27.10.09

El futuro (cambiante) de todos los medios de comunicación

Los medios de comunicación tradicionales, todos, están llamados a transformarse profundamente en un periodo corto de tiempo. Digamos que en un par de décadas ya habrán iniciado el camino del cambio total. Puede parecer mucho tiempo pero es que todo requiere una asimilación y los propios medios se van a defender con uñas y dientes, dado que el cambio será sobre todo sobre su modelo de negocio.
Seguirán existiendo periódicos y televisión, radio y cine, libros en papel y publicidad de cartelería. Pero todo movido de su actual posición.
Los periódicos van a ser previsiblemente los primeros en ver movido su suelo junto a los libros escritos en papel como segunda opción de cambio. Podemos decir que cambiará el soporte aunque no excesivamente los contenidos, si somos capaces de lograr la rentabilidad de los restos del naufragio.
La televisión cambiará de lugar en el salón, para ser más personal, trasladarse a las pantallas más pequeñas del teléfono, del portátil, del ebook. Será muy complicado rentabilizar y por ello entregar calidad a través de sistemas que no aceptan ni la publicidad directa ni los contenidos de pago excesivo. En estos campos es donde se tendrá que trabajar duro si queremos mantener la calidad de servicios, necesarios por otra parte para una sociedad que aspira a más. Pero al igual que en otros oficios la calidad que hoy se consume es menor a la de hace una década o dos, puede suceder que tanto los periódicos como la televisión tenga contenidos de mucha peor calidad que la actual.
La radio tiene su futuro casi garantizado, ha demostrado una fortaleza increíble y ha sabido mantener la calidad,
El cine tendrá que buscar clientes a costa de bajar los precios y entregar productos de calidad de sonido e imagen excelentes. Tiene que entrar la alta resolución en todas las películas, si se quiere mantener espectadores de sala.
El libro en papel tiene los años contados. Es obsoleto y no tiene sentido almacenar en pisos pequeños bibliotecas que además no se pueden consultar haciendo búsquedas por temas o por palabras. Puedes tener mil libros pero si quieres buscar información sobre un tema, recurrirás a Internet siempre. Se necesita tener lectores a color, delgados y baratos más un acceso a los libros personalizado para evitar su copia, algo que incluso los propios lectores al final agradecerán, pues a casi nadie le interesa que todos tengan toda SU biblioteca. La información es poder.
Y si, la publicidad, seguro, será la que encontrará sus nichos de rentabilidad con más facilidad, pues vive precisamente de eso, de saber penetrar en el subconsciente de los consumidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.