12.4.10

El precio de la vivienda en España seguirá bajando

Aquí hemos hablado largo y tendido sobre el precio de la vivienda y cómo lastra la recuperación económica este problema. Vamos a dar unos pequeños apuntes para señalar que seguimos en una crisis de venta, por mucho que desde otros lugares se apunte lo contrario.
Es cierto que se han escritura más hipotecas, pero no se dice que gran parte de ellas son refinanciaciones de las ya existentes, es decir, no son nuevas hipotecas de nuevas ventas.
¿Por qué no se ajusta el precio de la vivienda en España?
Si en enero de 2008 se hicieron 71.835 nuevas hipotecas de venta, en enero de 2009 se hicieron 30.001 nuevas hipotecas de venta. Pero en enero de 2010 bajaron estas cifras hasta 26.357 hipotecas de nuevas ventas de viviendas. Es cierto que en este enero de 2010 se firmaron más hipotecas globales que en el mismo periodo de 2009, pero porque más de ellas eran de refinanciación por nuevas condiciones.
El mercado de venta sigue parado. Pero es cierto que no está estancado por igual. En las grandes ciudades, con viviendas que han bajado de precio y tienen una calidad o situación buena, la venta se va realizando de forma lenta. Por otro lado, en viviendas de alto precio pero en los extrarradios de las ciudades o en segundas residencias, el parón es casi total. La costa mediterránea es la zona en donde más se está dando esta situación, por falta total de compradores y por ser un mercado en donde los propietarios no quieren bajar los precios, esperando mejores momentos, siempre que no necesiten con urgencia la liquidez.
La situación está pendiente de algunas consideraciones que moverían más a la baja los precios de la vivienda. Que los bancos y cajas de ahorros no saquen al mercado de venta sus activos inmobiliarios, en cuyo caso y por efecto del precio de salida todo el mercado se moverá a la baja en poco tiempo; que no empiecen a subir el Euribor por la recuperación de otros países; que no aumenten los embargos por impago lo que obligará a los bancos a acelerar la salida al mercado de sus viviendas; que no se acelere la construcción de nuevas viviendas por efecto de cambios públicos en inversiones o leyes o que no siga aumentando el desempleo y el miedo.


P,D. Los datos de febrero son algo mejores, pero siguen muy bajos si los comparamos con 2007/2008 y no con 2009. Cierto es que hay que trasmitir positivismo si queremos salir de esta. Y los bancos y el Gobiernos sobre todo (y con él, todos), son los primeros interesados en que cunda la reactivación del mercado inmobiliario. Los impuestos que acompañan a la compraventa de vivienda son tan tremendos que pueden destrozar las economías municipales y autonómicas de media España.

2 comentarios:

  1. Mientras no se venda el stock de viviendas de las inmobiliarias, y bancos, no se podrá construir más. Además, hay mucho suelo esperando...

    ResponderEliminar
  2. Hay tanto suelo, y está pasando tanto tiempo con la situación congelada, que en algunas ciudades se van a modificar las tendencias. Y me explico.
    Algunos barrios sobre los que se pensaba crecer según los Planes de Ordenación Urbana ya aprobados hace unos años, van a ver congelado su desarrollo a costa de otros que por coste de mantenimiento, resultan más baratos para los Ayuntamientos.
    Las ciudades horizontales son muy caras de mantener.

    ResponderEliminar