29.8.08

McCain contraataca

La incógnita se ha destapado con sorpresa, no excesiva pues yo ya apuntaba algo parecido hace unos días, pero si con una elección pensando más en los electores indecisos y cabreados por la pérdida de Hillary, buscando los votos que pueden ser suficientes.
Se nos olvida a todos los que trabajamos algo el márketing electoral el poder tremendo que tienen los votantes indecisos, los que no saben de política, los que incluso la odian.
Es cierto que no deben marcar el calendario y ni mucho menos el programa, pero hay que reconocer que son ellos los que posibilitan que unas opciones u otras sean las que asciendas o las que desaparezcan. Los que cambian gobiernos.
Con un fondo muy similar en la imagen publicitaria a la de Obama, con ciudadanos en masa apoyando por detrás a los candidatos, en tonos azules que se repiten y con un detalle rojo suficiente para recordar el color nacional, eso si con menos sonrisa pues ellos son más conservadores y serios, mirando en este caso a los electores de frente, y sin intentar (es imposible) acercar las edades de los candidatos.
La campaña está empezando ahora, después de una agotadora precampaña eterna, y la pelota no está en ningún campo. Va a ser una campaña muy ajustada, más con la figura de Palin apelando a la gente joven y al voto femenino, sin duda apelará de una forma velada a los valores de madre, a la responsabilidad de la madre americana para con sus hijos.
Iremos aprendiendo.

2 comentarios:

  1. John Mc Cain, anciano y dicen que independiente dentro de su partido, elige a una senadora joven y conservadora. Capta al voto femenino y capta a aquellos republicanos más conservadores que si bien jamás votarían a Obama podían pensarse no votar.

    ResponderEliminar
  2. Pero no ha sido capaz de elegir a una mujer conocida que infunda confianza.
    DAda su edad, la de McCain, las posibilidades de que su Vice tome el poder son altas, y debería haber elegido a una persona con más carisma, por ejemplo a la actual ayudante de Bush, a la secretaria de estado.
    Mujer que posiblemente aspire a algo en su todavía larga vida política.

    ResponderEliminar