10.7.09

Los encierros de San Fermín en Pamplona; una fiesta peligrosa


Es increible con qué levedad se enfentan a un encierro en San Fermín, en Pamplona, gentes aparentemente normales, de todas las edades, pensando que las fiestas son sólo eso, periodos de alegrías y desenfrenos…

Los encierros de San Fermín en Pamplona son peligrosos y tienen unas normas de funcionamiento muy estrictas que mucha gente se salta por idiotez. Hoy ha sido un fallecido, pero podrían haber sido muchos más, y eso que se cuidan hasta los más mínimos detalles para intentar minimizar el efecto brutal de una carrera delante de los toros, muy peligrosa.
Nunca sabemos nada de los heridos, cuando han pasado varios meses, porque la estela de los encierros es muy larga.
Es una fiesta internacional que hay que controlar más, regular aunque esto no guste a los taurinos y aficionados, al igual que se regula la valocidad en las carreteras. Tanto por los fallecidos (pocos para lo peligroso que es) como los muchos heridos de todo tipo.
No se puede consentir estas masificaciones delante de unos toros con dos espadas en la cabeza, sin entrar a valorar que lo que es cada día más complejo de aceptar son las propias fiestas taurinas en donde la sangre y la violencia forma parte inseparable de la misma.

5 comentarios:

  1. La verdad no conozco mucho del asunto, pero es lógico que es muy peligroso. ¿Que raro que a estos dias se sigan realizando estos tipos de juegos?
    Bueno saludos fue un gusto pasar siempre te miro te dejo mis saludos desde Buenos Aire.

    Tavo

    ResponderEliminar
  2. Vienes muchos personas de otros países, sobre todo de EEUU.
    Es un recorrido de poco más de un kilómetro por las calles de Pamplona, entre los corrales y la Plaza de Todos, pero este atractivo turístico con una base histórica importnate, se está convirtiendo en un juego para muchos turistas.

    ResponderEliminar
  3. Adriana Maria2:41 p. m.

    UY uy uy!!! a esto le llamamos Fiesta.
    Y aun más ignorancia cuando hablamos de fiestas taurinas..... donde humillamos sin compasión.
    Preguntate? Te gustaría ser el toro ??????

    ResponderEliminar
  4. No, no, no. Se le llama fiesta porque es una fiesta. Pero yo no quiero ni ser el toro ni el aprticipante de la fiesta.
    Otra cosa es que los que participan, se lo toman como una fiesta de sangre, pero fiesta para ellos.

    ResponderEliminar
  5. Aunque me gusta ver los encierros de Pamplona y madrugo para verlos, no me gustan las corridas de toros ni demás espectáculos taurinos que se hacen en las fiestas de nuestro país. Esas fiestas como el Toro de la Vega, el toro enmaromado, los toros de fuego, y demás festejos donde la res sufre a costa del divertimento de los demás, nunca las he entendido.

    Pero creo que los encierros,son otra cosa, más cuidada,donde cada día más gente se juega la vida delante de un toro. Es una pena que algunos mozos inconscientes y faltos de experiencia tiñan a veces la fiesta de negro.

    Porque nos guste o no, en este país decir toros es decir fiesta.

    ResponderEliminar