14.5.09

¿Por qué secreta razón la Seguridad Social se concibe como un ente separado del Estado?

¿Por qué secreta razón la Seguridad Social se concibe como un ente separado del Estado y se exige de ella que sean los ingresos de los cotizantes los que sufraguen íntegramente el pago de las prestaciones como si no cupieran vías alternativas de financiación? ¿Qué ocurriría si pensáramos en los mismos términos de la Educación, la Sanidad, el Ejército o, por qué no decirlo, la propia Casa Real? ¿Se ha llegado a plantear en algún momento que el Ejército es una institución deficitaria y que, por lo tanto, debemos proceder a reformarlo buscando su sostenibilidad financiera a largo plazo? ¿Y si no se piensa eso del Ejército por qué hemos de asumir que debe de ser así para el caso de las pensiones? ¿Por qué sólo se cuestiona la sostenibilidad financiera de las instituciones vinculadas al Estado de bienestar y no se hace lo mismo con otros sacos sin fondo a donde van partidas presupuestarias cuya relevancia social es mucho menor?

Si superáramos esa forma de concebir la Seguridad Social y asumiéramos que, en tanto que institución del Estado, éste debe responder con todos sus ingresos por el pago de las prestaciones de jubilación nos encontraríamos con que la amenaza recurrente sobre la insostenibilidad fiscal de aquélla desaparecería.

Y es que no hay ninguna razón que justifique que las pensiones deban financiarse exclusivamente a través de las cotizaciones de los trabajadores y no pueda recurrirse a los ingresos generales del Estado para tal fin. La propia historia de la Seguridad Social española nos dice que en ningún momento ésta ha estado dominada por esa lógica de la igualación entre pensiones y cotizaciones.

Es más, si recurrimos al análisis comparativo con los países de nuestro entorno nos encontramos con que en tan sólo 8 de los 27 Estados de la Unión Europea se igualan pensiones a cotizaciones y que países como Francia han creado un impuesto especial, la contribución social generalizada, para dotar el Fondo de Reserva y para financiar las pensiones en el futuro. ¿Por qué entonces en España no se mira a lo que hacen los países más avanzados en materia de políticas sociales y se sigue a pie juntillas el discurso neoliberal más rancio?

Por expresarlo más claramente y sobre la base de los datos que proporciona Eurostat, ¿por qué en estos momentos Italia puede mantener un gasto en pensiones del 14,7% de su PIB, Austria del 14%, Alemania del 12,7% o Portugal del 13% y España no puede llegar a sostener ese porcentaje en 2050 cuando se supone que para entonces nuestra renta nacional será superior a la de casi todos esos países? ¿Por qué el gasto medio en pensiones en la Unión Europea de 27 miembros es del 12% del PIB o en el área del euro es del 12,4% del PIB y esos porcentajes no se consideran insostenibles en estos momentos y, sin embargo, si se consideran para el caso de España en donde el gasto en pensiones no llega al 9% del PIB?

Alberto Montero Soler es profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga
http://www.revistaelobservador.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.