19.7.09

El precio de la chatarra. Cómo ayudar a sobrevivir cuando nada hay.

Hasta no hace muchos años, las personas con grandes dificultades económicas, podían sobrevivir a costa de recoger chatarras y botellas…
…por las calles, y vendiéndolas en locales en donde a golpe de algún engaño o no, les daban lo justo para sobrevivir.
No era aquello un sistema de supervivencia que se debiera consentir, por los abusos y engaños y por lo que representaba para la degradación de las personas. Pero servía para que algunas familias con problemas graves, pudieran resolverlos.
Hoy, avisando de que no se trata de solicitar la vuelta hasta aquellas barbaridades, los pobres de solemnidad no pueden ni comer de esta práctica laboral.
Les compran la chatarra a 6 céntimos el kilo.
Es decir, por 30 kilos les dan 1,80 euros y para poder recoger por las calles esos 30 kilos se tienen que patear toda una mañana un barrio, arrastrando el peso.
Si el precio de la chatarra es en verdad este, ¿cual es el motivo real para que se intente reciclar por todos los medios?
Si es importante que se recicle, por el motivo que sea, medioambiental o de valor residual, el precio que se debe pagar a los que recogen basuras por las calles para sobrevivir debe ser mucho más alto. Es injusto que nos hagan ver que es importante reciclar y a la vez nuestro trabajo de hogar sirva para restarles posibilidades a los más necesitados.

Antes les engañaban (solo) los chatarreros, ahora todos ponemos un poco de nuestra parte.
Puede parecer que estoy mezclando churras con merinas, pero simplemente me quejo de ciertos abusos. ¿Quá hacemos cada uno de nosotros por evitar que familias enteras no puedan sobrevivir por problemas económicos?
¿No estamos asistiendo a una vuelta al pasado, con más graves problemas de subsistencia, mientras miramos todos para otro lado?

1 comentario:

  1. Anónimo5:56 a. m.

    Esta claro que han ido surgiendo diferentes tipos de monopolio a la sombra de las necesidades medioambientales crecientes, la basura se acumula por doquier y una grandísima parte es material reciclable, así que el que tiene la sartén por el mango, generalmente políticos o amigos de políticos y se monta una empresa a nivel nacional en pro de la ecología y monopoliza el mercado.

    ResponderEliminar