21.5.08

El trasvase y el ajedrez

Los gerentes, los padres, los entrenadores, los presidentes están sobre todo para defender a sus representados. También en el corto plazo. A veces hay que jugar con los alfiles, pero tener preparados los caballos para la jugada "de verdad", pero siempre hay que defenderse con maestría y con seguridad. Cuando uno se enroca y piensa que simplemente con esa jugada ya se va a ganar la partida o al menos se van a hacer tablas, se equivoca totalmente, pues un enroque no garantiza más que sufrimiento en la defensa y exponerse a que un simple peon pueda convertirse en pieza y ganar la partida o a que un caballo bien movido te haga sangre constantemente.
Un enroque sirve para defender mejor la posición del líder, para no emplear muchas piezas en la defensa, y así emplearlas en el ataque, porque detrás de todo enroque debe estar siempre la idea de ganar atacando, de plantar cara con tus razones en la defensa de tu posición.
Si algunos no saben jugar al ajedrez, no se qué están haciendo en política. Si algunos no saben plantar cara a las piezas de Madrid, no están cumpliendo con las expectativas de la partida y deben abandonar tirando al rey contra el tablero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario