19.11.08

La crisis de IU es un tema serio y complicado

Los electores no perdonan las divisiones en las formaciones políticas, ni la indefinición, ni la falta de líderes claros, ni los bandazos ideológicos, ni las deudas económicas excesivas.
Y los partidos políticos se deben a sus electores, nos guste a todos o no, pues son los que dan sentido a su trabajo. Si no desean pasar por el examen de los electores, deben dejar de ser partidos políticos y convertirse en asociaciones políticas, algo que ya he comentado en otras ocasiones.
Por eso la crisis actual de IU es preocupante por varios motivos.
La división y el enfrentamiento interno es indisimulable y amplio tanto en aspectos territoriales como en líderes nuevos o viejos o en ideas programáticas.
Es imposible predecir qué tipo de partido saldrá de esta nueva IU, y si bien quedan todavía más de 2 años hasta las próximas Elecciones Generales, el lugar desde el que se parte y las malas economías con las que se comparte el camino va hacer muy difícil encontrar soluciones nuevas.
Con la que está cayendo en Europa, se necesita una nueva izquierda, con plateamientos modernos a la vez que abiertos y pegados a los problemas sociales, se necesitan líderes que trasmitan gestión e innovacion en sus planteamientos políticos, las ideas viejas no sirven por mucho que se añoren, sean estas ideas de izqueirda o de derecha.
La sociedad se transforma constantemente y con ella la soluciones a los problemas, y aunque puede parecernos que todo sigue igual, lo cierto es que las formas de pensar de las sociedades no permaneces inalterable.
Por eso remuestrear el comunismo es un error, y es imposible decir que se es comunista sin abrazar las ideas básicas de este sistema político y económico, perfectamente conocido para lo bueno y para lo malo, a la hora de plantear soluciones a la actual sociedad.
El futuro de IU pasa por la refundación abrazando ideas abiertas de izquierda, alzándose como formación política moderna y no antigua, demostrando que detrás de su organización hay un líder claro y no una suma de clanes complejos y de nombres elegidos desde la guía Campsa.

2 comentarios:

  1. Anónimo12:16 p. m.

    Creo que IU está como está porque su ideología está más pasada que Lenin

    ResponderEliminar
  2. Creo que hoy se necesita un partido a la izquierda del PSOE, pero desde luego moderno, ágil, cercano a la sociedad global (nos guste la palabra o no) más que simplemente cercana a la izquierda reivindicativa, porque lo que se necesita es dar soluciones a los problemas.
    La izquierda también puede ser posibilista.

    ResponderEliminar