1.8.09

El verano cruza el ecuador

Estamo entrando en el agosto de la crisis, cruzando el ecuador del verano 2009, con una gripe A que nadie sabe si sobrevaloramos o no, y con algunas pinceladas de lo que puede ser el otoño caliente.
Tras el portazo de la patronal, o mejor dicho, el del Gobierno, harto de aguantar tontadas del siglo pasado, viene la Casa Real avisando de que no quiere aumentos de sueldo, como si viera venir al lobo, soplando en las orejas, y un Alonso que indica que TODOS nos tendremos que apretar los cinturones, tras quitar los 400 euros que nunca debieron aprobarse.
El turismo está algo mejor de lo que se esperaba, que era muy mal, aunque las últimas patadas en los riñones de ETA pueden amenazar sobre todo, a un otoño muy bajo, pues agosto está vendido.
Las viviendas todavía no están bajando lo que deberían, tal vez aguantando porque los bancos son los dueños y no pueden consentir que bajen los precios de sus activos. Ya veremos quien aguanta más, si tenemos que soportar una economía muy enfriada durante al menos otro año más.
De momento, España se ha ido de vacaciones al pueblo, que es como sale más varato, y reza para que en septiembre su empresa no sea de las que no han podido abrir, porque ya no tiene sangre.

1 comentario: