5.6.08

Escucha, escritor, vamos a empezar. Trucos para empezar a escribir.

Tú eres un gran escritor, el mejor que conoces, el que tienes más a mano para pedirle consejos, el amigo que te escucha. No lo dudes, déjate llevar por él. No escribas más que para leerte, goza leer lo que escribes, y no lo compares con nada. Es lo mejor porque es tuyo.
Escucha mientras escribes, cómo te van saliendo las palabras, como avanzas, no intentes ser brillante, no pienses si el lector que no eres tú, entenderá lo mismo que estás entendiendo tú con tus pensamientos, ahora no es lo importante esto. Si tu te entiendes, lo estás haciendo bien. Y si no te entiendes, puede ser incluso que lo estés haciendo mejor.
También hubo y hay escritores surrealistas.
No intentes impresionar a la gente, intentando escribir bien, imagina que te planteas hacer lo mismo cuando hablas, te dirían pedante y cursi, si son suaves. No, avísate de entrada, que nunca vas a publicar, que nunca vas a obtener el Premio Nóbel, que estás escribiendo porque te gusta hacerlo. Verás cómo así, te fluye la escritura con facilidad, como si no te pones metas imposibles, avanzas y creces.
Escribe, escribe.
¿No sabes de qué?, pues escribe de que no sabes sobre qué escribir.
Pero hay trucos.
Ponte una imagen delante de tu hoja en blanco y escribe sobre ella. Deja fluir las imágenes, las palabras, escribe lo que te va saliendo. Puede ser un relato sobre lo que ves o sobre lo que esa imagen te inspira, pero también sobre lo que esconde, sobre algo distinto que te viene a la mente en el acto de observar.
Otro truco.
Coge una palabra del diccionario, lo abres y eliges una sin motivo ninguno.
Escribe un relato corto en donde aparezca esa palabra en el primer párrafo. Él te marcará el camino, te abrirá puertas por las que discurrirá tu escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario