11.4.10

Hay que subir impuestos en España

Estamos en crisis, en una crisis económica tremenda. Pero no todos los españoles están en crisis, muchos de ellos ni se han enterado de esta crisis, sin contar los que incluso están saliendo reforzados de ella, aprovechando los recovecos, los negocios que toda crisis económica crea.

La crisis económica la están padeciendo los parados, las rentas más bajas, los trabajadores de pequeñas empresas, los autónomos. En suma, las personas con rentas más bajas y las clases medias bajas.

Nuestro sistema de bienestar no es igual al de nuestros países vecinos. Es menor. Tanto en sanidad como en educación o pensiones, por mucho que se diga lo contrario, estamos en peores números que Europa, que la media de la OCDE. Pero nuestra carga fiscal es también menor.
Durante muchos años hemos dicho, han dicho los políticos en este país que había que bajar impuestos, cuando nuestra carga fiscal es de las más bajas de Europa, de occidente. No es compatible y menos en periodos de crisis, la bajada de impuestos con mantener el estado de bienestar. Y menos si quien dice este discurso es aparentemente de izquierdas. Pero como es lógico, no se trata de subir la carga fiscal por igual, a todos los ciudadanos. 

No hay mejor sistema de reparto de la riqueza, de distribuir las crisis, de controlar los gastos sociales para que sean mejor repartidos, que subiendo impuestos de forma proporcionada a los ingresos. Y sobre todo controlar el fraude.

No es lógico como se dice por muchas personas, la desaparición de ciertos impuestos a la riqueza. No lo es tampoco, la forma de pagar impuestos de las grandes fortunas o de las SICAV. Se dirá que representan poco número, cierto, porque muchas de ellas se escapan al control fiscal. Los impuestos son para trabajarlos y reorganizarlos. Hay muchas familias y/o personas con elevados ingresos que se escapan de las cotizaciones, léase profesiones liberales, gran parte del turismo y servicios, atención a personas dependientes, trabajos de rehabilitación de viviendas. Y los culpables son primeros los que lo hacen pero segundo los que lo permitimos al no solicitar facturas Y por fin los gobiernos que no legislan para que sea obligada la solicitud de la factura. 

Hay que subir los impuestos en España, y la izquierda es la que debe liderar este proceso. 

Y enseñar a la sociedad que los impuestos bien redistribuidos crean riqueza y a la vez es la mejor garantía para el sistema social que nos hemos entregado. No es cieto que contra menos imuestos más se recauda. Es una falacia de la derecha que no quiere impuestos porque ellos ya tienen asegurado su sistema de bienestar. Que se lo pregunten a Europa si no.

5 comentarios:

  1. Si no se explica con mucho cuidado y claridad será muy difícil hacer ver que es algo positivo o, por lo menos, necesario.

    ResponderEliminar
  2. Pero es el gran dilema de siempre. Queremos parecernos a ciertos países de europa, y se nos ha educado desde hae varias décadas en que los impuestos son malos.
    No se ha intentado hacer pedagogía del impuesto como algo básico para el mundo occidental. Sobre todo cuando gobiernan partidos que se dicen llamar socialistas.
    Sin duda la sociedad en general, se asusta cuando se le habla de impuestos porque se piensa que le va a tocar pagar más.
    No necesariamente.
    La presión fiscal es muy moldeable, tanto, que no se ponene de acuedo los economistas que son Premio Nobel, en qué es mejor, si mucha presión o poca presión.
    Yo diría, que depende de la personalidad de la sociedad. Y en España nos han enseñado a pagar cuanto menos mejor y si es posible, nada por hacer fraude.
    No es lógico un país con un fraude tan alto y tan complicado de atajar.

    ResponderEliminar
  3. Ahora tenemos un momento clave. Durante bastantes años (puede que unos 5 al menos) tendremos un número de parados muy alto al que habrá que dar cobertura.
    Con dinero.
    Esto es como una gran familia. Si trabajan menos en nuestra familia y queremos que no se mueran de hambre y puedan tener ropa, etc. tenemos que entre menos personas, dar para mas.
    ¿Cómo se hace esto sin más impuestos?
    Nos podemos endeudar, el país, el "jefe de familia" se puede endeudar pidiendo créditos. Más créditos. Que hay que pagar con intereses añadidos.
    Es un gran error. Lo "barato" es que los que no sufren la crisis paguen algo más para soportar a los que no pueden pagar.
    Eso, o decir directamente y sin tapujos, señores, no ayudamos más a los parados, o les ayudamos con mucho menos dinero. Con dos bemoles.
    Pero no hay término medio.
    Si no se venden pisos, no se pagan impuestos sobre la vivienda, que eran una entrada sobre todo para Ayuntamientos y Comunidades, altísima.
    ¿Cómo se compensa eso? Con otro tipo de impuestos. Eso, o dejamos de hacer obras, de subvencionar parte del precio de los billetes de transporte, piscinas, colegios, etc.
    Si no hay dinero, no sirve decir que se gaste menos porque hay despilfarro. Es gastar saliva. Nos podemos desahogar hablando del enorme gasto público, pero es que es menor a la media de la OCDE.

    ResponderEliminar
  4. Pues me parece un escrito excelente, Sr. Indeciso.

    Basta que observemos a Escandinavia y extrapolemos.

    Si se trata de hacer el mensaje "vendible" al gran público, y no por frivolidad sinó porque la Política Fiscal es clave para generar justicia soial, si es que eso es lo que se quiere —que el P.P., el P.S.O.E. o el B.S.C.H. no quieren demasiado ya no es un secreto para nadie—, podría decirse algo como "hay que subir los sueldos a los que cobran menos y los impuestos a los que cobran más". ¿Que les parece? :-)

    Mi más cordial saludo,

    ResponderEliminar
  5. Gracias. Tenemos que aprender de aquellos países a los que queremos asemejarnos.

    ResponderEliminar