20.9.08

La economía no se compra, se arregla.

Todo el barullo que se está montando actualmente con la economía se puede resumir en una tonta frase: Mi perro se porta muy bien, excepto cuando se porta mal.

Me encanta cuando los liberales hablan de mercados y de ofertas y demandas, y de curvas y rectas, y capital y trabajo, y largo plazo, y el sistema económico obviando a la mayor que todo el sistema se debe fundamentar no en si mismo, si no en los que la conforman, usease nosotros, como consumidores y como productores.

Ahora mismo el liberalismo no ha fallado. No puede fallar. Sin una mínima y correcta intervención pública sabemos, y ya tenemos experiencia, que desemboca en descalabro. Pero aun así el liberalismo no puede fallar, por que la crisis es cíclica y ya se podía vaticinar. ¿No es absurdo?

En unos años, cuando pase esta crisis, los liberales nos dirán: Ven, ya paso, si es que el liberalismo se arregla a si mismo. Es una teoría política tan valida como cualquier otra.
Y seguirán hablando de Adam Smith como si siguiéramos en el panorama socio-económico de 1776, y se llenaran la boca con la libertad, y el individualismo.
Y, hombre, si tomamos el liberalismo en el largo plazo como, “la actuación de los individuos” como tal, tienen razón. Y es que no hay nadie más que nos pueda salvar.

Ayer subieron mucho las bolsas. Inyectaron mucho dinero en la economía, y subieron las bolsas. Pero el problema sigue estando. Si por un casual mañana mismo se arreglaran los bancos y todo volviera a la normalidad, esa normalidad nos llevaría de nuevo al descalabro.
Y es que hay que diferenciar un bache económico, (un ciclo en recesión, que como en todo aspecto socio-cultural, seguirá estando, provisto por el miedo, o por ciclos de inversión, o por un estancamiento económico, etc), de una crisis provista por el mal funcionamiento del sistema.

En ese caso, cuando lo que ha fallado no es meramente cíclico, sino una política financiera agotadora (dar dinero de cualquier manera, fomentar el endeudamiento, la deuda externa, no controlar minimamente los precios de artículos básicos, como las viviendas…), entonces no se puede comprar a la economía. No se puede inyectar dinero en los bancos y esperar que todo se resuelva solo, porque a medio plazo, seguimos estando en las mismas.
Hay que solventar los fallos económicos que tengamos, y dejarse de obviarlos solo por que “si pasa algo se arreglará solo”. Por que no se arregla solo, se arregla con el esfuerzo de todos.


Y que se acabe ya el timo de "la mano invisible", que cansa bastante.
Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario