11.5.09

En La Muela hay políticos que no salen por mucho que se comente de ellos.

Es muy curioso que tras el escándalo de La Muela se vayan escuchando mensajes entre políticos de una determinada línea gobernante, mientras que otros líderes de gran solera permanezcan sin aparecer ni en comentarios siquiera.
Como si ellos, los NO aparecidos, supieran que era mucho mejor no meterse en camisas de once varas o bien que los terrenos peligrosos los suelen recorrer apartados de teléfonos que dejan huella.
No está claro que tras La Muela pueda surgir un escándalo “gordo” entre otros motivos porque los actores principales parecen “listos” y capaces de disimular muy bien los errores. Caerán sin duda, estos pringaos de inversiones caribeñas, porque más tontos no se puede ser como ladrones políticos, cayendo en errores de los años 80. Pero pocos más, porque sabedores de que no hay que dejar huellas, las reuniones “sabrosas” se tenían en reservados de plato fino y caro, rodeados de buen vino.
Es necesario que alguien “cante” y entregue carne fresca con pruebas escondidas, y de momento no hay nadie con ganas ni motivos para tirarse a la piscina. Se necesita a un juez con mala baba que sepa tirar de los hilos, tanto de los blancos como de los trasparentes, y haga hablar con soltura. Si no es así, algunos se van a marchar de “rositas” para poder seguir presentándose a nuevas elecciones.
Y los tontos les seguiremos votando. Somos de premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.