15.9.09

Opel Aragón (Figueruelas) no tiene quien le escriba

En mi pueblo dicen "entre todos la tenían, y ella sóla se murió", y la hisotria de Opel en Aragón lleva camino de convertirse en el primer caso en España en el que a una empresa de este tamaño, no se le apoya desde Madrid como en otros renombrados casos.
Pero no porque falte voluntad política, sino por incapacidad para saber gestionar otra crisis más y esta si, sin que sea global ni responsabilidad de "otros".
Zapatero no tiene capacidad para negociar, pero no por falta de responsabilidad para hacerlo, sino por defecto en su propia capacidad de visión futura, por su nula labor a la hora de abordar los problemas ante Europa o ante Rusia.
Alemania se nos ha comido el pan y nosotros, como convidados de piedra, vemos como Iglesias no puede hacer nada y Zapatero no es capaz de sacarle el tema ni a los rusos ni a los europeos.
Así es imposible que Opel España (más conocida como Opel Figueruelas, aunque en realidad es más correcto llamarla Opel Aragón) pueda demostrar que todo su trabajo para ser la mejor empresa de Opel en el mundo sirva para algo.
Detrás de las decisiones de Opel y GM se esconden decisiones políticas y no económicas y por eso deberían ser gestiones políticas las que Zapatero debería haber hecho.
Aragón y por ello España, van a perder una oportunidad de oro para mantener industrias importantes en su país. Tras el cierre de una o dos líneas de producción en Opel, vendrá la sustitución de los proveedores de componentes, porque Magna es precisamente fabricante de lo mismo que ahora sirven las empresas auxiliares que rodean a Opel Aragón.
La responsabilidad está clara. La incapacidad también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario