5.11.08

El paro, la crisis y la depresión global

Tras una crisis financiera que no todos asumían, vino una recesión global que obligó a tomar medidas importantes y a creerse esta vez si, que la crisis era grande.
Pero tras la recesión en la que estamos ya inmersos aunque no todos lo notemos, va a venir una Gran Depresión económica, con cifras de paro alarmantes y problemas económicos serios.
Pero no a todos nos va a afectar por igual la crisis.
Y además hay que añadir que esta "Depresión" que inevitablemente va a venir, es en parte resultado del miedo generalizado a que la recesión sea brutal y nos afecte a todos.
Somos pues responsables sin quererlo, de que la depresión económica sea mucho más profunda de lo que debería, pues nuestro miedo hace que no consumamos o que despidamos a trabajadores que pensamos pueden sobrar en el proceso productivo, que no invirtamos en activos, que no movamos el dinero de manos para reactivar la economía.
Ante el miedo, el gobierno pocas medidas más puede tomar, pues una vez producido es casi imposible curarlo sin emplear la medicina del tiempo como bálsamo.
Por otra parte, los parados mayores de 50 años lo van a tener muy difícil para encontrar soluciones a su problema laboral. Parados en muchos casos sin una preparación alta y con un futuro abierto con incertidumbre.
Las medidas futuras deben atender más a la sociedad que más va a sufrir la crisis y que menos defensas tiene, e intentar que se reactive la economía, aunque sea de manera artificial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario