7.6.08

Crisis de talentos o cómo no valoramos la formación y la experiencia

Hablamos mucho de crisis económica, todos entendemos de Euribor, de TAE o de subprime, pero poco se dice de una crisis mucho más duradera, mucho más importante. La crisis de talentos.
Este mes de junio, la revista CAPITAL lo ha puesto en portada, porque es un grave problemas que no valoramos en su justa medida.
Acostumbrados a que se deben congelar los salarios, a que la mano de obra es algo que lastra la producción, nos encontramos con que gran número de licenciados españoles se van a trabajar a otros países, en donde se les valora más, en donde cobran más sueldo, en donde es más normal poder seguir investigando y formándose en sus carreras.
Se calcula que para el 2020, en España, falten entre 1,3 y 3,3 millones de personas de alto nivel laboral, si nos atenemos a la evolución actual entre licenciados universitarios españoles que efectivamente se quedan a trabajar en nuestro país y las necesidades reales.
¿Qué nivel de fracaso universitario tenemos en España?
Nos faltan médicos y los importamos, pero no podemos utilizar a los que hemos formado con nuestros impuestos, no nos pueden atender los que se han formado en nuestras Universidades, con nuestro sistema educativo.
En las empresas faltan profesionales de nivel alto, bien porque no potenciamos la formación continua, bien porque la Universidad no trabaja teniendo en cuenta el mercado laboral en constante evolución, bien porque deseamos pagar unos sueldos muy justos y no dedicar inversión en I+D+I
Lo cierto es que se deben buscar inmigrantes cualificados, para poder cubrir las demandas de alto nivel, lo que posiblemente hará que cambiemos el concepto triste de que la inmigración, es mano de obra que rompe mercados laborales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario