22.10.08

Salvemos Carabanchel

Es cierto que hay que mirar al futuro con ojos abiertos que no tengan rencor, que no guarden malas babas; es cierto que conservar recuerdos tristes lleva a la melancolía.
Pero la historia hay que respetarla sobre todo para que no la tengamos que volver a vivir.
Carabanchel es un barrio con necesidades de todo tipo, incluido el de disponer de un edificio histórico que logre no hacer olvidar su nombre, tan unido a la democracia en este país.
Carabanchel fue una cárcel y por ello debería ser demolido. Pero es también un lugar de sufrimiento y de lucha, un sitio lleno de recuerdos de ciudadanos todavía vivos en este país. Por ellos debemos salvar de la demolición un Carabanchel que debe recordarnos que hasta hace poco hubo campos de castigo en esta España que hoy es libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario