16.8.09

Nos faltan líderes gobernantes que sepan nadar

De todas las crisis se sale, pero a veces peor de como se entró. Los periodos de cambios son también de oportunidad, pero no todos sabemos/podemos coger al vuelo las que se nos presenten. Incluso a veces si no creamos oportunidades, son otros los que apovechan el momento para pescar en río revuelto.

Si nos fijamos en la política de estos dos últimos años, veremos que las miserias son más que los brillos, porque no hemos tenido la suerte de gozar de grandes líderes que sean capaces de mover de sitio las normas y las ideas. Tenemos excelentes fontaneros de la política o incluso excelsos mediocres de la nada que permaneces siempre grises para así ser como el perro del hortelano.
Saldremos sin duda de este periodo duro, pero que nadie se crea que saldremos sin heridas, porque se equivoca. Es imposible salir como si esto no hubiera sucedido nunca, porque se han movido la sillas y algunos han perdido la suya. España no tiene políticos de primer nivel, al menos gobernando y eso lastra las posibles salidas airosas.
No estamos haciendo otra cosa que aguantando como se puede no hundir la cabeza, pero nada más. Si el barranco se empeña en seguir lanzando barro, nos ahogaremos sin remisión. No estamos haciendo nada para aprender a nadar, y así es imposible salir vivos, pues cada uno se preocupa solo, de no ahogarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario