13.9.09

La venta de GM a Magna, una malísima noticia

Malísima noticia.
Eso sí, esperada tras meses de incertidumbre.
Ningún responsable político podrá decir que le pilló por sorpresa. Se veía venir.
GM ha vendido Opel a Magna y a su socio financiero ruso y eso se va a traducir en un importante recorte de la plantilla y en una terrible incertidumbre acerca del futuro industrial de la planta aragonesa de Figueruelas. Y ni Zapatero ni Iglesias se han batido el cobre para defender el empleo de Opel. Han andado desaparecidos mientras la canciller Angela Merkel ha puesto toda su artillería en defensa de los intereses de sus contribuyentes.
La comparación entre los primeros ministros de España y Alemania es odiosa. Los intereses de Aragón, a los pies de los caballos. Y el impotente Marcelino pide prudencia.
Manda huevos, que diría Trillo. Con su prudencia, así nos va.

Artículo de Chesús Yuste. Diputado en las Cortes de Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario