcadas desde hace meses tanto para empresarios como para sindicatos. Pero es incluso bueno que sea el Gobierno quien legisle en la crisis, más si como parece, no van a ser medidas para pocos años, ni leyes no consensuadas antes con al menos algún grupo político añadido al PSOE.
Serán medidas duras. Muy duras. Pero todos tenemos algo de responsabilidad en esto. También los que hemos callado o los que no hemos conseguido que se nos tenga en cuenta a la hora de avisar de que la actual situación era insostenible.
La baja productividad en este país tiene mucho que ver con el tipo de contrato laboral, con la mala relación laboral de las últimas décadas. Cuando se trabaja en RRHH se sabe lo importante que es la implicación de todas las partes, de la motivación, de la formación continua, de la seguridad, de la participación. Con contratos eventuales todo trabajo en RRHH para motivar se va a la basura. ¿Alguien entiende de equipos?
Los empresarios tiene la obligación de ganar dinero. Es su máxima. Punto. Pero mirando en el medio y largo plazo de su empresa. Se (nos) han centrado en ganar dinero fácil y rápido y ahora nos quejamos todos. No se ha reinvertido, no se han cuidado los RRHH, no se han realizado políticas de formación continua eficaces. Hemos tirado el dinero por el desagüe. Y ahora todos nos ponemos las manos en la cabeza.
¿Cuántos millones de euros en formación profesional y laboral no han servido para formación eficaz? ¿quienes son los responsalbes de este despilfarro y lo que es peor, de este desastre generacional en la formación profesional continua?
Ahora toca recoger las mieses vacías de grano y aguantar el polvo del camino. Todos.

Moción de censura versus responsabilidad (o no)

Para los que sean jóvenes (qué suerte) y no sepan bien lo que es una “moción de censura” en el Parlamento español, les voy a dejar unos ligeros apuntes y así pueden valorar mejor si lo que hace Rajoy (esconderse en la arena) es bueno o malo.
Una moción de censura se expone con la idea de cambiar al Presidente de Gobierno. Y para ello se presenta a un candidato que tras una sesión parlamentaria (varias más bien) de debates, tiene que ser votado por toda la cámara del Congreso. Lo normal es perder la votación, pero lo importante para quien se presenta, es que el candidato propuesto abre la sesión con la exposición de su programa de gobierno y normalmente incluso, con una lista no cerrada de personas que ejercerán las labores de ministros. (Hay que tener equipo e ideas nuevas que valgan para resolver)
Dispone de un tiempo extenso y sin tasar (creo) para exponer las medidas que piensa necesarias para modificar la situación que lleva a presentar la censura, ofreciendo la imagen de líder de recambio que es capaz de afrontar la situación de otra manera distinta. (Y a ser posible mejor)
A continuación todos los grupos políticos del parlamento salen a la tribuna a criticar o apoyar el discurso de presentación de la censura, siendo el partido que apoya al candidato el último en hablar. Como futuro presidente, tiene turnos de réplica libres para cada intervención.
Al final se somete a votación, normalmente uno o dos días después de la presentación, con espacio para negociaciones o declaraciones extensas y aclaratorias.
Los medios de comunicación valoran la imagen y el programa del candidato como un futuro posible Presidente de Gobierno. Lo que es bueno o malo, dependiendo de la capacidad para ofrecer nuevas ideas, capacidad de solucionar los temas o de crear confianza.
Normalmente se pierden las mociones de censura, pero a su vez, se sale muy reforzado de ellas y muy tocado el Presidente que las sufre en sus carnes, pues no sólo es vilipendiado y censurado, sino sobre todo comparado y minusvalorado. (O se sale hundido por ofrecer una imagen penosa de incapacidad manifiesta)

¿Por qué no la presenta Rajoy?, pues porque se puede perder si no se es capaz de presentar medidas diferentes pero concluyentes y asimilables por la sociedad y los medios, más que por el resto de fuerzas políticas del Parlamento. Rajoy no hace nada porque no se siente capaz de hacer nada (diferente). Por que si es capaz de hacer más y mejor, la irresponsabilidad de no intentar ser Presidente para resolver sería manifiesta ¿no?

9.6.10

España está muy grave. Tiene los riñones encharcados. ¿O eran los pulmones?

Cuando todo un Banco Mundial, que como su nombre indica debe ser el mayor de todos los bancos posibles, nos avisa de que España esta muy grave, es para ponerse a temblar. La primera idea es sacar todos los ahorros de la caja de ahorros de tu barrio y escapar a tu pueblo. No hay que explicar que si tuviera para escapar a NY con lo ahorrado, me iría para salir del enfermo muy grave, pero no tengo.
No es que estemos regular como Labordeta ni mal como Zapatero. No. Estamos muy graves. Vamos que ni con sonda gástrica ni con el boca a boca. ¿Y quien es el culpable?, nos preguntamos de entrada, ¿qué se puede hacer ahora que los médicos de cabeceras nos van a cobrar unos euros cuando los vayamos a ver, como si fueran el bar de abajo?. Ayer hicieron cuentas unos economistas de libro y nos dijeron que quien más deuda tiene en este santo país no es el Estado, no son los bancos (que ya les vale), que son las familias y las empresas. Que es tanto lo que deben precisamente a los que también deben, es decir los bancos y el Estado, que la cosita está muy chunga.
Las personas debemos a los bancos y no sabemos si podremos pagar. Las empresas deben a los bancos, a la SS y hacienda pues han solicitado aplazamientos. Y los bancos deben porque no les pagan y porque jugaron a la ruleta rusa con los euros de todos. El Estado debe porque se creía el dueño del mambo regalando euros a todos por igual y ahora no está cubriendo los gastos pues no hay actividad.
La idea de frenar la actividad a costa de no gastar es mala como dicen muy bien muchos, no porque podamos permitirnos gastar más de lo que ingresamos, que no, sino porque frenar el coche en plena curva es peligrosísimo. Tal vez en plena curva lo que se precie según los maestros, es frenar ligeramente para a continuación acelerar y nada más salir de la curva, parar y respirar fuerte.
Estamos tan graves que ya no quieren ni venir de visita los políticos para consolarnos. No se recuerda presidencia de la Unión más tonta que la de este semestre. Mecachis qué otoño caliente nos espera.

Esta frase es de Paul Krugman: de hoy mismo


Amigos, esto se está poniendo feo. Y los EE.UU. tiene que estar pensando en cómo aislarse del masoquismo de Europa.

Esta frase es de Paul Krugman, de hoy mismo, escrita en el NYT, hablando de las últimas medidas adoptadas por los países europeos al retirar los estímulos fiscales. Sin comentarios.

8.6.10

Las cifras de la huelga no hay que hacerlas públicas por parte de nadie excepto si son a vida o muerte

Se equivoca el Gobierno al dar cifras de seguimiento de la huelga. No se debe entrar en esos temas, si se es progresista. No se debe mentir ni provocar. No sé que sería peor.
A los ciudadanos nada les duele más que se juegue con las cifras y que desde el poder se emplee siempre el mismo sistema. Minimizar las cifras de partición. Los mismos luego, cuando están en la oposición juegan con ellas hacia arriba. Mal para la credibilidad, mal para el sistema en el que todos debemos creer.
Llevamos en España más de dos décadas jugando con la credibilidad del sistema. Los últimos años de Felipe González fueron complicados para que la sociedad creyeran en el sistema, y a partir de entonces no hemos levantado cabeza de implicación. La desafección de la sociedad es alta, incluso se diría que si no fuera por el abuso del bipartidismo, sería muy peligrosa. Si tanto IU como UPyD fueran un partido más organizado y con credibilidad, arrasarían en las próximas elecciones. Sin contar que hay un número brutal de ciudadanos que ya han decidido no participar. El futuro es muy malo, nos jugamos a medio plazo ( no a largo) una involución política. No hablo de golpes de estado, hablo de reformas políticas que anulen avances y nos conviertan en un país anodino y gris, en una semi democracia desde métodos democráticos.
De momento, a la vez que resolver los problemas económicos, que ya es labor, hay que avanzar sin destruir mucho “el sistema”, resolver sin romper más la credibilidad. Porque hay asuntos que peligrosos que no se deben traspasar. Por ejemplo la independencia democrática de los países, para intentar hacer su propia política social, en donde sea posible dar consejos pero no órdenes publicitadas. El detalle es muy importante. Consejos internos y no órdenes publicitadas, repito.

Sobre huelgas generales y otras formas de presión

Las huelgas, sean sectoriales o generales, son herramientas de defensa laboral del siglo pasado. A veces no encontramos mejores formas de plantear quejas, pero deberíamos empezar a sopesar que no funcionan por muy diversos motivos. Hay otros mecanismos de defensa, dentro algunos de la familias de “las huelgas” o diferentes formas de hacer ver los descontentos sociales, con mayor éxito. No voy a dar más pistas pues gran parte del éxito de las medidas de presión radica en el límite que separa la legalidad de la ilegalidad, esa delgada línea que todos se saltan a la torera según como sopla el viento. Todos.
Plantear una huelga general es peligroso. Por dos motivos fundamentalmente. Si funciona totalmente coloca al país en un peligroso disparadero. Si fracasa coloca a los sindicatos y trabajadores en una complicada situación. Y si es un sí pero no, sirve para muy poco.
Pero efectivamente, algunas de las formas de defensa no se pueden publicitar, y los sindicatos se quedan si su fuerza más lógica: la representatividad de los problemas y las soluciones de los trabajadores. De todos los trabajadores. Y hay que reconocer que este papel no lo han hecho muy bien en las últimas décadas. Me refiero al “todos”.
La situación no es buena. Para nadie. Pero no es lógico que lo tengan que pagar solo los trabajadores ni que no existan diferencias en la medidas tomadas por gobiernos socialistas y gobiernos conservadores. Acabada la ideología política se acaba la democracia, simplemente porque se acaba la participación, al no tener sentido la elección diferente. Y sin democracia política que gobierne, acabaremos en manos de otros sistemas de poder. De hecho cada día hay más ciudadanos occidentales que dejan de creer en la democracia, lo digan en voz alta o se lo callen. Sin saber ninguna de ellos que sin democracia lo que viene ya lo conocemos de sobras. Pero somos humanos y capaces de equivocarnos todos los días. Y de dejarnos manipular. Por eso, para situaciones complicadas hay que buscar soluciones complicadas y novedosas, atrevidas y diferentes. Una vez que los partidos políticos están demostrando que ya no sirven para nada (¡¡guau la frase!!, que no suscribo pero que reconozco en parte de la sociedad que habla y que crece) lo que viene detrás es el caos. O nuestros hijos dan un zapatazo o lo van a tener crudo.

7.6.10

No hay que recortar el déficit hasta que la economía crezca

Os dejo un artículo sobre los peligros que lleva recortar el déficit por la vía del gasto en periodos de estancamiento económico, con unos planteamientos totalmente ditintos a los que están decidiendo los gobiernos europeos. La fuente es eleconomista.es y se puede leer el original aquí. Sin duda hay diversas formas de entender la economía y de actuar sobre los problemas. Que nadie nos asegure que la tomada por Europa es la única ni incluso puede que la correcta.

Mucho se habla de recorte del déficit público en estos días pero, ¿cuáles serían las consecuencias económicas de una decisión así en un momento como este? "La respuesta es que un programa de reducción del déficit destruiría la economía, o lo que queda de ella tras dos años de Gran Crisis", afirman desde la revista norteamericana The Nation.
Así, señala que la fobia de Wall Street, la prensa, algunos economistas y prácticamente todos los políticos "es uno de los mayores peligros a los que nos enfrentamos", puesto que reducirlos sin reconstruir primero la economía es un billete seguro hacia el "estancamiento, la recesión de doble dígito e incluso una segunda Gran Depresión", advierte la publicación.
Aparte de "ajustes a corto plazo", como la innovación financiera o el incremento de las exportaciones netas, hay dos formas de conseguir que la economía crezca: una requiere que aumente el gasto del Gobierno; la otra, que los bancos presten. Así, para que las naciones avancen, "uno de estos grandes motores financieros, el déficit público o los préstamos privados, deben estar en funcionamiento".
En general, el común de los mortales prefiere la solución pública, pese a su mala prensa, ya que es a la larga la que proporciona salud financiera a las familias. Sin embargo, esta solución compite con el crédito bancario "y esto explica la fobia de Wall Street, los medios y los economistas más conservadores" al déficit público.

Protección pública

Entre las múltiples ventajas que tiene el déficit público frente al crédito privado, es que los deudores de los bancos pueden incurrir en default o declararse en quiebra, lo que puede poner en serios aprietos a las entidades. Sin embargo, con el Gobierno, ese riesgo no existe, puesto que no necesita tener cash de la misma forma que lo necesitan los bancos para hacer inversiones.
Cierto es que el Estado puede gastar de forma imprudente, lo que puede propiciar el incremento de la inflación y agotar los recursos públicos. Sin embargo, los default públicos se producen "sólo cuando los países no tienen el control sobre la divisa en la que se endeudan, como sucedió con Argentina y el dólar. Para los verdaderos (Estados) soberanos, el concepto de quiebra es irrelevante", apunta The Nation.

No es una carga para futuras generaciones

Otro de los motivos que esgrimen los que critican el abultado déficit público es que es una herencia envenenada para futuras generaciones, idea que rechaza la publicación. Y es que esta deuda "no tiene que ser repagada, y en la práctica nunca lo será. La deuda personal generalmente se liquida durante la vida del deudor o a su muerte, ya que difícilmente se le podrá cargar a otro. Pero la deuda pública no tiene por qué ser liquidada. Los Gobiernos no mueren", recalca The Nation.
Así, la deuda pública sencillamente aumenta de un año al anterior. "En toda la historia de EEUU así ha sido, con el déficit público y la deuda creciendo todos los ejercicios salvo en seis breves períodos. Y lejos de ser una carga, ese endeudamiento es el pilar fundador del crecimiento económico. Los bonos públicos aportan rentabilidad neta al sector privado, mientras que los títulos corporativos sólo transfieren el dinero de una parte del sector privado a otra", sentencia la revista.

Alemania y Gran Bretaña también están asustadas

Primero fue Grecia, luego asustaron a España, avisaron de que Hungría estaba tocada y hoy ha saltado Alemania y Gran Bretaña. Se contagia la gripe tóxica de la crisis financiera y seremos los currantes de a pie los que pagaremos con hambre y sudor los excesos de los jetas y la incapacidad de los teóricos políticos y economistas públicos que no supieron detectar o lo que puede ser peor, no quisieron actuar para parar los juegos de manos con los billetes.

Vamos a vivir peor —bueno no, ya vivimos peor— que hace una década, y lo que nos falta para acostumbrarnos a desandar lo recorrido. Tener trabajo será un lujo, disponer de un contrato con una duración superior al año un premio, nuestros hijos tendrán que emigrar y nosotros tendremos una jubilaciones peores que las de nuestros padres. La sanidad tendrá copago, la escuela también, los impuestos subirán pero no lo harán los servicios y las inversiones se congelarán pues el déficit público será cada vez más alto al enfriarse la economía de manera brutal.

No consumiremos, luego no se moverá el dinero, luego no se recaudará lo suficiente, con lo que no lograremos salir de los casi 5 millones de parados, siendo más complicado que nunca tener una jubilación suficiente. Habrá más diferencias sociales pues sin duda, tendremos un 20% de personas que vivirán mejor que ahora (menos coste por deflación hacen más ricos a los ricos), un 40% casi no lo notarán, pero un 40% veremos complicado (todavía más) llegar a fin de mes y no soñaremos con comprar nada que suponga endeudamiento, lo cual puede ser incluso bueno.

