18.12.09

Salarios mínimos. La lógica de Keynes explicada por Krugman, explicado por Mpa



Saludos. Hoy quiero explicar, gracias a un texto creado por Krugman que he adaptado para el blog, la falacia de creer que aumentar el salario mínimo, o no liberalizar el mercado de trabajo trae problemas para la economía.

En primer lugar: ¿Cómo se determina el número de empleados de un país?

Las empresas, contratan a los trabajadores de forma que el salario que obtiene cada uno sea igual al valor del producto que fabrica. Es decir, si yo cobro 20 euros, debo, por esos 20 euros, realizar un trabajo que en el mercado valga más de 20 euros, para que el empresario tenga, además un beneficio.
Si aumentan los salarios porque el gobierno lo obliga, los empresarios necesitan, o bien aumentar precios, o bien aumentar la productividad de cada trabajador (si tiene que cobrar 10 euros más pues que haga en el mismo tiempo un valor de 10 euros más), o inclusive bajar su beneficio.

Para que aumente la productividad del trabajador lo que se hace es despedir a trabajadores, ya que en media la productividad decrece cuantos más empleados tienes (hablamos de medias y en grandes agregados, en una empresa pequeña aumentar el número de empleados puede aumentar la productividad). Digamos que despide a esos trabajadores que relativamente hacen menos en la empresa. Fabricara menos productos, pero también pagara menos salarios.
Al bajar el número de empleados baja la producción.

En realidad, por los diferentes factores (aumento de precios y disminución de producción) lo que conseguimos es que, por el lado de la oferta, aumenten los precios para cada producción. Es decir, para tener lo mismo que teníamos antes del aumento de salarios, habrá que aumentar precios.

Lógica económica liberal: Este aumento de precios hará descender el valor total del dinero en la economía, lo cual hará subir los tipos de interés, y la inversión, que se guía por estos, descenderá, por lo que finalmente la producción agregada descenderá. Por lo que, aumentar los salarios hace descender la producción.

Lógica keynesiana / Mpa:
Parte de que hay muchas rigideces en los mercados, y las cosas no son tan fáciles de explicar. En estos momentos que suban los precios no es realmente un problema, de hecho el gobierno lo intenta subiendo el IVA para que el riesgo de deflación (que dejó a Japón estancado, por ejemplo) no aparezca y hunda todo. Y por otro lado, el tipo de interés también es en gran parte decisión de otras organizaciones que lo fijan. Además, las decisiones de las inversiones se ven condicionadas no por el tipo de interés, sino por el beneficio esperado. Si los tipos de interés suben, este beneficio esperado baja. Pero en las condiciones actuales, con tipos de intereses bajos, las decisiones dependen en mayor medida del beneficio bruto, que no varía con respecto a los salarios. Es decir, la preocupación de los empresarios ahora mismo no es si van a poder devolver los interés del préstamo, sino si el préstamo les va a servir de algo.

Por ejemplo, de forma alternativa, aunque los salarios bajasen gracias a la liberalización del mercado del empleo que quiere proponer el PP, el descenso en precios que se derivaría de todo ello haría incrementar la cantidad de dinero real, pero aunque descendieran los tipos de interés las empresas no cambiarían de golpe sus decisiones. Que más le da a la empresa que el dinero le salga gratis (sin intereses), si en estas condiciones cualquier negocio va a fracasar (hablamos de beneficio esperado, no quiere decir que luego realmente fracase).

La teoría pues queda así: Suben los precios de mercado para cada producción. La producción no varía. Por lo que suben los precios.
Es decir, aumentar los salarios hace aumentar los precios. El número de empleados no varía. Y aquel beneficio que decíamos que obtenía el empresario podría caer un poco.
En definitiva tenemos que los salarios reales no varían (tienes más salario, pero al comprar más caro, puedes comprar lo mismo que antes), e incluso este salario podría crecer si el beneficio de lo empresarios baja. En definitiva, nada varía negativamente.

Dos apuntes más:

¿Pero ahora mismo el número de empleados está bajando?

Si, pero no es por aumentar los salarios, sino por el descenso en la demanda de consumo por el incremento en la deuda privada de la economía. No tiene nada que ver. Lo que explico aquí es que aumentar los salarios, o al menos no liberalizar el mercado, no trae malas consecuencias para la economía, o al menos no tantas como los liberales nos intentan vender.
Y el punto de gracia: El estado no va a aumentar los salarios, porque no puede decidir por los empresarios. Lo que si puede hacer es subir el salario mínimo. El efecto sería el mismo, con un añadido más: la convergencia entre rentas.

Claro, los que no abogan por las practicas socialistas es normal que intenten desprestigiarlas evocando a falsos fantasmas económicos.Además de que la crítica a los salarios mínimos pasa por una presunción sobre "el valor de los trabajadores" de la que quiero hablar otro día.

3 comentarios:

  1. Me gustaría escribir con vosotros, más que nada para redebatir lo que decís. ¿Es decir que tu mismo estás diciendo que incrementar el SMI aumenta los precios? ¿Sabes que ocurre con eso? Simplemente provoca que las empresas exportadoras sean menos competitivas y disminuyan al mismo ritmo que las exportaciones, el empleo.

    ResponderEliminar
  2. Encantado Roberto.
    El SMI tiene que tener un juego complicado de aseverar. Porque afecta a excesivas partidas. No es sólo lo que cobran algunas personas por su trabajo.
    Lo cierto es que en España es muy bajo en relación a otros países de su entorno, por ejemplo Grecia donde se habla de bajarlo. Pero aun así es muy bajo lo que propicia grandes diferencias entre sueldos.
    Tenerlo bajo, efectivamente, ayuda a tener los salarios bajos, y con ello a poder exportar más. Pero hay otros muchos caminos que parece ser que no tomamos, pues exportamos muy poco en relación a lo que deberíamos.
    Por ejemplo un país con SMI alto, Alemania, es una gran exportadora. Luego hay muchos factores

    ResponderEliminar
  3. Como dice Indeciso, hay muchas alternativas para aumentar la competencia que no simplemente el hacer bajar los salarios. Estaríamos buenos si tuviéramos que cobrar menos para exportar más. ¿Qué queremos? ¿Ser Chinos o Alemanes?
    Lo que hay que hacer es invertir, tanto en capital, en la tecnología, como en el trabajador. Incentivar que estudie, incentivar que sea productivo. Incentivar su papel en el sector productivo, cosa que hemos perdido. No sé si aumentar el salario mínimo lo consigue, pero desde luego bajarlo no.

    Por otro lado, de las exportaciones no se vive. Creo que fueron los mercantilistas los que creían que solo serian ricos aquellos países que exportaran, lo cual ya lo demostró falso Ricardo. Lo que cuenta es el crecimiento interno y nacional. Y dentro de ese marco, exportar más de lo que importas, para que las rentas no salgan fuera del país.

    ResponderEliminar