6.4.10

La crisis de la prensa es seria y será peor

La crisis en los medios de comunicación en papel es grave e imparable. Las ventas han bajado pero lo que es más grave para todos, los ingresos por publicidad lo han hecho mucho más, tanto los anuncios privados como los públicos y los de anuncios clasificados.
Pero si esta situación es preocupante para las grandes cabeceras lo es más todavía para los periódicos locales, en donde estas bajadas de ingresos son más perceptibles. Si comparamos los datos españoles con los americanos, con unos años por delante en previsiones mercantiles, podemos observar que en EEUU las situaciones en 2009 han sido desastrosas para periódicos de menor tirada y noticias locales.
El consumo de noticias primero pero ahora ya el de anuncios clasificados, se está dirigiendo hacia Internet. Y lo curioso es que no se está rentabilizando su éxito en forma de ingresos fijos, de la misma forma que hacían los periódicos. Todavía y en España.
Si los anuncios públicos, de todo tipo, bajaran a la mitad de lo que ya han hecho, algo probable por la crisis, muchos periódicos no podrían soportar la herida. Por eso todos debemos preguntarnos sobre este problema, para pasar a imaginarnos una sociedad sin periódicos y a partir de aquí tomar decisiones de todo tipo. Yo personalmente creo que todos debemos tomarnos este asunto con sumo cuidado y respeto pues va nuestra forma de entender la sociedad en ello. Y digo todos, también los propios medios de comunicación. No hay mucho margen para errores.

2 comentarios:

  1. La prensa tradicional se tendrá que reinventarse. Internet será la principal fuente de noticias (donde ya casi todos los medios tienen su versión digital) y el papel quedará para periódicos de periodicidad semanal o superior en el que se desarrollarán reportajes más amplios (como revistas generalistas).

    ResponderEliminar
  2. Pues si. El papel y la impresión es cada vez más cara por muy diversos motivos.
    Y lo digo desde el conocimiento y la pena por un oficio que me dió de comer durante 40 años.

    ResponderEliminar