13.8.09

El problema del paro en España es muy complicado

Se siguen vendiendo menos pisos, la morosidad comercial está bajando simplemente porque se compra menos y las familias no quieren endeudarse, el paro se ha frenado porque estamos en pleno verano y todos estamos atentos a octubre y el turismo no ha sido tan catastrófico porque los propios españoles han veraneado en su país o en zonas de proximidad, maquillando las cifras.

El otoño va a ser muy caliente, porque en Europa y en concreto, España, la economía no está mejorando de verdad. Las cifras microeconómicas pueden ser estables, pero las macroeconómicas nos van a dar más de un susto, aunque es posible que no se publiquen porque el miedo es la gran amenaza de la crisis.
Hay que mejorar, como sea, las cifras de empleo. No se puede seguir con unas cifras de paro tan altas y con una recuperación del empleo, cuando llegue, tan lento, como ha sucedido en otras crisis que han sacudido a este país.
Nuestra economía productiva está asentada en cimientos de papel y hay que cambiar muchas cosas. Debemos, todos, que ponernos las pilas sobre el problema del empleo en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario