6.5.08

¿Estaremos llegando al fin del capitalismo o es solo una crisis más?

Todos los sistemas que sirven para hacer funcionar las sociedades tiene su desarrollo y su fin. Todas. No las voy a enumerar, la última que cayó fue el comunismo. Pero está claro que la que actualmente hace funcionar para bien o para mal el actual sistema, desaparecerá. Todo es perecedero.
¿Estamos llegando a su final?, hay muestras de que estamos en una fase complicada, de que las complicaciones que ahora llamamos crisis pueden ser más importantes que otras veces. Es increíble que por ejemplo el petróleo esté subiendo un 87% en un año, inmersos además en una guerra provocada precisamente para intentar que su precio no se disparara. El acceso de China, India y países de su zona de influencia al mismo sistema capitalista hará que este se convierta en otra cosa, porque los números no van a conseguir el pilar sobre el que se ha fundamentado el sistema actual.
El mercado ya no va a ser capaz de regularse por si mismo. El mercado nuestro, quiero decir. El mercado no va a jugar a favor de los países ricos, no lo está haciendo e inevitablemente al dejar de funcionar bien, se adaptará. Porque precisamente ese ha sido el gran punto positivo del sistema capitalismo, su capacidad de adaptación según se movían los mercados, las innovaciones, el crecimiento social.
No sabemos, creo, el sistema que servirá de recambio. Incluso no sabemos si será una adaptación del actual o uno totalmente nuevo. Hasta ahora la historia nos enseña que todo sistema cae o nace, se trasforma o desaparece tras una guerra importante en los países punteros en el sistema que nace o se muere. Es duro pero es historia. Como es cierto que tanto el comunismo como la actual decadencia está sucediendo cuando los países dirigentes no sufren una guerra, sino más bien cuando sufren una crisis de la que siempre salen reforzados en el cambio, a costa de otros países.
Europa siempre ha sido tierra de guerras, siempre ha sido el tablero sobre el que se juegan las partidas. En las últimas décadas ha conseguido que se despiste la guerra hacia tierras del Oriente Próximo, en un juego de cubiletes que de momento le está saliendo bien. ¿Pero está Europa en condiciones de seguir jugando a esto?. De momento solo un dato.
Si el cambio euro dólar, estuviera a 1,2 en vez de a 0,64, la gasolina en nuestro país, para todo y para todos estaría a casi 3 euros el litro. La subida de la gasolina la estamos soportando a costa de un cambio de divisas manipulado para permitir la competencia de los productos norteamericanos en un momento de recesión.
¿Podría Europa pagar el combustible al doble del precio actual?

No hay comentarios:

Publicar un comentario