Todos tenemos culpa en este lío. No vayamos ahora a decir que somos inocentes totalmente. Debemos mucho más de lo que tenemos, y lo que es peor, no hemos sabido calcular cuantos años tendremos que trabajar para pagar esas deudas que ahora son mayores. Y eso que la deflación no llega por amor de un barril del petróleo que sube sin frenar. Como el euro se está devaluando con respecto al dólar, los europeos somos más pobres hoy que ayer con respecto a todo el resto del mundo mundial. A cambio podemos vender mejor, sea maquinaria o sol. Y no podremos salir de este santo territorio, que la verdad, nos estábamos pasando con eso de ir a tomar el sol a Cancún en vez de a Canarias. Lo dicho, todos tenemos parte de culpa. Unos jugaron con nosotros y nosotros nos dejamos jugar a cambio de cosquillas.

6.6.10

Lo que le queda por hacer a Zapatero antes de cerrar

Me dicen que no será complicado formar un nuevo gobierno fuerte en julio, pues hay muchos pesos pesados que saben que tras Zapatero viene el caos (para el PSOE), a menos que surja un milagro o un líder escondido que en pocos meses sea capaz de levantar la moral y la economía.
Así que algunos de los que saben ya, que es o esta ocasión o ninguna, se están preparando para recibir la llamada. Sin duda la idea es buena, podría surgir un mirlo banco ya conocido pero por profundizar, que en pocos meses arreara con brío el corcel y además se beneficiara de la dinámica de una Europa que no puede seguir sufriendo más trimestres recesivos.
En su contra están los que opinan que esta crisis es sistémica y que no se arregla con paños —ni fríos ni calientes— y que los cambios tiene que ser muy duros y profundos. Unos puñeteros, os lo juro.
El PSOE tiene la santa suerte de tener a un Mariano de contrincante, que es más bien poca cosa para las debacles, aunque no hay que fiarse de los megos, que sorprenden a última hora. Y tiene también la suerte de que Zapatero será lo que sea, incluso puede que parte de lo que le están llamando ahora los que hace poco le aplaudían, pero es honrado y serio, y está herido. Así que las decisiones pueden ser gordas y atrevidas. El día 16 de junio tiene la primera de ellas. La reforma laboral.
Yo si fuera de los sindicatos no aceptaría los chantajes de la patronal, sabedora ella —se cree— que Zapatero empleará el bisturí hasta el fondo. Sobre todo porque si hay que joderse, que se moje el Presidente. Pero además porque cabe la posibilidad de que salga una reforma laboral curiosa, aceptable, asumible en periodos de crisis. Lo que no es asumible es la actual situación de trabajadores de primera, de segunda y de tercera, según el tipo de contrato que tengan con la empresa. Zapatero tendrá que demostrar que es socialista con una ley necesaria, y estoy seguro de que esta vez no le cogerá el teléfono a Merkel cuando le llame para decirle cómo debe ser la reforma laboral. Si en algo ha triunfado Zapatero en estos 6 años, es en demostrar que otra forma de hacer política social es posible, aunque a veces se equivoque tanto que asuste incluso a Felipe González. Perdón. Cuando he escrito social me refería a la sociedad y su forma de organizarse, no a las necesidades sociales de las capas menos fuertes. Zapatero ha hecho reformas que son ejemplo y guía para otros países. Aunque luego ha manchado todo su expediente con dos patadas en los riñones a los que menos pueden defenderse. Todavía le queda aire para respirar y dar un puñetazo encima de la mesa. Lo que no queda claro es si se romperá la mano o si servirá para algo.

De pisos en poder de los bancos y de Zapatero

Que en las últimas encuestas Rajoy gane a Zapatero por goleada es de premio para ambos. Uno por dejarse ante tamaño contrincante, otro por sobrevivir sin hacer nada por nada. No sé qué es peor.
Suenan como recambios Solana, Rubalcaba o Blanco. No suena Chaves lo que resulta curioso, ni ninguna de las ministras tan dadas a salir sonrientes.
Pero si importante es el candidato socialista que se deje ganar, más lo es el próximo ministro de economía para julio. No es sencillo encontrar voluntarios. Es posible que Obama le llame unos días antes y le indique qué ministro será el bueno, y tendrá que claudicar. No es entendible que a Barak no le responda que para ahorrar euros nada mejor que abandonar Afganistán en manos de los EEUU que son los ricos. Pero ya se sabe, cuando uno pierde el respeto, lo más complicado es volverlo a recuperar. Hemos pasado en pocos meses de ser los más chulos de clase, los que ya éramos la quinta potencia del mundo, a ser unos parias que además estorbamos en un sistema que se quiere reformar para seguir siendo igual.
En Sitges están reunidos los “jefes” del tinglado para decidir cómo seguir siendo los más guapos de la clase y los que tienen más poder. Zapatero como anfitrión de la reunión tiene que ir a venderles la moto de que España está guay y que porfa, no se metan tanto con España, que bien podrían hacer las pruebas de laboratorio económico con otros países. Pero creo que le van a contestar que es tanto el problema del ladrillo, escondido ahora en las contabilidades de los bancos, que la cosa está muy malita. Los bancos y sobre todo las cajas de ahorro no saben cómo contabilizar los pisos embargados y los créditos complicados que dieron a inmobiliarias heridas de muerte. Si bajan el precio de sus activos para poderlos vender, mal. Si los mantienen peor. Yo de momento ya he recibido un SMS de una caja de ahorros con ofertas de pisos a precios de ganga. Pronto los ofertarán en los clasificados con nombres interpuestos. ¿O lo están haciendo ya?

5.6.10

Aragón, un país vacío de ganas

Somos un país sin sentido, es Aragón un territorio de gentes flojas, poco dadas a defender lo suyo, a entender siquiera qué es lo que les rodea, cuales son las zancadillas que recibe, qué es suyo y no de todos, sobre todo cuando los demás si que saben lo que es sólo de ellos y no del resto de vecinos.
Con los bienes aragoneses usurpados por Cataluña, tenemos un ejemplo más de lo bobos que somos los aragoneses, incapaces de defender con una simple firma lo nuestro. El principal periódico de Aragón ha puesto en su web una adhesión para solicitar la devolución de los bienes y en dos semanas el número de personas que apoyan la idea es tan baja que uno se pregunta si los aragoneses no saben de qué va esto, no entran en la web de heraldo.es o ni entran en Internet.
No me imagino una iniciativa parecida y que no fuera apoyada masivamente por los suyos en mitad del territorio estatal de esta España rara y apagada. Y no, no se trata de que los aragoneses estamos por encima del bien y del mal, y que no nos preocupan los problemas pequeños, simplemente es que no estamos. Dan ganas de rendirse, de incluso desear que estemos peor todavía haber si así somos capaces de darnos cuenta de lo que otros hacen por lo suyo y lo poco que hacemos nosotros. Siempre seremos territorio de desiertos de polvo mental.

4.6.10

Sobre la reforma laboral y un mercado de trabajo absurdo en España

Zapatero tiene que legislar sobre la reforma laboral, pues es ilógico que se mantengan dos tipos de trabajadores y derechos. Unos, fijos, con despidos de 45 días por año. Otros eventuales, con 20 días por año de indemnización por despido. Unos en las grandes empresas tiene todos los derechos laborales intactos, otros no tiene ninguno pues representan en las mismas empresas la mano de obra complementaria y basura con contratos muy distintos a los de sus compañeros. Unos contratados por la misma empresa con antigüedad o vacaciones fijas, otros por ETTs sin vacaciones lógicas o peores condiciones y horarios.
Los sindicatos deberían haber intervenido mucho antes, pues es inmoral esta enorme diferencia de derechos laborales, de sueldos, de condiciones de trabajo.
Ahora es una obligación, aprovechada por los empresarios para igualar por abajo lo que se debería haber igualado por arriba en periodos de bonanza. Y las responsabilidades son de todos.
Entrar por otra parte en indemnizaciones de 20 días para empresas en crisis, podría ser lógico si se legislara con claridad y contundencia. Pero se hará mal y de forma ambigua. Es válido para empresas con pérdidas demostradas, siempre y cuando la diferencia de indemnización fuera asumida por el Estado. ¿Es culpable el trabajador que una empresa mal gestionada esté en pérdidas y por ello tener menos derechos? ¿y si tiene beneficios tendrá más derechos y más sueldo?
Por otra parte hay un fraude masivo en horas extraordinarias, exigidas muchas de ellas con amenazas, mal cotizadas, pagadas en negro. Y no se hace nada por controlarlas con mano de hierro. No hay derecho a que unos trabajen 10 horas de media y coticen por 8 y muchos otros estén en el desempleo.
Y las ETTs no son solución de nada. Aunque sin duda el INEM es una miseria organizativa, incapaz de organizar el mercado de trabajo. Se necesita renovar totalmente este organismo, dotarlo de más responsabilidades (sin duda la formación continua y el asesoramiento laboral personalizado) y una actualización brutal de contenidos y de formas de trabajar. Si damos carta blanca a las ETTs entraremos en un mercado laboral “basura” de complicada vuelta atrás, que nos convertirá en un país con peor productividad que la actual, que ya es muy baja por muy diversos motivos. Hay que crecer en calidad, no primar a que los mejores profesionales se vayan a otros países por tener un mercado laboral absurdo y en donde no se prima la calidad ni la productividad, con horarios del siglo XIX y métodos de mitad del XX.

2.6.10

DECLARACIÓN DE PROFESORES UNIVERSITARIOS FRENTE A LA CRISIS

Los profesores y profesoras universitarios que firmamos esta declaración lo hacemos porque tenemos la convicción de que la interpretación que se hace de la crisis y las medidas que se están tomando ante la grave situación que estamos viviendo no son las adecuadas para hacerle frente respetando principios elementales de la democracia y la justicia social.

Queremos que la ciudadanía entienda que esta crisis no es simplemente un hecho circunstancial, sino la expresión de un modo de vida y de organización de todo el sistema social y económico que es material y humanamente insostenible.

La crisis la ha provocado un sistema financiero concebido y regulado para que la principal fuente de beneficio de la banca y los poderes financieros sea la especulación. Por eso será imposible salir de la crisis como se quiere salir: sin cambiar las reglas del sistema financiero, sin acabar con los paraísos fiscales, sin vigilar y controlar a la bancos y dejando que sigan siendo ellos quienes impongan el modo de funcionar de la economía mundial. No podemos consentir que la ciudadanía que nada ha tenido que ver pague los platos rotos por los bancos.

La crisis ha tenido un efecto especialmente grave en nuestro país porque los gobiernos consolidaron en los últimos años un modelo económico basado en la construcción, en la explotación masiva e irracional de los recursos naturales y en la desigualdad y muy dependiente de los designios de las grandes corporaciones y burocracias europeas. No podremos salir de la crisis si se sigue incentivando el mismo tipo de actividad económica.

También estamos comprobando que la crisis hace evidente la fragilidad de nuestra democracia porque en lugar de la deliberación predomina la imposición y porque los poderes financieros y económicos se imponen continuamente a las instituciones representativas. Ceder a la extorsión de "los mercados" es debilitar aún más la democracia y así solo se saldrá de la crisis con menos bienestar y justicia.

Se quiere hacer creer a la ciudadanía que las medidas que se están adoptando son las únicas posibles pero la experiencia de otros países nos permite afirmar que eso no es verdad y que cuando se adoptan solo conducen, como acaba de decir el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, "al desastre". Sabemos, por el contrario, que hay otras salidas a la crisis mucho más eficaces y favorables para el bienestar.

El conocimiento de lo que está ocurriendo y el sentido común nos dicen que lo primero y principal es devolver el crédito a empresas y familias y que para ello es necesario que el Estado disponga de fuentes seguras de financiación. Es inmoral e inaceptable que el dinero que los poderes públicos dan a los bancos al 1% para que financien a la economía solo lo utilicen para comprar deuda pública al 5 o incluso al 10% o para seguir especulando. Por eso defendemos la banca pública que la crisis ha demostrado que es más necesaria que nunca.

Sabemos que la reforma laboral que se prepara solo con el propósito principal de debilitar el poder de negociación de los trabajadores no es lo que se necesita para crear empleo. Tratar de salir de la crisis reduciendo los salarios y las rentas de la mayoría de la población es como querer salir del hoyo tirándose de los pelos. Son esas rentas quienes mantienen el gasto que permite que la economía se mantenga en pie, de modo que reducirlas para aumentar los beneficios de los bancos y las grandes empresas (que en el primer trimestre de 2010 han aumentado un 25%) es la antesala de una larga y dolorosa depresión económica.

Sabemos que los recortes de gasto público que se proponen no son los más eficaces ni los más justos y que, en todo caso, hay otros que se podrían haber recortado primero, como los militares. Y sabemos que existen otros mecanismos de obtención de ingresos cuya carga no recae sobre los más desfavorecidos sino sobre aquellos que provocaron la crisis, o sobre los que disfrutan de ingresos o riqueza muy superiores a la mayoría de la población.

Quienes conocemos cómo funciona esta sociedad, la historia y la naturaleza de los auténticos poderes que toman las decisiones somos conscientes de la dificultad de tomar hoy día medidas diferentes a las que proponen la patronal y los grandes financieros. Pero la experiencia también nos enseña que cuando la ciudadanía se empodera y conoce bien lo que pasa a su alrededor es capaz de influir y de torcer las decisiones que le obligan a ir por los caminos que no desea transitar.

Por ello reclamamos también más debate y diálogo social para que la ciudadanía sepa lo que pasa, para que disponga de información plural y pueda optar y decidir con fundamento. Reclamamos, por tanto, que los medios de comunicación públicos cumplan con la tarea a la que están llamados y abran urgentemente debates sobre la crisis en los que no se difundan siempre las mismas ideas de quienes detentan el poder sino las diferentes concepciones y propuestas sobre lo que está ocurriendo y sobre la mejor forma de hacerle frente.

Con este convencimiento, nos comprometemos a contribuir con nuestra actividad universitaria para que la sociedad tome conciencia de que las medidas que se están adoptando NO PERMITIRÁN RESOLVER LA CRISIS porque solo se encaminan a facilitar que los de por sí más privilegiados obtengan más cómodamente sus enormes beneficios. Y, sobre todo, a aportar y difundir esas OTRAS FORMAS DE HACER FRENTE A LA CRISIS que respetan el bienestar y la justicia y que además son mucho más eficaces para combatir sus efectos tan negativas sobre la población más desfavorecida.

Como muestra de este compromiso suscribimos esta declaración que haremos pública próximamente para mostrar nuestro rechazo a las medidas que se vienen adoptando.

Sevilla, mayo de 2010 - Firmantes aquí

1.6.10

"Rectificar es de sabios, pero hacerlo todos los días es de necios"

Me gusta Felipe, sí, Felipe González, y tal vez esté mal que yo lo diga, no sé, viniendo de donde viene el halago tal vez esté mal visto. No me importa. Sé que hizo grandes males, tal vez el mayor no se le recuerde ya; el desencanto. Pero menos de los que se le recuerdan, porque gobernar tras un golpe de estado es muy jodido y tener que enterrar todas las semanas a servidores muy doloroso. Hoy el terror ya no es como entonces y es más sencillo juzgar lo que no se entiende.
Los políticos están mal visto en este puto país —lo de puto lo digo porque todos nos vendemos al mejor postor— y es una pena, pues los mejores o abandonan o se queman o simplemente se hacen notarios o economistas de bancos experimentales.
En aquellos años junto a Felipe había una buena colección de políticos de raza. No los voy a nombrar, me dejaría a muchos. En Aragón también y curiosamente sólo en CHA queda alguno en activo. No recuerdo si el inmortal Biel ya estaba en fregados. Seguro que si.
Hoy he escuchado a Felipe una frase lapidaria y terrible. Se la ha dirigido a Zapatero sin nombrarlo. Si yo fuera José Luis recogería las maletas y las fotos del despacho y me iría a mi casa. Bueno no, me iría a la casa que tenía antes de ser Presidente. Tiene que ser muy duro que quien era —¿es todavía en su cabeza?—tu líder te diga esto…
"Rectificar es de sabios, pero hacerlo todos los días es de necios"
Muy duro.