19.9.08

Aprender a jugar en Bolsa

La gente, los consumidores, tienen que aprender a jugar en Bolsa antes de meter sus ahorros en bocas de tiburones de todas las familias posibles.
Es increible la cantidad de pequeños ahorradores que sin saber nada de Bolsa dejan sus dineros de sobra, en manos de profesionales de jugar con el dinero ajeno. Los bolsistas ganan una pasata gansa sobre todo con el dinero de los demás, ellos si que saben jugar sobre seguro, pero para ello necesitan siempre tener a pardillos que caigan en sus garras.
Por cada acción que baja de cotización hay una venta a la baja (o mil) y por cada vez que sube una cotización, una compra de algo que está barato y que se aprovechan de ellos unos tipos listos que si saben si aquello que se compra vale más o menos de lo que figura en un panel.
Es inentendible que familias enteras se jueguen sus cuartos como si fueran las quinielas, convencidos de que aquello es el modo más sencillo de hacerse millonarios. Y lo curioso es que es cierto, pero solo para los más listos.
Que no quepa duda que por cada pérdida de valor en una acción, alguien pierde pero como los dineros no desaparecen, alguien gana. Y por cada subida de acciones sucede lo mismo.
Lo peor para los tiburones bolsistas es que esta está calmada pues sin turbulencia es imposible pescar peces de los gordos. Contra más veces suba algo en el ciclo, más personas se pueden hacer ricos y más pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario