4.11.09

Opel se queda en manos de GM. Los alemanes se cabrean


Que el gobierno alemán se haya cabreado y muhco puede indicar dos cosas, que no le gusta nada que GM haya decidido no vender pero sobre todo, que tras la venta a Magna se escondía un acuerdo cerrado de que las plantas alemanas y belga estaban muy atadas a costa de otras plantas, incluida la aragonesa.
Por que no se nos debe olvidar nunca, que el pulso complejo no eran tanto los despidos a corto plazo, que serán inevitables en todas las posibilidades, como la viavilidad a medio y largo plazo de las plantas de cada país.
En esta pelea de despachos, hay que ganar el medio plazo, y Aragón en esto, tiene muchas ventajas porque los trabajadores han demostrado ser los mejores, tener una planta muy rentable y ser capaces de adaptarse a los cambios.
La responsabilidad de todos los trabajadores de Opel España es un activo que hay que defender.
Y el gobierno de Madrid tendrá que poner encima de la mesa algunos millones, porque a GM le interesa mantener la producción pero a costa de ahorrar y no reinvertir mucho.
Por cierto, todavía no sabemos bien los motivos de la marcha atrás. ¿Qué peso habrá tenido el hecho de que detrás de Magna estuviera un banco ruso de inversiones y el gobierno de EEUU? No es cuestión de ver fantasmas, sino de saber que las tecnologías y los dineros también se mueven a golpe de seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.