10.2.10

¿Por qué la productividad en España es tan baja y tan cara?

Se habla mucho de que la producción en España sale más cara que en otros países europeos, curiosamente con sueldos más altos. Y muchos dan como única solución, bajar los sueldos todavía más.
La realidad es bien distinta.
En España se organizan las empresas con sistema “tipo militar”.
Hay cuatro soldados por cada cabo (ya sé que hay chistes sobre esto, pero es real), cada dos cabos hay un cabo primero que también trabaja y sobre dos cabos primero un sargento que trabaja cuando hay mucho curro. Cada dos sargentos hay un teniente y sobre dos de estos un capitán. Por cada cuatro capitanes hay un comandante y por encima de este están “los amos” en forma de coroneles y generales.
El sistema de las empresas eficientes se basa más en “el sistema deportivo”.
Por cada (entre) 10 ó 25 deportistas hay un entrenador que tiene un ayudante y un profesional médico que hace varias funciones. Por encima de este equipo hay un dueño o a lo sumo varios en una SA que han puesto a un gerente.
La diferencia entre número y coste de personas que “fabrican” y personas que “organizan” es bien distinto, y es sencillo darse cuenta del error.
¿Porqué muchas de nuestras empresas, sobre todo PYMES, son así?, pues sobre todo porque los generales no saben, no disponen de los conocimientos suficientes para, por una parte, dar el poder organizativo a profesionales de la gerencia, y aquí me da igual que tengan varias carreras universitarias o no, y por otra porque confundimos beneficios con vivir MUY bien. 

Hay pocos empresarios y muchos especuladores del trabajo ajeno.

Todavía nuestras empresas son en gran medida fruto de herencias y/o en otros casos frutos de la osadía por crearlas. E incluso en muchos de estos casos, suele ser osadía y atrevimiento sin base suficiente o sin conocimientos del mundo empresarial organizado y moderno.
Tener dinero y decisión para crear una empresa no quiere decir que se tenga que estar al mando de ella. Tampoco lo contrario. No es lo mejor cuando la empresa es de un tamaño mediano o grande y los problemas requieren soluciones profesionales, si además no se tienen los conocimientos suficientes y aquí no valen los adquiridos en el ejercicio del crecimiento de la misma. 
Ser empresario es un oficio complicado, al que en España se apuntan quienes sin oficio quieren ganar mucho dinero, si es posible además en poco tiempo.

1 comentario:

  1. 1) La diferenciación "militar" vs "deportivo" me ha parecido muy buena y muy interesante.
    El porqué de que muchas empresas sean así es harina de otro costal, sin que sea algo como que la gente no se da cuenta. Se dan cuenta, por supuesto, pero aún así, en España, hacer empresas eficaces, dinámicas, entusiastas y "deportivas", es algo que no tiene sentido. En España la empresa es algo denostado y maltratado.
    Amancio Ortega no es un héroe; no es el Cid Campeador. Es una especie de sujeto mafioso que tiene casi que vivir escondido. Con este panorama de comunismo impregnado en el sentir íntimo social, las empresas no pueden ser proyectos sólidos a largo plazo y donde uno vuelque grandes ilusiones, inversiones o esperanzas. Las empresas son pequeños chiringuitos, son oportunidades, aprovechamiento de diferenciales de precios (o especulación), pequeñas operaciones simples, etc. Y por supuesto, lo de buscar sistemas óptimos, eficientes, de entornos motivantes,... eso es como montar El Bulli en Sierra Leona.

    España ES UN PÉSIMO PAÍS PARA LOS NEGOCIOS, SI ESTOS INVOLUCRAN TRABAJADORES ASALARIADOS.
    Los primeros perjudicados con esto son los emprendedores, los empresarios, comerciantes,...
    Y desde luego los trabajadores eficaces, esforzados, talentosos, ambiciosos, que son muchos. No sé si la mayoría, pero tal vez.

    Una Unión General de Inadaptados, que son buscadores de la máxima cantidad de dinero al mínimo esfuerzo posible (la cara más obscena de la especulación), sin riesgo de acabar en prisión, claro, resultan ser lobbies tremendamente eficaces que acaban mandando a un montón de trabajadores eficaces y funcionales al paro (tasa española 20%-25% - tengo un post al respecto), poner los sueldos por los suelos (típico del comunismo, todos pobres y punto, pero todos tienen así "algo" al menos), y convertir POR COERCIÓN LEGAL el trabajar en un conjunto PapaNoelesco de derechos al asalariado, que ¿quién exactamente está buscando eso??

    Si tan dañina es la supuesta relación de vender el propio trabajo, en vez de hiper-regularla para así poder “saquear al rico”, ¿por qué simplemente no se prohíbe el trabajo asalariado y se acabó?


    2)
    Ser empresario es en ocasiones una profesión muy complicada, como otras muchas. Depende del sector puede serlo menos.
    • No hace falta tener oficio para ser empresario, quiero recalcarlo. Comprar y vender coches o pisos o plátanos no requiere más que voluntad de comerciar.
    • ¿"Para ganar mucho dinero"? Obviamente tendrá que ser para ganar dinero, digo yo, ¿no? Y cuanto más, mejor. ¿Para qué iba a ser si no? Para leer buenas críticas en algún blog? Y si los empresarios o cualquier otra actividad no es remunerada satisfactoriamente acorde a su esfuerzo, coste, riesgo y expectativa, simplemente se desincentiva y degrada, con todo lo que eso conlleva para dicha actividad.
    • Querer ganar dinero en poco tiempo no tiene nada de malo. Vamos, de hecho todo ser humano quiere hacerlo, ¿qué pasa, el ser humano es ahora malo por naturaleza o qué? Detecto demasiada contaminación comunista en todas estas afirmaciones, en las que sólo falta pedir un extracto de la cuenta corriente al vecino, con cara de Doña Rojelia

    Pues nada, intentaremos que surjan empresarios basados en no sé qué extraña bondad quijotesca que no existe en ningún ser humano, y hasta que no sean así seguiremos quejándonos, aunque el paro récord mundial siga subiendo...
    No hay más ciego que el que no quiere ver.

    3)
    La economía no es más que un reflejo de la cultura y sentir erróneos y retrógrados de la sociedad, más el factor añadido de sus líderes electos; el gobierno en turno. Que es un SOCIALISMO, no lo olvidemos.

    España tiene en números, advertencias y panorama, lo que merece por su forma retrógrada de sentir y comportarse. Así de simple, nos agrade oírlo o no.

    ResponderEliminar