8.10.08

Capitalismo viejo, capitalismo nuevo. La responsabilidad de la izquierda europea en el siglo XXI

El capitalismo liberal del siglo XX está muerto por culpa, no de una izquierda que haya sido capaz de ofrecer una alternativa, sino por las mezclas de laboratorio de unos especuladores neoliberales que creían que era inmortal.
A partir de ahora la izquierda europea, la única izquierda ilustrada con posibilidades de crear escuela, debe reinventarse, porque es posible cambiar el sistema que ahora mueve el mundo.
Y lo es porque el que hay ha demostrado además débil y enfermo.
La responsabilidad de la izquierda debe ser asumida sin complejos, y ser capaz de crear un nuevo orden mundial más justo, más lógico, más humano, más verde, más compartido.
Se necesitan nuevas ideas que muevan a este mundo oxidado y viejo, se necesitan nuevos líderes europeos capaces de crear pensamiento y debate, capaces de gobernar con carisma a una sociedad harta de una pandilla de hienas que han jugado con los números de todos para su gran negocio personal.
La responsabilidad de la izquierda consiste en no quedarse anclada en las viejas ideas, en reinventar el socialismo para adaptarlo al siglo XXI, para hacerlo más asequible a todos los segmentos de la sociedad. No hablo de crear una tercera vía, hablo de crear un nuevo socialismo, porque el viejo también está herido al no ser capaz de ofrecer alternativas tras la caída del Muro de Berlín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario