2.5.10

La trampa del Euro By PAUL KRUGMAN (traducido por este blog)

Muy interesante artículo del economista Paul Krugman, sobre el euro y cómo nos afecta a los países más débiles de Europa. La traducción es propia de este blog.

No hace mucho tiempo, los economistas europeos solían burlarse de sus homólogos norteamericanos por haber cuestionado la sabiduría de la marcha de Europa hacia la unión monetaria. "En general", declaró un artículo publicado justo este pasado mes de enero, "el euro, hasta ahora, ha ido mucho mejor de lo que muchos economistas de EE.UU habían pronosticado".
Decían "No puede suceder, es una mala idea, no va a durar", y bueno, no fue así, pero ahora mismo parece haber sido una mala idea exactamente por las razones de los escépticos citados. Y en cuanto a si va a durar, de momento, es que parece una pregunta sin respuesta.
Para entender el lío del euro y sus lecciones para el resto de nosotros es necesario ver más allá de los titulares.
En este momento todo el mundo está centrado en la deuda pública, que puede hacer que parezca que se trata de una sencilla historia de gobiernos que no podían controlar sus gastos. Pero eso es sólo parte de los problemas de Grecia, mucho menos para Portugal y no el asunto que afecta a España.
El hecho cierto es que hace sólo tres años ninguno de los países actualmente en crisis o cerca de ella, parecían estar en problemas fiscales de profundidad.
En 2007 incluso Grecia tenía un déficit presupuestario que no era mayor, en proporción del PIB, que el déficit de los Estados Unidos tenía a mediados de los años 1980, mientras que España en realidad tuvo un superávit. Y para atraer grandes entradas de capital extranjero, en gran parte porque los mercados confiaban en la pertenencia a la zona del euro, los gobiernos griego, portugués y español hicieron bonos de inversiones seguras.
Luego vino la crisis financiera mundial. Los flujos de capital se secaron, los ingresos se desplomaron y se disparó el déficit, y la pertenencia al euro, que había alentado a los mercados interiores de los países en crisis, se convirtió en una trampa.

¿Cuál es la naturaleza de la trampa? Durante los años de dinero fácil, los salarios y precios en los países hoy en crisis subieron mucho más rápido que en el resto de Europa. Ahora que el dinero ya no está rodando en estos países, lo necesitan más que nadie para conseguir el nivel de vida creado de forma rápida.
Pero eso es una cosa mucho más difícil de controlar ahora, que cuando cada nación europea tenía su propia moneda. En ese entonces, los costos podrían ser armonizados mediante el ajuste de los tipos de cambio, por ejemplo, Grecia podría bajar todos sus salarios en relación con los salarios alemanes simplemente devaluando el dracma sobre el marco.
Ahora que Grecia y Alemania comparten la misma moneda, sin embargo, la única manera de reducir los costos relativos de la producción griega es a través de una combinación de inflación alemana y deflación griega. Y ya que Alemania no aceptará la inflación, la deflación sería la solución.
El problema es que la deflación (caída de los salarios y los precios) es siempre y en todas partes un proceso profundamente doloroso. Invariablemente implica una depresión prolongada, con un elevado desempleo. Y también agrava los problemas de la deuda, tanto pública como privada, porque los ingresos caen mientras que la carga de la deuda no lo hace o sube.
De ahí la crisis. Los problemas fiscales de Grecia serían graves, pero manejables probablemente si las perspectivas de la economía griega para los próximos años pareciera aún moderadamente favorable.
Pero no lo es.
A principios de esta semana, cuando se degradó la deuda griega, Standard & Poor's sugirió que el valor en euros del PIB griego no podría volver a su nivel de 2008 hasta el 2017, lo que significa que Grecia no tiene esperanzas de crecimiento para salir de sus problemas.
Todo esto es exactamente lo que los euroescépticos temían. Renunciar a la posibilidad de ajustar los tipos de cambio, advirtieron, invitaría a crisis futuras. Y ha sucedido.
Entonces, ¿qué va a pasar con el euro?
Hasta hace poco, la mayoría de los analistas, incluido yo mismo, consideraban la ruptura de la zona euro básicamente imposible, ya que cualquier gobierno, que incluso alguno mencionó que estaba considerando dejar el euro, sería invitar a una carrera catastrófica en sus orillas.
Pero si los países en crisis se ven obligados a dejar de pagar la deuda, probablemente se enfrentarán a graves problemas de todos modos, obligándolos a medidas de emergencia, como restricciones temporales a los retiros bancarios internos. Esto abriría la puerta a la salida del euro de esos países.

¿También el propio euro esta peligro? En una palabra, sí.
Si los líderes europeos no comienzan a actuar con mucha más fuerza, proporcionando a Grecia la ayuda suficiente para evitar lo peor, se ve muy posible una reacción en cadena que comience con una moratoria griega y termina causando estragos mucho más amplios.
Mientras tanto, ¿cuáles son las lecciones para el resto de nosotros?
Los halcones del déficit ya están tratando de apropiarse de la crisis europea, presentándola como una lección objetiva sobre los males del gobierno de tinte socialista. Lo que realmente demuestra la crisis, sin embargo, es el peligro de ponerse una camisa de fuerza política. Cuando se incorporaron al euro, a los gobiernos de Grecia, Portugal y España se les negó la posibilidad de hacer algunas cosas mal, como la impresión de demasiado dinero, pero ahora a ellos también se les niega la capacidad de responder con flexibilidad a los acontecimientos.
Y cuando la crisis golpea, los gobiernos deben ser capaces de actuar. Eso es lo que los arquitectos de la unión económica por el euro se olvidaron de hacer y que el resto de nosotros necesita recordar ahora.

Published: April 29, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario