8.4.10

Políticos jetas, disfrazados de fósiles

No está nada claro que tras estos fósiles de millones de años que hoy han aparecido para despistar, no se esconda la jeta incorruptible de algún trápala metido a mandamás, que se creyó tesorero de su casa, confundiendo lo privado con lo público, dejando a la mayoría de los políticos afines de oficio que no de trampas, con el culo al aire.
Si a alguien le importa y mucho limpiar la casa de polvo y mierda, es al resto de ciudadanos políticos de oficio, que ven manchada su honra por la desfachatez de unos pocos pero ruidosos bordes especímenes que han hecho un corralito de sus responsabilidades políticas de oficio.
O resolvemos este problema de raíz, de una forma ejemplar, empezando sobre todo y en primer lugar por los propios políticos que dan sustento a los ladrones de democracia, o acabaremos mal. Muy mal. El país no está para jugar con él, no tiene las aguantaderas suficientes para soportar muchas más patadas en las ingles, no está el enfermo como para que le abofeteen. Así que o somos capaces de deshacer estas dudas políticas que la sociedad resuelve con la abstención política en aumento, o nos penará en un futuro cercano. La historia ya está escrita. Si la repetimos será culpa nuestra.
¿Y tú qué piensas?

2 comentarios:

  1. Tal como están las cosas, hoy sólo te diré... felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Gracias.
    Los días grises pueden ser precisamente aquellos de los que esperas más brillantez. Pero tras una noche, siempre vuelve otro día.

    ResponderEliminar