25.7.08

La jornada laboral francesa

Francia de mano de Sarkozy, ha mandado a…, bueno ha suprimido la jornada de 35 horas semanales que intentaron poner en funcionamiento los socialistas hace 12 años. Y la derogación no se ha quedado solo en eso, sino que amplía las horas semanales posibles hasta las 48.
Pero como no le parece suficiente, además el empresario también podrá pedir de manera individual a sus trabajadores renunciar a los días de descanso y trabajar hasta 235 días por año, incluso más, siempre que no se sobrepase el límite de los 282 días, si se llega a un acuerdo colectivo en el seno de la empresa al respecto.
Pequeños detalles que nos indican los caminos por los que andan desde Europa.
El lema de Sarkozy es claro, “trabajar más para ganar más”, algo que en la España de los años 40 ya practicaban los pluriempleados españoles, y eso que España no era Europa.
Yo entiendo que ganar más, trabajando más, es de bobos. Lo saben hacer todos. Ya, se me dirá que los parados no y es cierto, pero no se arregla ese problema precisamente haciendo trabajar más a los que trabajan, sino repartiendo el trabajo entre todos.
Vamos a entrar pues, en un periodo de crisis dura, en donde los que caigan en el paro tendrán muy complicado encontrar futuro y los que estén en el trabajo tendrán que laborar más horas para poder ganar más y gastar más para que el sistema funcione. Luego nos sobran personas, y por eso las mandamos al vacío. Nos importa tres pimientos que no produzcan y que no consumen, simplemente queremos que los que entren en el círculo del sistema estén siempre firmes y a punto de revista, no tanto en aras de la productividad y la competitividad (imposible en momentos de globalización si no tenemos políticas empresariales distintas a las de la especulación), como de la obtención de beneficios, algo loable desde el punto de vista empresarial, no tanto desde el punto de vista político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario