30.12.08

Israel, Irán y los amigos de los amos. O cómo provocar una guerra para salir en los libros.

El señor George no sabe como irse a casa sin lograr pasar a la historia como un "buen" político, así que ha pensado que es el momento de provocar a Irán para que no siga fabricando defensas.
Y la mejor forma de provocar al chulo de la clase es darle de hostias al amigo pequeñajo que le ríe las gracias. En este caso a Hamas.
En medio, el pueblo palestino muere y llena de sangre la historia de este entre siglos que estamos viviendo, como un pueblo sin poder, sin voz, sin nadie que le defienda.
Israel es el "listo" de la clase que le pasa apuntes al mal estudiante George para que copie en los exámenes, y a cambio como el tal George es más alto y fuerte, le defiende simplemente haciendo saber que son amigos.
En estos momentos no es que haya choque de civilizaciones, que también, sino sobre todo hay choque de líderes mundiales que quieren pasar a los libros como "profetas" visionarios.
Si no fuera porque todo un pueblo está muriendo por nada, parecería un ajedrez "Gran Hermano" para la televisión, pero la sangre inunda las calles por mucho que no se deje a los periodistas que enseñen cosas desagradables para el márketing político.
De existir Dios o Ala, de existir los dos, se habrían juntado en el cielo y con unas cervecitas en la mano, habrían bajado a dar dos hostias bien dadas, a algunos políticos vestidos de traje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario