29.12.09

La publicidad en internet. Su futuro a corto plazo.

El gran debate de la rentabilidad de los medios de comunicación en internet tiene bastante que ver con la capacidad de los anunciantes para confiar en intenet y en la rentabilidad o no de sus productos.
En la actualidad la publicidad en internet es mala, se hace sin tener una idea clara de qué es capaz de soportar el lector, de cómo se puede rentabilizar la inversión a costa de que los lectores se la tomen en serio y la miren al menos.
La publicidad en internet no debe molestar al lector, pero a su vez debe ser atractiva para que este la observe. El idioma gráfico y publicitario en internet no es igual al del papel, lo saben bien todos los creadores, pero todavía no están encontrando el punto de calidad que aúne la no molestia y le interacción, aunque sea visual.
Una página puede tener muchas visitas, pero la publicidad debe ser rentable para el lugar, y aquí parece que los anunciantes no están de acuerdo en pagar lo suficiente para ello. Hay que recordar que la publicidad en televisión también está bajando tremendamente en su eficacia, pues el espectador sabe sortearla y ha perdido mucha de su eficacia.
Es muy posible que haya que explorar nuevos sistemas publicitarios. Imagino que surgirán páginas con publicidad encubierta, en donde sin decirlo se hable bien o mal de algunos productos, bien en blog o en páginas de medios de comunicación, como herramienta vírica de publicidad.
Si un blog tiene información de un producto en concreto, de un servicio determinado y tiene muchos lectores a los que llega con sus comentarios, y es un sitio respetable con una calidad de lectores alta, sus opiniones serán muy valiosas para ese producto pero también para sus lectores, lo que a su vez beneficiará al producto o servicio.
Esto se está haciendo sobre todo en tecnología, en viajes, etc. Pero se puede explorar en muchos otros contenidos publicitarios. Siempre con una escasa manipulación, pues no debemos obviar que el lector de internet tiene un nivel de exigencia y crítica, muy alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario