30.1.10

Consideraciones sobre el aumento de la jubilación propuesto por ZP 67

Antes de subir indiscriminadamente la edad de jubilación, más de una forma tan rápida en el tiempo, hay otras medidas más eficaces y menos duras.
1/ Si hay que subir la edad de jubilación, hay que ralentizarla hasta al menos el año 2030 como fecha de inicio y nunca el 2013, excepto que haya problemas graves que se nos ocultan.
2/ Si un día las cuentas de la S.S. no salen con superávit, se puede ir tirando del remanente que hay ahorrado. ¿O no está bien ahorrado e invertido?
3/ Si se entra en déficit, los Presupuestos Generales del Estado pueden (deben) soportar los gastos, como se hace en carreteras, la Casa Real, inversiones en armas nuevas o gastos corrientes del Estado.
4/ Es más importante hoy hacer un recambio generacional en las empresas, dejando entrar a los jóvenes, más preparados, más eficaces, más baratos, más necesarios para una sociedad del futuro que obligar a seguir ocupando los cada vez menos puestos de trabajo a los mayores de 65 años. Es imposible competir en el mercado europeo y menos en el globalizado, con una generación laboral tan vieja y tan poco preparada.
5/ No se tiene en cuenta ni los años trabajados, ni los cotizados, ni el tipo de trabajo ejercido, ni la salud de las personas con 65 años, momento vital complicado.
6/ Poner el inicio de la ampliación de la edad de jubilación en el año 2013 supone que las primeras personas que sufrirán esta decisión serán generaciones que empezaron a trabajar a los 14 años.
7/ No se entiende el apoyo de esta medida por los empresarios, cuando son los que más desean despedir a trabajadores de más de 50 años, por que son los que más sueldo tienen en las empresas, los que son menos moldeables para sus pretensiones de un mercado a “su medida”, los menos preparados por mucha experiencia que tengan. No hay que olvidar que el valor de la experiencia laboral decrece cuando las nuevas tecnologías y la globalización hacen cambiar los valores de la relación laboral.
8/ Es más lógico y fácil evitar las prejubilaciones por motivos económicos de las grandes empresas (nunca lo han sido en las pequeñas), de trabajadores de 50 años.
9/ Es más social y lógico que se amplíe la edad voluntaria de la jubilación hasta los 70 años, con subidas de la prestación por esos años de más. Es más lógico subir los años de cotización necesarios para acceder a la jubilación, o los años sobre los que se calcula la base de la jubilación, o basarse en cuadros profesionales de categorías laborales para aplicar subidas en la edad de jubilación. Sí, una jubilación más a la carta. Por ejemplo quien acceda a un grupo de cotización determinado debe saber antes de ese ascenso que supondrá por ejemplo dos años más de periodo laboral necesario para poder jubilarse. Directivos, etc. pueden trabajar hasta los 67/70 años mucho más cómodamente que los operarios u oficiales, que son incapaces de soportar la presión laboral mucho más allá de los 55 años, si llevan 40 años trabajando.
10/ Hay que trabajar urgentemente para que la generación joven de estos 10 años últimos entren en el mercado laboral. Como sea, a costa de lo que sea. Si no logramos incorporar urgentemente a este segmento de la población, no servirán de nada todo tipo de medidas laborales y de sostenimiento de la SS. España dejará de ser competitiva y nos encontraremos un hueco social de complejo comportamiento sociológico e incluso llegado el caso, violento.
11/ Necesitamos rejuvenecer las empresas con las personas más preparadas de la historia de nuestro país, demostrar que la formación sirve para algo, intentar que sea posible la independencia económica de dos generaciones, hay ya paradas y sin futuro claro. Ellos no podrán jubilarse nunca, ni a los 67 ni a los 75, pues no habrán cotizado los años mínimos hoy necesarios, para el 100%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario