4.4.08

Normas para conceder hipotecas o cómo conseguir una hipoteca, sin morir antes.

Para los que vayan a obtener una hipoteca pero también para los que desean saber más sobre la crisis inmobiliaria, nos les iría mal tener en cuenta unos pequeños datos.
En estos momentos (2008) los bancos y cajas de ahorros dan hipotecas basándose en las nóminas de los que las solicitan, y nunca dan más del 40/45% del valor neto de la misma.
Como un millón de las antiguas pelas (curiosamente los pisos todavía se venden en millones aunque se cobren en euros) sale por unos 29/32 euros el millón dependiendo de entidad financiera y de si se hace la hipoteca a 30/35 años, podemos deducir que una persona con un sueldo de 1000 euros netos, puede solicitar una hipoteca de unos 13 millones. Unos 70.000 euros.
Como se puede pensar enseguida, cantidad insuficiente para ninguna hipoteca.
De nada sirve pues decir que los pisos están caros, simplemente es que no hay suficiente personal con liquidez o sueldo que pueda comprarlos. Por efecto de la ley de oferta y demanda, los pisos con urgencia bajarán, y el resto saldrán del mercado esperando mejor ocasión.
¿Que a qué se dedican ahora los bancos si no van a sacar jugo de las hipotecas?, pues primero a rezar para que el corral de gallinas hipotecadas que le ponen huevos todos los meses, no le quiebren. Tienen unos años en los que a costa de un repunte en los intereses van a tener suficientes huevos para que los bancos puedan seguir ganando mucho dinero. El endurecimiento de las condiciones de las hipotecas es simplemente porque ya no quieren correr más riesgo, ahora toca recoger beneficios.
Eso si, a costa de toda una generación de jóvenes que están acogotados porque con cada movimiento del corral, se les salen las tripas por la boca.
Y el Gobierno mirando para otro lado.
Y la sociedad eligiendo para la gestión, desde la abstención o desde más de lo mismo.
Todos aparentemente contentos. ¿Crisis?, ¿para quien?

No hay comentarios:

Publicar un comentario